Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex 35 sigue por libre pero vuelve al terreno negativo en el acumulado del año

  • Las últimas declaraciones de Powell (Fed) lastran a la renta variable
  • Mientras, mantiene su distancia con el EuroStoxx
Madrid

El pasado miércoles el Ibex 35 consiguió salir del terreno negativo en el acumulado del año. Todo una proeza si se tiene en cuenta que el resto de sus comparables está lejos de conseguir este objetivo. Sin embargo, el selectivo español no ha conseguido mantenerse firme al cierre de la semana y vuelve a terreno negativo, recortando un 0,7% en el año.

Aun así, el Ibex retiene su distancia de más de diez puntos porcentuales respecto al EuroStoxx 50 desde el primero de enero. El selectivo de referencia paneuropeo pierde un 10,6% en el año, algo que no difiere de lo que ocurre en el parqué parisino (el Cac cede un 7,9% en el mismo periodo) ni en la bolsa de Frankfurt (retrocede un 10,9% en 2022). A excepción de la jornada del viernes, la semana ha sido favorable para las plazas del Viejo Continente, lo que ha llevado al EuroStoxx a acercarse de nuevo a su resistencia en los 4.050 puntos si atendemos a los criterios técnicos aportados por el asesor de Ecotrader, Joan Cabrero.

No obstante, este índice se situó al cierre de ayer a un 5,5% de alcanzar este listón. "Se aprecia cierto vértigo por parte de los inversores según se acerca el EuroStoxx a los 4.050 puntos", estima el experto que también recuerda que mientras no se supere esa resistencia no se puede descartar una amenaza bajista que en el peor de los escenarios llevaría al índice a la zona de los 3.000-3.100 puntos. "No soy partidario de comprar hasta que, al menos, el EuroStoxx 50 alcance de nuevo la zona de los 3.400 puntos", apunta Cabrero.

Sin embargo, y a pesar de que el Ibex 35 ha mostrado más fortaleza que el resto de sus comparables en Europa, todas estas bolsas padecieron un recorte de la última sesión de la semana, como se mencionaba con anterioridad. La misma suerte se dio en Wall Street lo que evidencia que la renta variable se vio influenciada por las últimas declaraciones del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, que no descarta una subida de medio punto en la próxima cita de la institución. Palabras que se produjeron escasas horas después de las del vicepresidente del BCE, Luis De Guindos, que no descarta que Europa vea en julio su primera subida de tipos en once años. Es más, el mercado, según Bloomberg, ya descarta tres subidas de tipos en la eurozona para este año.

Por valores, la banca y el turismo son los grandes ganadores de la semana, con tres firmas por sector (Bankinter, Sabadell y Santander por parte de la banca y Meliá, IAG y Amadeus por parte del turismo) dentro de las diez alzas principales. Bankinter se encumbraba como la más alcista del selectivo de las 35, con un alza del 7,6% desde el lunes. Perseguían su subida Grifols y Banco Sabadell, que se hacen con subidas del 7,3% y el 6,5%, respectivamente.

El sector farmacéutico vivía las dos caras de la moneda. Rovi caía hasta ser la más bajista de la semana, dejándose un 5,8% de su valor, seguida de Ferrovial con un descenso del 3,74% y la energética, Red Eléctrica que perdía un 3,21% desde el lunes.

A expensas de los bancos centrales

Las últimas declaraciones vertidas desde la Fed y el BCE también han elevado la volatilidad en el mercado de divisas. Al cierre de la sesión de ayer en Europa, el euro se cambiaba por 1,08 dólares tras una ligera apreciación de la moneda norteamericana. Sin embargo, el euro ha sido la divisa que ha mostrado mayor debilidad en los últimos cinco días no solo por las políticas de la institución presidida por Lagarde, sino por el destino de las elecciones presidenciales en Francia que verán su fin mañana.

Así, la mayoría de firmas de análisis vincula esta debilidad del euro (que se deprecia un 5,17% en el año al cruce con el dólar) al posible triunfo de Le Pen, euroescéptica, que las encuestas ven como poco probable aunque si llegase al Palacio del Elíseo, Roger Thomson de Bloomberg habla incluso de ver paridad en el cruce de divisas. Es decir; un euro por un dólar.

Las ventas de renta fija continúan acelerándose a medida que crecen las expectativas de inflación en EE.UU y la posible revisión de los tipos de interés que el BCE puede realizar en la zona euro a partir de julio. Así, las rentabilidades a vencimiento de los principales bonos continúan una semana más disparadas. El bono estadounidense vuelve a un 2,9% de rentabilidad esta semana y toca máximos de 2018 y el bund alemán, por su parte, roza el 1%.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

luiggi
A Favor
En Contra

Analistas tecnicos ?? venga.....hay todavia alguen que se lo crea ? . Las cotizaciones bursatiles estan en funcion de los bdeneficios empresariales, o sus expectativas, y de la especulacion. Lo demas un cuento chino

Puntuación 0
#1