Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex cosechará beneficio histórico sin 'real' brasileño

  • Un salto cualitativo para que el Ibex supere los 50.000 millones
Interior del Palacio de la Bolsa, en Madrid. Foto: Getty.
Madrid

La foto del Ibex es mucho más histórica de lo que nos deja ver una triste pelea por conquistar los 9.000 puntos. El daño que hace que el selectivo español no recoja los dividendos pagados es enfermizo porque hace pensar a muchas personas que la bolsa española solo destruye riqueza. En realidad, el Ibex se encuentra a menos un 5% de máximos históricos si se tienen en cuenta los dividendos cobrados. Reitero: ¡solo a un 5% de su techo!

Pero hay más. La cosecha de beneficios del año del retorno a la normalidad del Ibex 35 será extraordinaria y superará los 50.000 millones de euros. También será año histórico. Para alcanzar esta cifra sumará que Endesa tratará de acercarse a los 2.000 millones, de no haber expolio del Gobierno a sus beneficios; Repsol superará con creces esta cifra por el alto precio del petróleo. Iberdrola e Inditex se moverán en torno a los 3.500 millones. BBVA dejará atrás los 4.000; Caixabank, los 5.000; y Santander, los 7.500 millones.

Volvemos a una cierta normalidad de los beneficios, pero donde de verdad se sustenta un salto cualitativo para que el Ibex supere los 50.000 millones de euros será en las ganancias de Arcelor y Telefónica. En el caso de la acerera la multiplicación de márgenes la llevará a ganar más de 10.000 millones de euros. En el de Telefónica son los extraordinarios de las desinversiones de las torres de Telxius y la joint venture en el Reino Unido los que premian una cuenta de resultados que el mercado castiga.

Muchos inversores de Telefónica se preguntan cómo con los mejores resultados trimestrales de la operadora de la historia la acción ha continuado cayendo. En realidad es fácil de explicar, el beneficio bruto de explotación ha caído un 8,9% y mientras la compañía ha controlado el problema de la deuda reduciendo su tamaño no queda claro cuáles son los vectores de crecimiento para dejar de pensar que Telefónica se está empequeñeciendo.

Hay otro vector que explica que el mercado se haya desinflado con Telefónica: el real, aunque su contribución haya sido plana en el trimestre. La cotización de Telefónica tiene una simetría con el cambio de la divisa brasileña y el euro. Entre los meses de abril y junio quisimos ver un viento a favor del real que lo llevó de 0,15 euros a 0,17 euros, mientras la acción de Telefónica consolidó de los 3,5 euros a los 4 euros.

Pero ese viento de cola no se ha convertido en tendencia y el real se vuelve a cambiar por 0,15 euros, mientras la economía brasileña es más una alarma que un reclamo con una inflación por encima del 10% y sospechosos crecimientos por debajo del 2% para los próximos años que alertan de estanflación si acaba mitigándose a nada la mejora del PIB. Telefónica tiene la mejor operadora de Brasil, pero el real se cambia lamentablemente a la mitad que lo hacía hace cinco años (0,3 euros).

*Joaquín Gómez es director adjunto de 'elEconomista'.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin