Director adjunto de elEconomista. Asesor del Fondo Tressis Cartera Eco30. Promotor del Eco10 y Eco30 Stoxx

Indiscutiblemente la masa madre de la sorprendente subida de la bolsa se sustenta en muy pocos valores en 2024. Nvidia, Microsoft, Meta, Amazon y Alphabet son las responsables de dos terceras partes del alza del S&P 500 y las seis compañías europeas que más peso tienen aportan el 50% de los puntos netos del Stoxx 600 en lo que va de 2024. Si se añade a esto que más de la mitad de los valores de ambos índices arrastran pérdidas en el año se entiende la enorme asimetría de mercado que se está produciendo.

La consultoría de marketing digital Making Science está a punto de cumplir cuatro años desde que dio el salto al BME Growth. Con José Antonio Martínea a la cabeza de la compañía, etre sus hitos desde su fundación, en 2016, destaca por ser la agencia digital líder en España y con presencia en más mercados. Concretamente, en 15. Pese a su penalización bursátil, con una caída del 8% en el año, sus resultados corren a un ritmo superior al del sector de la publicidad, y esperan un ebitda de entre 14 y 15 millones para 2024, y de entre 23 y 27 para 2027. Entre sus planes, la compañía realizará una ampliación de capital (el 83% del capital se encuentra actualmente en manos de directivos, incluido José Antonio) próximamente con el objetivo de atraer a inversores institucionales que proporcionen una mayor estabilidad a la acción.

Cortito y al pie del Ibex

Hay un aforismo clásico del mundo de la inversión que dice que si me muestras el incentivo, te enseñaré el resultado. La frase, que se utiliza para justificar el motivo por el que se cobran comisiones de gestión, la relaciono con el endémico papel de la bolsa española de ser el mercado europeo que se compra más barato. El Ibex es indiscutiblemente el índice en el que se paga menos por el beneficio de sus compañías en Europa, y seguirá siéndolo porque no hay incentivos para que esta situación cambie.

Josep Prats es uno de los analistas de bolsa europea más veteranos y responsable del Abante European Quality, un fondo que concentra sus inversiones entre 20 y 25 valores. Entre las principales apuestas aparecen firmas tecnológicas como ASML o SAP, junto a Air Liquide, LVMH, Inditex o bancos como Unicredit o BNP Paribas, un sector que, a su juicio, puede seguir ofreciendo buenas rentabilidades, pese a que el mercado rebaje las expectativas con una bajada de tipos de interés cada vez más próxima.

Cortita y al pie del Ibex

Hay una percepción generalizada de que no es el momento de entrar en bolsa. La reflexión supongo que es para los inversores tácticos de mercado porque los estratégicos creo que siempre debemos tener un porcentaje de nuestra cartera invertido en renta variable y siempre tenemos que hacer aportaciones periódicas.

Conseguir rentabilidades consistentes en sus diez años de vida es uno de los rasgos que definen a Brightgate Global Income Fund. Es el mejor fondo de renta fija de su categoría a 3 años, con una rentabilidad anualizada del 4,5% tanto en este periodo como a 5 años. Aunque, quizás, lo más espectacular es que cerró 2022 con una caída de sólo el 3,9% cuando la deuda global perdió un 13,3% y el bono americano más de un 19%. La proeza es de Jacobo Arteaga y de Javier López Bernardo, sus gestores. Se trata de un fondo con duraciones bajas, generalmente por debajo de los 3 años, que defiende una expectativa de rentabilidad de entre el 6,5% y 7%. "A ella habrá que sumar los aciertos y los errores que tengamos", explica Arteaga. "Aciertos en renta fija es difícil tener, pero errores se pueden cometer muchos", reconoce.

Hace casi dos décadas resultaba casi imposible que el mundo de la inversión enarbolara el ESG. Con el paso del tiempo en Europa lo estamos blandiendo con tanta virulencia que nos acercamos al fanatismo. El postureo sostenible empieza a ser de tal magnitud que se ha agravado ese aserto que hace una década empezamos a escuchar de que China fabrica, EEUU innova y Europa regula.

La expectativa real de recortes del precio del dinero se ha minimizado drásticamente en las últimas encuestas a gestores. Sin embargo, el mercado asumía a finales del pasado año hasta siete bajadas de tipos interés con lo que los inversores estaban dispuestos a pagar en el mercado de opciones. Este vaivén es el que está dirigiendo la renta fija -con un bono americano que llegó al 3,75% y ahora se sitúa en el 4,1%-, y en segunda lectura a las bolsa.

Esta semana nos hemos dejado de preguntar por qué el mercado descontaba tantas bajadas de tipos si no hemos leído a nadie que en su hoja de ruta contemplase tantos recortes. Le escuchaba hace poco a José Antonio Marina que se está perdiendo la capacidad de comprender textos largos. En los textos cortos están los eslóganes, los clips publicitarios, pero no los argumentos. El filósofo utilizaba para explicar lo que está ocurriendo una viñeta de The New Yorker en la que un juez le dice a los abogados defensores: "Para acelerar el procedimiento vamos a prescindir de las pruebas y vamos a pasar directamente a la sentencia".