Bolsa, mercados y cotizaciones

La energía solar brilla este año con alzas de al menos un 30% en bolsa

  • Solaria se incorporará al Ibex 35 el próximo 19 de octubre
  • Solarpack y Grenergy cotizan en zona de máximos históricos
  • Soltec ha anunciado su salida a bolsa antes de que acabe el año
Foto: Archivo

Entre tantos titulares que dejaron los meses de encierro, no deja de sorprender que España fuese el país de Europa con menos horas de sol en los 40 primeros días de confinamiento, según un estudio de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Más allá de la anécdota, no hay duda del potencial de España, y de sus empresas, en el desarrollo y crecimiento de la energía solar en el planeta. Las compañías españolas del sector han tomado especial protagonismo esta semana, con la entrada de Solaria en el Ibex 35 y el anuncio de Soltec de salir a bolsa antes de acabar el año para captar 150 millones. Pero ya venían despertando el interés de los inversores, convirtiendo a la industria en una de las más alcistas del año, con alzas que en el peor de los casos alcanzan el 30%.

El futuro ya no se concibe sin energías limpias. No solo eso, sino que las renovables acaparan en 2020 un enorme interés porque, además de la respuesta al cambio climático recogida en el Plan Verde Europeo, se han convertido en una de las palancas para salir de esta crisis. La Comisión Europea ha recomendado encarecidamente a los países que utilicen el Fondo de Recuperación, entre otras cosas, para la transición ecológica. Y el Gobierno confirmó esta misma semana que dedicará a ello un 37% del dinero recibido.

Dentro del impulso a las renovables, la energía solar gana terreno. Ya el año pasado, "la fotovoltaica copó el 40% de la nueva capacidad instalada a nivel mundial, más que ninguna otra fuente de energía", señala en un informe la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), en el que destaca que "España volvió en 2019 a ser el mercado líder de la energía fotovoltaica en Europa once años después" y el sexto del mundo; China lidera esta lista, seguida de EEUU, India, Japón y Vietnam. Una de las razones con las que los expertos argumentan el éxito de esta energía, y lo que le puede permitir un rápido crecimiento a futuro, radica en los costes. Estos se han reducido un 89% en los últimos 10 años, según la UNEF, y se han convertido en una clara ventaja frente al resto de energías, incluso renovables como la eólica.

Solaria, dedicada a la generación y venta de energía eléctrica proveniente de sus plantas solares, es la firma española con mayor tamaño en la bolsa española entre las especializadas en la industria fotovoltaica. La compañía tiene una capitalización cercana a los 2.400 millones de euros tras 13 como cotizada, lo que la situaría en el puesto 28 por valor bursátil del Ibex cuando se incorpore el día 19. Sus acciones acechan los máximos de finales de 2007 tras una espectacular recuperación que ha ido acompañada de mayor negociación en el parqué. El título se hundió durante la anterior crisis; llegó a valer menos de 30 millones. Pero desde principios de 2018 escala más de un 1.000%, con un alza que supera el 180% este año.

La acción de Solaria ya ha anticipado el hito de su entrada en el Ibex, según Bankinter

Los bancos de inversión que la siguen están divididos, y la recomendación, según el algoritmo que realizan FactSet y elEconomista, es mantener. "La acción ya ha anticipado el hito de su entrada en el Ibex y no vemos valor a estos precios", opinan en Bankinter. En la entidad creen que sus puntos positivos son la visibilidad y recurrencia de los ingresos una vez construidas las plantas solares al igual que el apoyo de los reguladores a la energía fotovoltaica y el plan de inversiones para elevar la potencia instalada, y ven los negativos en "el riesgo de ejecución del plan de inversiones y el endeudamiento que calificamos de elevado". Lo prevén en "8,3 veces en el momento de mayor esfuerzo inversor".

Solarpack, por su parte, consigue la subida más modesta este año, aunque esta alcanza el 30% y la sitúa en niveles históricos, con 560 millones de capitalización, desde su debut a finales de 2018. El interés por la industria ha provocado que desde julio la cubran tres bancos de inversión más (Santander, CaixaBank y Norbolsa), que se unen a los dos que ya tenía (Société y JB Capital). La recomendación del consenso también es mantener.

El otro productor cotizado centrado en energía solar, aunque también en eólica, es Grenergy. La compañía dio el salto a la bolsa en diciembre, desde el Mercado Alternativo Bursátil (Mab, ahora rebautizado como BME Growth), y su capitalización alcanzó el viernes un récord en 540 millones, tras subir un 18,7% solo en octubre. Gana un 47% en el año y su valor se ha multiplicado por 13 desde principios de 2018, aunque su historia bursátil se remonta a 2015. Ya son dos casas de inversión las que la siguen (JB Capital y CaixaBank) y las dos recomiendan comprar.

Inversión a través de fondos

A la espera del folleto de OPS de Soltec, algunos de los gestores más activos de bolsa española tienen en sus carteras una posición importante en estas tres firmas de energía solar, que puede llegar a oscilar entre el 3% y el 5% entre los que más convicción tienen, según datos de Morningstar. Hay fondos de tamaño más reducido como Metavalor o Unifond Small Caps junto a otros de un patrimonio más relevante como Santander Small Caps, Bankia Small Caps o Mutuafondo España.

Miguel Méndez, director general de Metagestión, asegura que existe una tendencia muy buena para las compañías de energías renovables y, en particular, para las de energía fotovoltaica. "Es cierto que Soltec se dedica a construir seguidores solares y, en general, la construcción de este tipo de maquinaria está cayendo en precio. Pero es igualmente cierto que se está integrando verticalmente de forma muy inteligente, lo que seguro generará sinergias a nivel consolidado", explica. Méndez ha apostado fuertemente por las firmas de energías limpias este año, llegando a tener más de un 12% de la cartera del Metavalor en Solaria, a la vez que Grenergy pesa un 4,57%. Unifond Small Caps, gestionado por Raúl Urizar, cuenta con un 5,14% en Solaria mientras que Mutuactivos tiene un 4,76% en Mutuafondo Valores Small and Mid Caps y un 4,69% en Mutuafondo España. Incluso Erste WWF Stock Environment, fondo que ganó en 2019 la Liga Global de la Gestión Activa, cuenta con un 0,57% en su cartera.

José Ángel Fuentes Berna, gestor de renta variable de Mutuactivos, explica que son accionistas de Solaria desde 2018, cuando observaron que "la energía fotovoltaica iba a ser competitiva por sí misma sin necesidad de subvenciones". "Elegimos Solaria porque tenía unos planes muy claros para crecer y así ha sido. Han pasado de 75 Mw de capacidad instalada en 2018 a más de 1.300 Mw en 2021, además demostrando que son muy competitivos ya que lo hacen con el coste más bajo del mercado. A partir de ahora, la compañía va a seguir creciendo. La transición energética hacia energías renovables ha llegado para quedarse y Solaria se ha dotado de los mejores puntos de conexión a la red y pueden volver a multiplicar su capacidad instalada en los próximos años", apunta.

El negocio de Solarpack ha resistido el envite de la pandemia y puede seguir siendo un buen jugador en la tendencia renovable, apunta Raúl Urizar, de Unifond

Santander Small Caps España, gestionado por Lola Solana, tiene un 5,36% en Solarpack y el fondo de Unifond, un 4,40%. "Su negocio ha resistido al envite de la pandemia, a pesar de algunos retrasos en las construcciones de ciertos proyectos. Con una cartera de proyectos en funcionamiento y otros en construcción, diversificados geográficamente (España, Chile, Perú, Malasia y EEUU), y con precios de la energía cerrados en muchos casos en acuerdos privados de venta, creemos que puede seguir siendo un buen jugador en la tendencia renovable", opina Urizar.

En esta transición ecológica, no hay que olvidar que las eléctricas, evidentemente, también juegan un papel clave. Todas las españolas están aumentando su inversión en renovables, y ni siquiera las petroleras quieren quedarse fuera. Dentro de este desarrollo, la solar también copa buena parte en las estrategias de estas empresas. Endesa, por poner un ejemplo, dedicará un 75% de su plan de renovables a esta energía, según explica su director financiero, Luca Passa, en una entrevista a elEconomista.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Bsjii
A Favor
En Contra

Al final no es despreciable todo el CO2 emitido por la solar, al ocupar las tierras agrícolas ahora hay que traer los alimentos de lejos consumiendo gasoil o gas, y a su sombra no crecen plantas que absorban CO2. El ecologismo sin atender a la ciencia (no son los científicos) es la mayor fuente de contaminación, además no hay leyes ni jueces es sólo la ley del más fuerte, el dinero extorsionando para generar más dinero.

Puntuación -3
#1