Bolsa, mercados y cotizaciones

La caída del beneficio llevará a cuatro compañías españolas a rebajar su dividendo

  • Los analistas prevén que Ence, CaixaBank, BME y Viscofan reduzcan sus pagos en 2019
  • La papelera recortará su retribución casi un 40%, desde 0,26 a 0,17 euros por acción
Foto: Dreamstime

El dividendo puede considerarse uno de los intocables para el inversor. Mantenerlo, como mínimo, es prácticamente la obligación de cualquier compañía y cualquiera que haya decidido revertir esta tendencia suele ser sinónimo de problemas. Cuatro compañías de la bolsa española lo harán este ejercicio. Mermarán la retribución a sus accionistas en el dividendo que pagarán con cargo a 2019. Y el motivo no es otro que la caída del beneficio.

El consenso de mercado cree que -y por este orden- Ence, CaixaBank, Viscofan y BME rebajarán sus pagos ante ganancias inferiores a las del año pasado. Otra compañía en discordia es Técnicas Reunidas que canceló el dividendo en 2018. Casas de análisis como Citi o Bankinter creen que no será hasta 2020 cuando recupere sus pagos, y eso que la compañía cerró junio con una caja neta de 250 millones de euros. Sin embargo, el consenso que recoge FactSet habla de un pago de 0,53 euros con cargo a 2019. Fuentes de la compañía aseguran que, de volver a aprobar el dividendo, el consejo no lo decidirá hasta el mes de noviembre, como pronto.

La crisis de Ence

Acaba de abonar hace una semana el primero de los dividendos con cargo a 2019. El pasado día 19 repartió 0,051 euros como primer pago, la mitad que en 2018 y será la tónica que mantendrá en los próximos años. El consenso prevé un recorte del 38% de su dividendo -el mayor de toda la bolsa española-, desde los anteriores 27 céntimos hasta 17, ligado a la caída del beneficio de casi el 50%.

La papelera ganará 69 millones, para volver a recuperar la cota de los 100 millones ya en 2020. Si cumple con las estimaciones, la retribución de Ence también se recuperará, ya que está comprometida a repartir el 50% del beneficio entre sus accionistas, y volverá a subir hasta los 22 céntimos por título el año que viene, con una rentabilidad estimada de más del 6%, frente al 3,9 de 2018.

El cierre de su planta de Pontevedra y las dudas que afectan al sector han llevado a Ence a desplomarse casi un 40% en el año, caída que solo supera Duro Felguera. Aun así, desde Sabadell creen que Ence, junto a ArcelorMittal y Acerinox, es de las firmas "mejor posicionadas para el rebote".

CaixaBank figura como el único banco que recortará su dividendo en el año en el que comenzará a distribuir solo un pago -en abril-, frente a los dos anteriores, según FactSet. El mercado estima que su dividendo caiga un 11%, de 17 a 15 céntimos, en línea con la caída del 15% de sus ganancias en 2019 -ante menores extraordinarios y por un ERE en el que dio salida a 2.000 trabajadores-. La entidad tiene comprometido un payout de entre el 50 y el 60% en su nuevo plan. No obstante, la rentabilidad de los pagos de CaixaBank será la tercera mayor del mercado en 2020. Se espera que supere un retorno del 8,3%, por detrás de Atresmedia -en el 12%- y Enagás -en el 8,4-.

BME y Viscofan

El gestor de la bolsa española está lejos de cumplir con el objetivo de crecimiento de beneficio del 6% anual que contempla su plan. Este año caerá un 8%, hasta los 126 millones anuales. Y el dividendo se contraerá otro 4%, hasta los 1,51 euros, según el consenso. El compromiso de BME es mantener el payout sobre el 96% solo en el negocio tradicional. Será, si se cumple, el dividendo de menor importe desde 2006.

Viscofan atraviesa una situación sectorial complicada, ante "la caída de los volúmenes en Europa y Asia", apuntan en Renta 4, que reconocen seguir viendo "debilidad" en sus cuentas. Su dividendo caerá por segundo año consecutivo, de 1,59 a 1,55 euros, según prevé el consenso de FactSet, ante una caída prevista del beneficio del 21% en 2019. Su compromiso de payout es del 60-65%.

Pero más allá de las compañías a las que los analistas dan por segura una rebaja de su retribución, figuran otras como Atresmedia sobre la que reina la duda, ante la caída de los ingresos por publicidad -suponen un 80% del total-. La firma reparte un 70-80% del beneficio entre sus accionistas. Si mantiene la tendencia, la retribución debería subir en línea con las ganancias, que se estima crecerán un 40%, hasta 125 millones en 2019. En cambio, el consenso espera que su dividendo se reduzca de 0,45 a 0,43 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud