Bolsa, mercados y cotizaciones

Wall Street vuelve a repuntar y se queda a un 3% de la zona de compra tras el cambio de tono de Trump

Después de la tormenta llega la calma. Tras la 'traca' de aranceles anunciada el pasado viernes entre Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo han mostrado este lunes un tono conciliador. Algo que ha rebajado la tensión en los mercados y ha hecho repuntar a los principales índices de Wall Street. El Dow Jones sube un 1,05%, hasta el nivel de los 25.898,83 puntos; el S&P 500 avanza un 1,10%, hasta alcanzar las 2.878,38 unidades, y el Nasdaq 100 rebota un 1,47% con respecto al viernes, hasta situarse en los 7.575,02 enteros.

La bolsa de Nueva York comienza la última semana de agosto teñida de verde; un aspecto totalmente contrario al vivido el pasado viernes, cuando la renta variable de Estados Unidos se dejó hasta un 3%

"Wall Street se resiste a perder los mínimos de las últimas semanas, que es lo que confirmaría el inicio de la segunda y esperada pata de su corrección bajista", recalca Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader. "Es lo que seguimos considerando más probable, aunque veamos un eventual rebote, tras las caídas del pasado viernes, una vez que el S&P 500 ha encontrado freno en la resistencia clave de corto plazo que encuentra en los 2.950 puntos", advierte el analista.

"La hipótesis que venimos defendiendo desde Ecotrader es una segunda pata bajista, que podría llevar a los índices estadounidenses a buscar, al menos, la zona de mínimos del pasado mes de junio, como son los 2.725 puntos del S&P 500", relata el experto. "Hasta ahí no somos partidarios de volver a comprar bolsa estadounidense".

Y la distancia que separa a los niveles actuales del S&P 500 de los mínimos de junio es un 3,6%.

Tono conciliador

Cabe recordar que, a pesar de los ataques arancelarios del pasado viernes, Estados Unidos y China no cancelaron las reuniones previstas para septiembre en Washington.

Hace tres días, China cumplió sus amenazas y elevó aranceles a importaciones estadounidenses por 75.000 millones de dólares. La respuesta norteamericana no se hizo esperar: a través de Twitter, como viene siendo habitual, Trump anunció un incremento del 5% a todas las tasas ya impuestas a productos chinos.

Los expertos apuntan a que ambas partes están interesadas en sacar el acuerdo adelante. Donald Trump lleva a cabo las negociaciones con la mirada puesta en las elecciones presidenciales en Estados Unidos del año que viene, en las que busca ser reelegido. No obstante, no se espera que firmen un pacto comercial permanente (si llegan a hacerlo) antes de 2020.

El oro toca máximos de seis años 

El aumento de las tensiones entre las dos mayores economías del mundo se dio en un contexto en el que cada día aumenta más el temor a que, lo que parece ser una próxima desaceleración, acabe siendo una recesión.

Y una muestra de que el miedo a una recesión sigue en el aire se encuentra en el oro: su precio toca máximos de 2013 al situarse de nuevo los 1.526 dólares la onza, que ya alcanzó el viernes pasado. En el conjunto de 2019, el metal precioso se ha revalorizado alrededor de un 19%.

El euro, por su parte, cede un 0,4% en comparación al cierre de la jornada previa, y cae a la zona de cambio de los 1,109 dólares. En concreto, se deprecia un 3,2% en lo que va de ejercicio. Por otro lado, la libra esterlina se queda prácticamente en el mismo nivel que el viernes pasado, la zona de los 1,101 euros, y pierde un 1% en lo que va de año frente a la divisa europea.

El petróleo vuelve a retroceder por tercer día consecutivo

Los futuros del petróleo Brent caen a la zona de los 58,8 dólares por barril, casi un 1% menos que al cierre del viernes, en la que ya es su tercera sesión consecutiva de retrocesos. En lo que va de ejercicio, el crudo de referencia en Europa registra unas ganancias del 9,2%, lejos del 40% al que se acercó durante su mejor momento de 2019.

En la misma línea se comportan los futuros del West Texas, que caen por cuarta jornada consecutiva, y se sitúan en la zona de los 53,7 dólares por barril, tras un descenso del 0,8% con respecto al viernes pasado. La rentabilidad del crudo estadounidense es ligeramente superio al 18% hacia el término de la sesión en Wall Street.

Las señales de un posible deshielo en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China desinflan el precio del petróleo. "El presidente Donald Trump dijo que Pekín había solicitado volver a la mesa [de negociación], aunque un influyente directivo de un medio de comunicación chino le quitó hierro al significado de esa información", informan desde Bloomberg.

No obstante, como sugiere Ellen Wald, de la consultora de asuntos energéticos y geopolíticos Transversal Consulting, "en general, las reuniones del G-7 no han sido particularmente positivas y eso es por lo que se han visto algunos retrocesos [en la cotización del petróleo].

¿Entrará Estados Unidos en recesión?

"Hace un tiempo que venimos diciendo que Estados Unidos presenta condiciones económicas típicas de un ciclo tardío", insiste Darrell Spence, economista de Capital Group. "En un determinado momento, esta extraordinaria expansión de once años llegará a su fin", asegura. 

"Pero si podemos evitar una guerra comercial, y si la Fed sigue estimulando la economía, no sería sorprendente que se produjeran uno o dos años más de crecimiento ininterrumpido", augura el experto, quien opina que "podríamos experimentar una recesión en 2021 pero, por ahora, no es sino un indicador de posición".

Su colega Jared Franz, también economista en Capital Group, cree que "una de las muchas razones por las que la rentabilidad de los bonos ha caído tan bruscamente es que el mercado considera que la Reserva Federal reducirá los tipos cinco veces más de aquí a finales de 2020, y supone que cada uno de dichos recortes será de 25 puntos básicos". 

Sin embargo, el experto también considera que ha habido otros factores en la caída de rentabilidad de la renta fija estadounidense, "como los tipos negativos en Europa y Japón". Además, ve probable que el Banco Central Europeo "recorte los tipos de interés el próximo mes", y por eso, cree que "el rendimiento de los bonos a nivel mundial actuará como ancla de los rendimientos de Estados Unidos".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0