Empresas y finanzas

El BCE podrá forzar cambios en la cúpula de BBVA si hay imputaciones

  • El supervisor analizará la idoneidad de los consejero investigados
  • El Banco de España colaborá con el organismo en lo que le pida

La actual cúpula de BBVA puede derrumbarse si el banco acaba imputado por el caso Villarejo. El Banco Central Europeo (BCE), guardián de la estabilidad y la reputación de las entidades de los estados miembro, apunta a la posibilidad de pedir cambios en el equipo de gobierno de la entidad si BBVA o algún miembro del consejo de administración acaban imputados por el escándalo de espionaje, según informan a este diario fuentes del organismo supervisor.

La cada vez más cercana posibilidad de que el juez del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, impute a BBVA como persona jurídica para afrontar la responsabilidad que pueda derivarse de la contratación del excomisario José Manuel Villarejo o a algún alto cargo del banco por su presunta implicación en la trama mantiene al BCE en estado de alerta. En el caso de que se dé esta situación, el organismo que encabeza Mario Draghi, analizará si existen problemas en la supervisión o la gestión de la entidad y, si la conclusión es afirmativa, podría pedir la reorganización del equipo de gobierno de BBVA, lo que directamente implicaría salidas de la cúpula de la entidad.

No obstante, si en un primer análisis el supervisor europeo no determina fallos en la gestión del banco, el segundo paso sería esperar a conocer el resultado de la sentencia para tomar medidas.

Tras la crisis financiera, el BCE vigila el funcionamiento y la composición de los órganos de gestión de los bancos para evitar deficiencias en la gestión del riesgo. El organismo aplica cinco criterios para evaluar la "idoneidad" de los miembros del consejo de administración de las entidades que son experiencia, reputación, conflictos de intereses, compromiso de tiempo e idoneidad colectiva. En el caso de la presunta trama de espionaje salpique a los consejeros, el BCE tendría que revisar el criterio referente a la reputación de los mismos para ver si son adecuados para continuar.

El Banco de España colaborará con el supervisor europeo en lo que le pida

Este criterio consiste en analizar si el candidato tiene antecedentes penales limpios, si no carga a sus espaldas con irregularidades administrativas o fiscales y también tiene en cuenta los procedimientos judiciales en los que esté implicado.

Por su parte, el Banco de España, sin funciones supervisoras desde que el BCE las asumió en 2014, colaborará con el organismo europeo en lo que pida, en el caso de que tome alguna medida a aplicar en la entidad que preside Carlos Torres, según informan fuentes financieras.

El consejo de administración de BBVA se compone en la actualidad por 15 miembros. De ellos, sólo tienen funciones ejecutivas el actual presidente del banco, Carlos Torres, y el consejero delegado, Onur Genç. Del resto de vocales, ocho son independientes (José Miguel Andrés Tordecillas, Jaime Caruana, Belén Garijo, Kumar Kapoor, Lourdes Maíz, Ana Peralta, Juan Pi Llorens, Jan Verplancke) y cinco externos (Tomás Alfaro, José Manuel González Páramo, Carlos Loring, José Maldonado y Susana Rodríguez Vidarte). Todos, a excepción de Onur Genç, que fue nombrado número dos de Torres el pasado diciembre, entraron a formar parte del órgano ejecutivo bajo el mandato de Francisco González (FG).

La retirada de González de la presidencia del banco en diciembre y, tres meses después, el abandono de la presidencia honorífica y de la Fundación BBVA le dejan fuera del foco de actuación del BCE. El que fue primer ejecutivo de la entidad anunció en septiembre que adelantaba su marcha de la presidencia ejecutiva al 31 de diciembre de 2018. Inicialmente, estaba previsto que FG dejara su cargo en octubre de este año, coincidiendo con que cumplía los 75 años.

Nuevas denuncias

BBVA presuntamente contratató a Villarejo para espiar a miembros del Gobierno de Rodríguez Zapatero, altos cargos de organismos públicos, relevantes empresarios o la asociación de consumidores Ausbanc. Desde que esta información salió a la luz pública ya han tomado acciones legales contra el banco seis de los espiados: el exministro de Industria, Miguel Sebastián; el expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, que interpuso la querella junto a los exdirectivos de BBVA, Vicente Benedito y José Domingo Ampuero, el exvicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Carlos Arenillas, y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda.

La asociación de consumidores Adicae anunció ayer que también se personará contra BBVA, después de que El Mundo publicara que Villarejo vigiló para la junta de accionistas del banco de 2017 a organizaciones críticas con la gestión de la entidad azul, como Adicae. El caso crece día a día con nuevos presuntos espionajes que engordan un sumario aún bajo secreto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud