Empresas y finanzas

El precio de las hipotecas empieza a repuntar tras la subida del euribor

  • El índice crece 11 puntos desde que Lagarde abrió la puerta a un alza de tipos
Varias oficinas en una calle.

Las palabras de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, del pasado jueves que abren la puerta a un alza de tipos de interés en la zona euro de cara a final de año han tenido un impacto directo en el euribor que se trasladará de inmediato a las hipotecas. Desde que Lagarde manifestó esta posibilidad para corregir la inflación, el índice de referencia hipotecario ha mejorado 11 puntos básicos. El Euribor permanecía el pasado 3 de febrero, día de la reunión del BCE, en el -0,423%, este martes 8 (último día del que hay datos) se situó en el -0,313%.

A pesar de que el índice continúa en negativo, el euríbor ya se situó en enero en el -0,477%, por encima del -0,505% de enero de 2021. Y su reacción a las palabras de Lagarde agudizan ahora esa escalada, que se trasladará a las hipotecas que tienen en cartera (no las de nueva producción) a medida que vayan tocando, según informan fuentes financieras. Cabe recordar que las entidades suelen revisar los precios de las hipotecas una o dos veces al año, según su política. Por tanto, a aquellos clientes que le toque la repreciación de su préstamo en estos días, verán en su cuota el impacto de esta alza del índice. El euribor lleva en terreno negativo desde 2016 y tocó su punto más bajo el pasado diciembre, cuando cerró a -0,546%.

La subida del índice en la última semana aún es moderada, pero apunta a seguir al alza porque traslada de forma anticipada una mejora de tipos en la zona euro. El mercado de futuros ya descuenta dos subidas de 0,25 puntos básicos en la facilidad de depósito para finales del año. La subida de un cuarto del euribor encarecería la cuota de una hipoteca variable media en 180 euros al año según datos de ING.

En las hipotecas de nueva producción la traslación serán "más adelante", entre otros motivos, por la alta competencia de precios que hay en el sector, según las distintas fuentes consultadas por este periódico. No obstante, inciden en que, de lo contrario, sería "una preocupación" ante los bajos intereses a los que se comercializan estos préstamos. Atendiendo a los últimos datos publicados por el Banco de España, el tipo de interés medio al que se comercializaron las hipotecas (fijas, mixtas y variables) alcanzó su nivel histórico más bajo el pasado diciembre, al situarse la TAE en el 1,499%. Hace tan solo dos años, en enero de 2020, era el 2%. España ya comercializa las hipotecas más baratas que la media de la zona euro.

Sin margen de bajada

El director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, apunta al respecto que, ante el actual panorama de tipos muy bajos tanto en operaciones a fijo como a variable, es "muy difícil que bajen más porque no hay más margen". A su juicio, no ven que vaya a haber grandes subidas en los precios en la primera parte de 2022, pero sí un pequeño empeoramiento en las condiciones relacionadas con el acceso al crédito, ya que el incremento de la inflación puede elevar el endeudamiento de las familias. Según Colombelli, si el BCE finalmente acaba subiendo los tipos de interés, el dinero ya no será gratis para los bancos, por lo que repercutirán este coste en los clientes. "Esto podría pasar en la segunda parte del año, pero de momento son todo especulaciones", añade.

Ante lo que parece una subida de los tipos para este ejercicio, así lo refleja el mercado y las cotizaciones de los bancos en los últimos días, el consejero delegado de aFinance, Enric Vial, desvela que desde su compañía recomiendan contratar a tipo fijo. "La tendencia en los próximos años va a ser de una subida de tipos, no porque lo digamos nosotros, lo está diciendo todo el mundo", detalla. El 80% de los préstamos que intermedió en 2021 ya se firmaron a tipo fijo y el 20% a variable.

Cabe recordar que entre el 60% y el 70% de la cartera hipotecaria está a tipo variable, por tanto un alza de tipos supone una inyección directa de ingresos. Según UBS, la banca española podría elevar entre el 14% y 20% su beneficio por cada medio punto que suba el euribor.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud