Empresas y finanzas

El Santander y BNP aumentan un 14% el capital de su financiera UCI para crecer en hipotecas verdes

  • La entidad copa un 2% de la nueva producción hipotecaria en la Península Ibérica

El Santander y BNP Paribas han inyectado 6,6 millones de euros en su financiera conjunta de crédito hipotecario UCI, elevando el capital a 52,53 millones o en un 14,37% para apoyar su crecimiento en financiación sostenible de la vivienda en España y Portugal.

El refuerzo le permitirá acomodar su solvencia a las mayores exigencias de fondos propios marcadas por la normativa de los establecimientos financieros de crédito (EFC) y responde a la decisión de UCI de "seguir creciendo de manera significativa en 2022", explicaron en la entidad.

UCI copa una cuota de mercado cercana al 2% en el volumen de hipotecas concedidas o de nueva producción en la Península Ibérica -en España alcanza el 1,67%-. En la entidad explicaron que quieren tener especial foco en soluciones de financiación sostenibles "con el objetivo de contribuir a la descarbonización del parque inmobiliario".

La financiera cerró el pasado año con un volumen de negocio o producción de 892 millones de euros, cuantía que supone un incremento del 14% frente a su cartera en 2020, y casi 5.000 operaciones.

Las llamadas hipotecas 'verdes' o sostenibles, realizadas sobre viviendas con certificado energético A o B en España, ascendieron a 53,4 millones en su concesión. La cuantía escala además a 64,07 millones de euros cuando se suma la financiación de rehabilitación.

La financiera enfrenta el ejercicio 2022 después de un 2021 de consolidación del modelo de negocio

Para ser financiación verde o 'green' se requiere cumplir una serie de requisitos y en UCI detallaron que sus hipotecas se ajustan a los criterios establecidos por la Federación Hipotecaria Europea (EMF) y con el sello EEML (Energy Efficient Mortgage Label) que certifican el cumplimiento de los más estrictos criterios de cuidado del medioambiente y están en línea con la EU Taxonomy.

La financiera enfrenta el ejercicio 2022 después de un 2021 de consolidación del modelo de negocio, centrado en ofrecer productos y servicios de calidad, adaptados a las necesidades de sus clientes, competitivos y a la vez, sostenibles. Un anhelo que fue certificado durante el ejercicio 2020 además con el sello ISO 14001 de AENOR por el Sistema de Gestión Ambiental y que se basa, principalmente, en minimizar el impacto ambiental, la gestión de los riesgos ambientales y la financiación sostenible.

UCI es además la primera financiera de la Península Ibérica que se ha adherido a la llamada Etiqueta de Hipoteca de Eficiencia Energética (EEML). Se trata de una certificación que garantiza que sus soluciones de financiación cumplen con la taxonomía exigible.

Crecen al 33%

Es el ritmo de crecimiento registrado por UCI en financiación 'verde' o sostenible. Su producción alcanzó el año pasado 64,07 millones en hipotecas 'verdes' y financiación para rehabilitaciones y supone un 7% de su producción. Se trata de una actividad incipiente, pero en auge por la mayor demanda y los programas del Gobierno para descarbonizar la economía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud