Economía

Luces y sombras de los datos de empleo de junio: récord de afiliados en medio de una desaceleración, menos contratos fijos y empleo precario

  • A pesar del récord de afiliados los ingresos de la Seguridad Social...
  • ... siguen siendo insuficientes para cubrir el gasto en pensiones

El Ministerio de Trabajo publicaba hoy los datos de paro y afiliación correspondientes al mes de junio. A simple vista se podría decir que son buenos ya que la Seguridad Social marca récord histórico de afiliación tras ganar 75.584 ocupados y ya hay 19,5 millones de cotizantes. Además, el paro baja en 63.805 personas hasta los 3.015.686 desempleados, la cifra más baja desde noviembre de 2008.

A pesar de que no se ha conseguido bajar de los tres millones de parados como pretendía el Gobierno, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, se declaraba hoy "razonablemente satisfecha" con los datos de paro y sobre todo con los de afiliación, aunque ella misma reconocía que el Ejecutivo debe seguir trabajando en generar "empleo digno y de calidad".

Y es que las cifras tienen sus sobras. La creación de empleo se ha desacelerado, cae la contratación indefinida, el empleo es estacional en el mejor de los casos y de muy mala calidad. Es la hostelería la que mantiene la creación de empleo y los autónomos se quejan de que se trata de su peor semestre en cuanto a afiliación desde 2013.

La creación de empleo se desacelera

Pese a que se sigue creando empleo dejamos atrás el peor mes de junio en cuatro años. El ascenso de ocupación del mes pasado está por debajo de los ascensos logrados en el mismo mes de 2016, 2017 y 2018.

Siendo junio un mes en el que tradicionalmente aumenta la afiliación, baja el paro y la contratación muestra un comportamiento "muy dinámico", esto quiere decir que la creación de empleo se desacelera.

Precisamente sindicatos e Izquierda Unida han hecho hincapié en este tema. Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, ven la creación de empleo como una buena noticia pero insisten en que se está frenando y en que se sigue generando trabajo de baja calidad, que en muchas ocasiones ni siquiera dura toda la temporada de verano.

Empleo estacional y de muy baja calidad

Sordo ha destacado que buena parte del empleo que se está creando está asociado a la campaña veraniega y que es de "muy baja calidad" porque las reformas laborales han permitido que las condiciones laborales se devalúen.

Álvarez por su parte recuerda que muchas personas que encuentran empleo en junio "ni siquiera consideran que tienen un puesto de trabajo", porque muchas de las contrataciones ni son estacionales y duran menos que la temporada. El líder de UGT recuerda que la demostración del peso del empleo precario está en que a pesar de tener un récord de afiliación a la Seguridad Social, los ingresos del sistema siguen siendo insuficientes para cubrir el gasto en pensiones.

En palabras del responsable federal de Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, cada vez son más palpables los efectos de las últimas reformas laborales sobre el mercado de trabajo: "mala calidad del empleo, salarios bajos, temporalidad inaceptable y sectorialización de los puestos de trabajo". Además hoy aprovechaba para denunciar que la economía sumergida se mantiene como una de las grandes lacras del mercado laboral.

Caen los contratos indefinidos

Desde Randstad destacan que "la afiliación registró el crecimiento más moderado de los últimos cuatro junios y la reducción del paro fue la más discreta desde 2009. Por quinto mes consecutivo, la contratación indefinida volvió a dar malas noticias, con caídas interanuales progresivamente aceleradas". En el sexto mes del año se realizaron 2.009.011 contratos, casi un 2,3% menos que en junio de 2018, de los que 174.159 fueron contratos indefinidos, el 8,67% del total, con un descenso del 9,7% respecto al mismo mes del año pasado.

En palabras del secretario general de la Unión Sindical Obrera (USO), Joaquín Pérez, "el mercado laboral es un enfermo que necesita una cirugía urgente que nadie se atreve a hacer porque las operaciones requieren de una estabilidad y una iniciativa política que ha quedado aparcada por estériles discusiones sobre pactos, mientras ni médicos ni enfermeros le prestan atención al enfermo".

La lacra de los "empleos-limosna"

Pérez ha criticado que "el debate está en si Pedro con Pablo, si otro Pablo con Albert y no en cómo abordar un plan integral de fomento del empleo de calidad", al tiempo que ha denunciado que el peso de la contratación indefinida es "cada vez más débil" en el conjunto de los contratos que se firman, al representar solo el 8,67% en junio.

"Según las cifras de la última EPA, la mitad de esa contratación indefinida se destruye en menos de dos años y eso no es garantía de empleo estable", afirma Pérez (de USO)

En este sentido, ha subrayado que, conforme a las cifras de la última Encuesta de Población Activa, la mitad de esa contratación indefinida se destruye en menos de dos años y "ya ni eso es garantía de un futuro estable. Por ello, ha apuntado que "o de una vez se modifica la legislación laboral al completo o se estará ante una nueva especie en extinción: el empleo estable".

Respecto a los datos de contratación, denuncia también que mes tras mes sube el peso de las jornadas parciales y suponen el 40% del total de nuevas ocupaciones indefinidas. "Tenemos empleos-migaja, empleos-limosna: hay trabajadores que sí están saliendo de las listas del paro, pero con un sueldo que no les da para vivir", advierte Pérez, que añade que el verano "no crea empleo, crea peonadas, trabajos efímeros y mal pagados que recaen sobre los más jóvenes o sobre el 40% de personas que ya no reciben prestación, sobre los que intentan meter la cabeza en el mundo laboral y son la carnada perfecta".

Es la hostelería la que mantiene la creación de empleo

La patronal de las agencias privadas de colocación Asempleo ha destacado que la cifra récord de 19,5 millones de cotizantes, en un contexto de desaceleración del empleo, se debe al empuje del sector de la hostelería en plena campaña de verano.

Es importante destacar también la pérdida de 53.423 afiliados en educación por el final de curso, a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo de hace un año que declaró nulo el cese de profesores interinos en centros no universitarios en los meses de verano, que no ha tenido un efecto "significativo" en la estacionalidad del sector.

El peor semestre en afiliación de autónomos desde 2013

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) también advierten de que el mercado de trabajo "pierde ritmo" y el colectivo de autónomos registra el peor semestre en afiliación desde el año 2013. ATA señala que durante el mes de junio se ganaron 8.745 trabajadores por cuenta propia, 291 nuevos trabajadores por cuenta propia cada día, un crecimiento inferior a los 12.160 registrados en junio de 2018 y el dato de aumento más bajo en un mes de junio desde 2012.

De hecho, ATA subraya que el dato semestral de crecimiento de autónomos es el más bajo desde 2013, y la mitad del registrado en 2018. En los seis primeros meses de 2019 el RETA suma 31.937 nuevos cotizantes, frente a los 68.880 del primer semestre de 2018. "Estamos en un momento muy delicado, donde se aprecia una ralentización en cuanto al crecimiento de nuevos autónomos", ha alertado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud