Economía

Cuántos años debes cotizar para tener una pensión de jubilación y la cuantía que puedes cobrar

  • Hay que atender a las cotizaciones por contingencias comunes
  • Marcan el acceso a la jubilación y la cuantía de esas pensiones
Foto: Dreamstime.

La pensión de jubilación a la que nos referimos de forma coloquial es en verdad la denominada pensión contributiva de jubilación y, en honor a su nombre, obliga a los trabajadores a realizar diferentes contribuciones a lo largo de su vida profesional para tener derecho a cobrarla posteriormente. Estas contribuciones son las cotizaciones a la Seguridad Social.

Así, para tener derecho a una pensión contributiva de jubilación es indispensable alcanzar un nivel concreto de cotizaciones. En concreto, las cotizaciones a las que hay que atender son las cotizaciones por contingencias comunes, que suponen un 28,3% de la base de cotización (un 4,7% del trabajador y un 23,6% aportado por el empresario), aunque en 2023 serán de un 28,9% (un 4,8% para el trabajador y un 24,1% para el empresario).

De acuerdo con la Ley General de la Seguridad Social (puede consultarse en este enlace del Boletín Oficial del Estado), es preciso acreditar un periodo de 15 años de cotización para tener derecho a una pensión contributiva de jubilación. Además, de esos 15 años "al menos dos deberán estar comprendidos dentro de los quince años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho", según se recoge en el artículo 205 de la ley.

El mínimo de los 15 años es obligatorio para todos los trabajadores. De no cumplirlo, tendrán que consultar si tienen derecho a percibir una pensión no contributiva de jubilación: estas prestaciones exigen ciertos requisitos de índole económico y de residencia en España para poder percibirse. Actualmente las cobran 266.000 personas (datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social), una cifra muy inferior a la de los más de 6,2 millones de pensiones contributivas.

Cuál es la cuantía de las pensiones de jubilación

Sea como fuere, el factor de la cotización no es solo importante en el acceso a las pensiones contributivas, ya que también es clave en la cuantía de las mismas pensiones. A cotizaciones de mayor valor y durante más tiempo, más posibilidades de contar con una pensión de una cuantía superior.

Todo se debe al método de cálculo de las pensiones de la Seguridad Social, que tiene en cuenta las bases de cotización de los 25 años previos a la solicitud de la jubilación y el número de años (y de meses) cotizados a lo largo de la vida del trabajador. El funcionamiento es el siguiente:

-En primer lugar hay que calcular la base reguladora. Para ello se suman las bases de cotización de los últimos 25 años (300 meses) y se dividen entre 350. Antes del cálculo se puede usar la integración lagunas para rellenar con bases ficticias (de entre el 100% y el 50% de la base mínima vigente en cada momento) los periodos sin cotizar y la Seguridad Social aplicará un coeficiente a las bases de cotización, salvo las de los dos últimos años, para reflejar el efecto de la inflación.

-Después hay que conocer el porcentaje de la base reguladora al que se tiene derecho. Esto depende del tiempo cotizado en total por el trabajador: con esos 15 años se garantiza el 50% de la base reguladora y a partir de ahí por cada uno de los 106 meses siguientes se consigue un 0,21% extra de base reguladora y por cada uno de los 146 meses siguientes un 0,19%. De acuerdo con estas cifras, se tiene derecho al 100% de la base reguladora si se alcanza una cotización de 36 años.

Cómo vigilar tus cotizaciones a la Seguridad Social

Teniendo claros estos conceptos, el trabajador debe saber que puede monitorizar de forma periódica cuál es su nivel actual de cotización (para saber si ya tiene derecho a una pensión de jubilación a cobrar en el futuro) y las bases de cotización por las que han tenido lugar esas cotizaciones a la Seguridad Social. Ambas realidades pueden conocerse a través de:

-El informe de vida laboral: en este documento se recogen todas las cotizaciones del trabajador, es decir, los días que ha cotizado a la Seguridad Social. Se puede conseguir de diferentes formas, tal y como se explica en esta guía.También es posible solicitar su envío a nuestro domicilio.

-El informe de bases de cotización: con él se puede descubrir cuáles han sido las bases de cotización de todas nuestras etapas laborales. Al igual que el informe de vida laboral, es posible obtenerlo de diferentes formas, incluido el envío a casa, que se recogen en esta guía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud