Economía

Así será el método para calcular tu pensión de jubilación en 2022

  • Habrá cambios en el cálculo de la base reguladora y la edad de jubilación
  • Forman parte de la reforma de 2011, que estableció un calendario progresivo
Foto: Dreamstime.

A tan solo unas semanas de que comience 2022, las personas interesadas en jubilarse deben saber que para el próximo año habrá cambios en el cálculo de las pensiones de jubilación. Estas modificaciones harán que se tengan en cuenta variables más extensas a la hora de proceder a ese cálculo de la pensión.

Todo se debe a la reforma de las pensiones de 2011, que estableció un calendario progresivo por el que se aumentaban a partir de 2013 los años a tener en cuenta para calcular la base reguladora, la edad ordinaria de jubilación, los porcentajes de base reguladora a los que se tiene derecho por cada mes trabajado a partir de los 15 años de cotización y el número de años para poder conseguir el 100% de la pensión.

Así, en base a lo que se recoge en la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social la edad de jubilación en 2022 será de 66 años y dos meses para las personas que no consigan una cotización de 37 años y seis meses y de 65 años para el resto de trabajadores que sí alcancen ese nivel de cotización.

Una vez llegados a esa edad ordinaria que evita los posibles recortes en la pensión que implica el acogimiento a cualquier modalidad de jubilación anticipada, el trabajador debe ponerse manos a la obra con el cálculo de su pensión para hacerse a la idea del importe si decide jubilarse en 2022.

El método de la Seguridad Social tiene en cuenta determinados años para calcular la base reguladora. Para 2022 se tendrán en cuenta los últimos 25 años (son 24 en 2021), es decir, las últimas 300 bases de cotización previas a la solicitud de la jubilación, que se dividirán entre 350 (en 2021 el divisor es de 336) para obtener la base reguladora.

En este caso, se trata de la última subida de este indicador atendiendo a la reforma de 2011. No obstante, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, medita la ampliación del cómputo de años (incluso hasta 35) como parte de los compromisos con la Comisión Europea para la recepción de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Como en 2021, en 2022 son obligatorios al menos 15 años cotizados para tener derecho al 50% de esa base reguladora o a la pensión mínima correspondiente. A partir de ahí, habrá que sumar un 0,21% extra de la base reguladora por cada uno de los siguientes 106 meses trabajados y un 0,19% extra de la base reguladora por cada uno de los siguientes 146 meses trabajados.

En base a esto, para poder conseguir el 100% de la base reguladora, lo que se conoce como el 100% de la pensión, el trabajador deberá tener al menos 36 años cotizados.

Si, llegada esa edad ordinaria de jubilación, el trabajador desea prorrogar su carrera laboral con el objetivo de aumentar el porcentaje de base reguladora al que se tiene derecho. Es la jubilación demorada, modificada por la 'reforma Escrivá' de cara a 2022 y que dará bonificaciones del 4% de esa base reguladora por cada año trabajado de más o de un pago único por año que en función de la duración de la carrera del trabajador puede llegar hasta los 11.000 euros.

Por el contrario, si el trabajador decide poner fin a su carrera laboral de forma anticipada, podrá acogerse a la jubilación anticipada con un máximo de dos años de anticipo (o cuatro si se deriva de un despido por una situación de reestructuración empresarial, la denominada jubilación anticipada involuntaria). En estos casos la 'reforma Escrivá' ha diseñado nuevos coeficientes reductores para cada modalidad que pretenden fomentar las jubilaciones a etapas más tardías y que se recogen en este Proyecto de ley publicado en la página web del Congreso de los Diputados.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin