Economía

España inyecta para toda la tercera ola el mismo volumen de ayudas que Alemania cada 15 días

  • Moncloa activa otros 4.220 millones y Berlín 11.000, pero cada mes
  • Las CCAA han aprobado planes de apoyo por valor de 10.810 millones
  • Francia da hasta 10.000 euros por cada empresa afectada por los cierres
Un establecimiento cerrado por orden de los decretos autonómicos. Foto: EFE.

El último paquete de ayudas español contra las nuevas restricciones de la crisis del coronavirus es menor que lo que inyecta Berlín cada 15 días. España sigue a la cola europea en la respuesta a la crisis del coronavirus. Moncloa aprobó en diciembre otros 4.220 millones de euros para hacer frente a los rebrotes. Sin embargo, el músculo financiero de Alemania ha permitido al Gobierno de la canciller Ángela Merkel activar un plan que libera 11.000 millones de euros mensuales para los sectores más afectados.

El Ejecutivo aprobó el 22 de diciembre su plan de apoyo a la hostelería y turismo. Para Moncloa, supone un esfuerzo "muy importante". La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, argumentó entonces que "se llevará a cabo rebajando la factura fiscal, moratoria de pagos o disminuyendo el coste de personal con exoneraciones a la Seguridad Social".

Sin embargo, los empresarios se quejan de que las ayudas son insuficientes. La Cámara de Comercio de Barcelona, por ejemplo, cifra en 3.800 millones las ayudas que el Gobierno debería dar a las empresas solo en Cataluña.

El plan de Moncloa incluye reducciones fiscales, apoyo para los alquileres, la inclusión del sector entre las actividades con exoneraciones en los Ertes o subvenciones para la actividad a través de los fondos de desarrollo regional. Pero el Gobierno dejó fuera las ayudas directas como el sector demandaba por 8.500 millones de euros.

Eso coloca a España como la única, entre las cinco grandes economías europeas, donde no se dan subvenciones a fondo perdido. Así, según los datos de la patronal del sector, Hostelería de España, los gobiernos de Francia, Italia, Alemania, Países Bajos, Rumanía, Bélgica y Luxemburgo han incluido en sus planes de apoyo al sector ayudas directas sin necesidad de devolver. A ellas se suma el Reino Unido fuera de la Unión Europea.

Alemania, líder en ayudas

El Estado alemán financiará a las empresas y los autónomos afectados por las últimas restricciones con 11.000 millones de euros mensuales desde el Gobierno federal, sin contar las ayudas de los diferentes Lander.

Por su parte, el Gobierno francés tiene activado un plan que contempla ayudas directas de hasta 10.000 euros mensuales para los sectores más afectados por la pandemia. Las empresas que acreditan un caída de los ingresos del 50% pueden acceder a esta ayuda, que empieza en los 1.500 euros mensuales para los negocios más afectados.

En Italia, el Estado abona hasta el 20% de los ingresos que hayan perdido, en contraste con la facturación de 2019, a los locales de una treintena de zonas turísticas. También subvenciona la adquisición de materias primas italianas. Competur calcula en 5.400 millones el coste del total de las medidas, no solo las directas.

Ayudas de las CCAA

El Gobierno alegó en diciembre cuando aprobó el plan de choque para la hostelería y el comercio que no incluía ayudas directas porque de eso se encargaban algunas comunidades autónomas. Además, hay que sumar el apoyo de muchos ayuntamientos con reducciones en impuestos y, en el caso de la hostelería, con facilidades en el uso del espacio público para terrazas.

Hostelería de España realiza un seguimiento de las medidas que han ido aprobando las comunidades autónomas en defensa de la hostelería, pero que en una mayoría de los casos se extienden a otras actividades afectadas por las medidas restrictivas que han ido tomando las autoridades regionales y locales desde el fin del confinamiento en mayo. Medidas que se incrementan a partir de octubre con la aparición de la segunda ola.

Con la tercera ola y el endurecimiento de las restricciones, varios gobiernos han reactivado sus planes o han aprobado nuevos en la última semana. Entre ellos, la Comunidad Valenciana tiene en fase de aprobación un plan por 380 millones de euros, Baleares otros de 103 millones de euros, Cataluña un plan nuevo por 15 millones de euros, Castilla y León otro por 20 millones y Euskadi podría anunciar nuevas ayudas en los próximos días.

La hostelería calcula que entre todas las comunidades suman unas ayudas por valor de 10.810 millones

Sumando estos nuevos planes a los que se han ido aprobando desde octubre, Hostelería de España calcula que entre todas las comunidades autónomas suman unos presupuestos por valor de 10.810 millones de euros. Sin embargo, como apuntan desde la patronal de los bares y restaurante, algunos de los programas han agotado ya sus plazos para solicitar las ayudas y en la mayoría de los casos los comerciantes y hosteleros siguen esperando a cobrar las ayudas.

Es difícil hacer una comparativa de las ayudas, pues son variadas. Salvo Extremadura que, según Hostelería de España, ha centrado las medidas en préstamos, la mayoría de los gobiernos regionales han concedido subvenciones a fondo perdido que no deben ser devueltos. Sin embargo, existen notables diferencias, no solo entre el montante de las ayudas, sino en sus destinos: algunas son subvenciones no finalistas y otras se conceden los fondos para abonar costes fijos.

Las ayudas directas suponen un montante pequeño sobre la totalidad del presupuesto

Por lo general, las ayudas directas suponen un montante pequeño sobre la totalidad del presupuesto destinado a apoyar a las actividades más castigadas por las restricciones administrativas. La mayor parte se centra en préstamos con condiciones favorables.

Entre los nuevos programas por la tercera ola, en Cataluña las ayudas directas, aprobadas esta semana, pero sin estar en marcha, se centran en los comercios de más de 400 metros cuadrados y en las tiendas de las galerías y centros comerciales, obligados a cerrar desde el 7 de enero. La Generalitat, que otorgará 3.750 euros por establecimiento, ha previsto un presupuesto de 15 millones de euros. Con todo, esta línea se anunció justo antes de que el Govern prorrogase las restricciones dos semanas más, del 25 de enero al 7 de febrero, de forma que está en estudio ampliar la subvención.

Las ayudas para autónomos y pymes de restauración y estética anunciadas en octubre con un presupuesto de 40 millones (1.500 euros por beneficiario) fueron ampliadas en noviembre con 40 millones más, y otros 10 millones para incorporar a los locales lúdicos infantiles y el ocio nocturno. En diciembre hubo una nueva ampliación del presupuesto de 25 millones (con el periodo de solicitudes ya cerrado) y las cuantías por beneficiario quedaron así: bares, restaurantes y cafeterías 2.000 euros; centros de estética y belleza 1.500 euros, locales de centros comerciales 3.000 euros, locales de ocio infantil 9.000 euros y ocio nocturno con 10.000 euros para negocios con menos de 10 empleados y 20.000 para los establecimientos con más de 10 trabajadores. Según los cálculos de Hostelería de España, este programa de 15 millones de euros se suma a los 1.706 millones de anteriores planes y ampliaciones.

Comunidad valenciana

En la Comunidad Valenciana, con un cierre total de la hostelería, hay un plan (denominado Resiste) en fase de aprobación con ayudas para la hostelería, turismo, ocio y actividades culturales, artísticas deportivas y festivas con una dotación de 380 millones El plan se compone de ayudas directas de 2.000 a 10.000 euros, hasta 160 millones; ayudas para cuotas de la Seguridad Social Social de autónomos y empresas por 80 millones; una línea crediticia para autónomos más afectados por cierre de 8 millones de euros, otra línea para ocio nocturno y hostelería con otros 8 millones; ayudas para trabajadores en Erte por 17 millones y préstamos entre 15.000 y 750.000 euros no reembolsables al 30% por 50 millones y préstamos participativos de hasta 800.000 euros por 50 millones. En anteriores programas suman otros 1.245 millones según Hostelería de España.

Castilla y León

Castilla y León cuenta con nuevo plan para hostelería y turismo por 20 millones de euros con subvenciones directas entre 2.000 y 4.000 euros que se suman a las medidas que ya había aprobadas, por 335 millones según Hostelería de España, aunque según los cálculos de elEconomista se reducen a 82 millones. Estas incluyen una subvención, también sin devolución, de 3.500 euros para el abono de las cuotas a la Seguridad Social y créditos blandos con hasta dos años de carencia por un máximo de 50.000 euros para adecuar terrazas e interiores y un bono de hasta 400 euros para reactivar el consumo.

Baleares, también con un cierre total de la restauración, es otra de las regiones que ha aprobado, el 16 de enero, un plan de ayudas por 103 millones a sumar a los 300 millones anteriores. En esta ocasión las ayudas directas son de 1.500 euros al mes, por un máximo de tres meses, lo que suma un apoyo total de 4.500 euros por local que se puede elevar hasta 6.000 euros para los de la isla de Mallorca. Los beneficiarios podrán acogerse a las ayudas por un máximo de dos locales. También se incluyen exoneraciones fiscales y una línea de créditos.

Desde el viernes está cerrada la hostelería en 51 municipios vascos por lo que se especula con nuevas partidas. En Euskadi se aprobaron en el mes de noviembre un total de 30 millones de euros en ayudas directas, con lo que el importe de las partidas dirigidas para salvar la hostelería vasca alcanzó la cifra de 70 millones de euros.

Por otra parte, las subvenciones a fondo perdido, entre 3.000 y 4.000 euros, han llegado a 2.219 hosteleros y se establecen en función del número de trabajadores. Los negocios con menos de tres empleados perciben 3.000 euros; los de cuatro a diez, 3.500 euros; y los de más de diez, 4.000. Hasta este momento se han repartido 426 millones en ayudas a las actividades más afectadas por la pandemia del coronavirus, según la información de Hostelería de España.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud