Economía

La hostelería afronta, a diferencia de en otros países de la UE, la tercera ola sin ayudas directas

  • Siete países dan subvenciones a fondo perdido
  • El Gobierno cuantifa en 4.220 millones el coste del plan de choque
Cierre de la hostelería.

Las cifras de empeoramiento de los contagios tras las fiestas navideñas se saldan con nuevas medidas contra la hostelería. La Región de Murcia y Galicia anunciaron este lunes un cierre que, aunque en la teoría no es total, lo es en la práctica. En ambas regiones, los bares y restaurantes de los principales municipios quedarán sin actividad, sumándose a Baleares que anunció el pasado viernes un cierre total durante dos semanas.

Castilla y León, en plena ola de frío, solo permitirá servir en las terrazas y endurecen sus horarios en Andalucía, que vuelve al cierre a las 18,00 horas, y Asturias a las 20.00. Y España es, entre las grandes economías europeas, la única en la que el Gobierno central no ha aprobado ayudas directas para que el sector pueda aguantar la nueva oleada de restricciones.

Dos meses de espera

Una situación que llueve sobre mojado. A últimos de octubre, con la segunda ola, varias comunidades decretaron cierres totales y, sin embargo, hasta el 22 de diciembre, dos meses después, el Gobierno no aprobó un plan de choque, con gran decepción para el sector, al carecer de subvenciones directas

El plan incluye reducciones fiscales, apoyo para los alquileres, la inclusión del sector entre las actividades con exoneraciones en los Ertes o subvenciones para la actividad a través de los fondos de desarrollo regional. Pero el Gobierno dejó fuera las ayudas directas como el sector demandaba por 8.500 millones de euros.

Eso coloca a España como la única, entre las cinco grandes economías europeas, donde no se dan subvenciones a fondo perdido. Así, según los datos de la patronal del sector, Hostelería de España, los gobiernos de Francia, Italia, Alemania, Países Bajos, Rumanía, Bélgica y Luxemburgo han incluido en sus planes de apoyo al sector ayudas directas sin necesidad de devolver. A ellas se suma el Reino Unido fuera de la Unión Europea.

Competur, alianza entre sector y los cerveceros, ha recopilado en un informe las ayudas directas de varios países comunitarios y calcula que entre cinco gobiernos (Luxemburgo no está contabilizado) las ayudas llegan a los 40.000 millones. Aunque no todos estos fondos son para subvenciones directas.

El Gobierno español cuantifica en 4.220 millones el coste de las medidas aprobadas en diciembre y contraargumenta al sector que las ayudas directas se articulan a través de las comunidades autónomas. En Hostelería de España recalcan que estas ayudas se limitan a menos de la mitad de las regiones y que son insuficientes, lejos de los 8.500 millones que demandan para que no cierre ningún negocio.

Y no solo se quejan de la falta de dinero a fondo perdido, también se lamentan de la tardanza de las ayudas que contrasta con la diligencia y voluntad mostrada por las grandes economías europeas.

Otros ejemplos

Según el documento de Competur, Francia y Alemania aprobaron las ayudas el mismo día que se anunciaban restricciones a la hostelería e Italia lo hizo la misma semana. Incluso Luxemburgo ha aprobado un plan de apoyo al sector sin que se haya promulgado el cierre de los bares.

En Italia, el estado abonará hasta el 20% de los ingresos que hayan perdido, en contraste con la facturación de 2019, a los locales de una treintena de zonas turísticas. También subvenciona la adquisición de materias primas italianas. Competur calcula en 5.400 millones el coste del total de las medidas, no solo las directas.

En Francia, los locales de menos de 50 de plantilla recibirán hasta 10.000 euros al mes si las pérdidas son del 70% y si está por debajo de 50, 1.500 euros. Competur cuantifica en 6.000 millones la totalidad de las ayudas a la hostelería gala.

La Hacienda alemana aporta hasta 200.000 euros de subvención según tamaño y hasta el 90% de los costes fijos dependiendo de las pérdidas. Competur cifra en 10.000 millones el apoyo a bares y restaurantes.

El Gobierno holandés ha incluido una partida de 40 millones de euros de ayudas a fondo perdido que pueden rondar los 2.500 euros por local. En conjunto, Competur calcula en 15.000 millones las ayudas al sector en Países Bajos.

El Estado rumano dedica 2.000 millones, según Competur, con un apoyo hasta del 20% de la facturación de 2019 y en Luxemburgo, los bares recibirán entre 20.000 y 200.000 euros según su tamaño.

La hostelería belga recibe 3.000 euros al mes si se ven obligados a cerrar y el Gobierno británico anunció un nuevo paquete de ayudas hace una semana, tras el nuevo confinamiento. En total, se destinan 4.600 millones de libras (5.100 millones de euros) más para empresas, según los datos de Competur, y los comercios, bares y restaurantes podrán recibir 9.000 libras (casi 10.000 euros).

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ricardo
A Favor
En Contra

Es mucho mas importante para el progreso de la HUMANIDAD llenar el pais de millones de MENAS e inmigrantes y darles paguitas a todos con todo gratis, pero que racistas son los blanquitos y superricos españolitos :), disfrutad de lo votado que no habéis visto nada.

Puntuación 26
#1
Contra el vicio de pedir la virtud de no dar.
A Favor
En Contra

¿Ayudas o negocios por bajo cuerda?.

Si no les gusta, que monten el "negocio" en otro país, como por ejemplo en África.

Puntuación -12
#2
Funcionarios 1- Privada 0
A Favor
En Contra

Eso sí, pero subidas a los funcionarios que no falten. GOBIERNO FORMADO POR FUNCIONARIOS.

Puntuación 16
#3
zalatarom
A Favor
En Contra

Cuando vienen turistas a cientos, o hay finales de Champions no reparten beneficios.

Muy bien hecho. Ayudas directas ninguna. Pueden vender comidas a domicilio. A ver si espabilamos y no vamos todos a papá estado.

Puntuación -15
#4
jajaja...
A Favor
En Contra

Ya dije hace tiempo que ahora toca la hora de los típicos que creen que se puede criticar a los funcionarios o ser racista si les va mal...

Vamos a ver, el estupendo que dice lo de disfrutad de lo votado cree que se puede subvencionar todo y eso no es posible y menos sin control, luego criticamos de paso a los funcionarios que durante toda la crisis han dado el callo, policías, guardias civiles, bomberos, médicos, enfermeras etc y lo han hecho a riesgo de sus vidas como ocurrió en los primeros momentos.

El sector hostelero está sobredimensionado con respecto a Europa y su problema no es otro que el alquiler que paga a un tercero osea un rentista que no ha perdido nada y es más fácil pedir al gobierno lo que no te perdona un usurero en muchos casos. Por cierto y muy acertado, cuando han metido al farracón durante años en fiestas y acontecimientos no han repartido nada y son los primeros beneficiarios de la inversión pública en festejos.

Puntuación -4
#5
sergio
A Favor
En Contra

toda la capacidad de ayudar esta repartida entre inmigrantes y demás colectivos.... no hay pasta para mantener tanto político por la cara , tanta campaña y encima dar paguitas a cada familia de inmis, de entre 1000 y 2000€ o a refugiados de guerra que viven cobrando mas que yo... sin pegar palo ni contribuir....

a disfrutar lo votado machotes...

Puntuación 10
#6