Economía

Industria retrasa el plan de rescate a la hostelería por miedo a subvencionar a 'empresas zombis'

  • La ministra se ha comprometido a que se aprobará este mes de diciembre
  • El Gobierno se reunirá con ayuntamientos y CCAA para coordinar un plan
  • Reyes Maroto anunció al sector el 28 de octubre la aprobación del plan
Foto: eE
Madridicon-related

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, convocará a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos, a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp), para coordinar con ellos el plan de choque que tiene previsto aprobar en apoyo de la hostelería, el comercio y el turismo, según confirman a eE fuentes del ministerio. Sin embargo, el retraso en la aprobación del plan, que se lleva especulando en los últimos cuatro Consejos de Ministros, surge de las dudas dentro del Gobierno con las ayudas directas al sector.

El temor a que se otorguen subvenciones a fondo perdido a empresas que no puedan reabrir supondría un problema para el Ejecutivo español con Bruselas que condiciona esas ayudas a que las empresas sigan funcionando. De no ser así, las empresas que no reanuden la actividad tendrían que devolver esas ayudas lo que generará un problema de índole social para muchas personas que, además de perder su negocio, habrían contraído una deuda, según fuentes conocedoras de la negociación.

Desde el sector, especialmente desde los autónomos que representan a los hosteleros más pequeños, se plantea al Gobierno la posibilidad de que las ayudas, al menos en el caso de los más pequeños, no se realice a las empresas (donde Bruselas pone las pegas), sino a título individual, al igual que se ha hecho con los trabajadores en Erte. Así, si finalmente no abre el negocio no estarían obligados a devolver las ayudas que recibirían para afrontar las medidas restrictivas que muchas comunidades autónomas están adoptando con la hostelería para evitar los contagios.

De aquí que dentro del Gobierno no haya unanimidad en qué tipo de ayudas se aprobarán finalmente para los tres sectores. Fuentes del Ejecutivo apuntan que el plan medidas fiscales, en las cotizaciones a la Seguridad Social y fórmulas para cubrir el alquiler de los locales. Otras fuentes, sin embargo, señalan que además se están barajando ayudas directas como demanda el sector y han aprobado países como Francia e Italia. Sin embargo, las dudas ante las empresas zombies serían la causa del retraso de un plan que prometió Maroto al sector a finales de octubre y el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, anunció su aprobación a mediados de noviembre.

Además, en caso de establecer estas ayudas sociales a fondo perdido, existen dudas sobre su tramitación. Si se establecen en función de la facturación, tal como lo ha aprobado Alemania (abona el equivalente al 75% de la facturación presentada en 2019), la fórmula pasa por basarse en el Impuesto de Sociedades o en el IRPF en caso de autónomos que determinan el volumen de ingresos del pasado año. Sin embargo, muchos de estos negocios tributan por el sistema de módulos, lo que aporta una radiografía inexacta de los ingresos de cada local subvencionado. Otro punto de fricción dentro del Ejecutivo es si esas ayudas deberían devolverse para evitar apuntalar empresas "zombies" sin viabilidad.

En medio de este debate, el Gobierno ha decidido coordinar con el resto de las administraciones. Desde las comunidades autónomas y los ayuntamientos confirman este término, pero coinciden en que todavía no hay fecha para la reunión. Lo que implica que tampoco este martes se aprobará en el Consejo de Ministros. La ministra Maroto se comprometió a sacarlo en el mes de diciembre.

Muchos gobiernos regionales, especialmente aquellos que han tomado medidas más duras en el cierre de la hostelería y la restauración han dado ayudas directas al sector Al igual que ayuntamientos que han adoptado fórmulas como exoneraciones fiscales y otras que favorezcan la demanda al ceder calzadas para instalar terrazas.

En este sentido, Sánchez Llibre, presidente de Foment, señalo este lunes que "todo el mundo está esperando planes choque de ayudas directas a las empresas" para que puedan abrir sus negocios y se puedan recuperar lo más rápido posible.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud