Economía

Suprimir la paga extra de pensionistas y funcionarios, bajar el IRPF... la 'receta' liberal para salvar la economía

  • Se debe respetar la paga extra de sanitarios y Fuerzas de Seguridad del Estado
  • Sin la traba del SMI, las empresas podrían crear mucho más trabajo
  • "Saldar de forma inmediata los importes pendientes de pagos a proveedores"
Foto de Alamy

La crisis del covid-19 está cambiando la forma de entender la economía y la política. Los países desarrollados se están adentrando en una especie de 'capitalismo de Estado' (un nuevo paradigma) en el que los Gobiernos tienen un mayor peso en la economía y en las grandes decisiones de la sociedad, algo que parece contar con el apoyo de las grandes instituciones económicas. Hoy son pocos los que se atreven a mencionar la austeridad o a denunciar la reducción a la libertad económica que suponen las medidas que se están adoptando en España y otros países avanzados. Entre esos pocos se encuentra el Instituto Juan de Mariana (IJM), que ha elaborado un decálogo de medidas para "salvar la economía española".

Pese a todo, el cambio de paradigma que se está viendo entre instituciones, economistas y expertos también deja ver de cierta manera en el IJM, que en algunas de sus medidas apuesta por la intervención del Estado ante la situación crítica y excepcional a la que se enfrenta la economía.

En el propio documento reconocen que "en algunas propuestas, planteamos programas de apoyo a las empresas impulsados desde el sector público; además, creemos que es necesario que el Estado intervenga en determinadas áreas de la economía en estos momentos (por ejemplo, avalando créditos), un planteamiento que parece ir en contra de los principios liberales que defiende el IJM".

Pese a todo, gran parte del decálogo está basando en medidas que se pueden encuadrar dentro del liberalismo económico, buscando una reducción de la regulación y del poder público dentro de una economía de mercado.

Propuestas para salvar la economía

-Sin paga extra para pensionistas y algunos funcionarios. El instituto cree que en una situación excepcional como la actual, con millones de asalariados y autónomos en el sector privado sufriendo los reveses de la crisis, no tiene sentido subir el salario a los sectores más protegidos de la sociedad en términos económico: funcionarios y pensionistas. Más bien sería positivo recortar una paga extra para reducir la creciente deuda pública, que ya supera el 115% del PIB, que tendrán que devolver generaciones futuras.

De esta modo, el IJM aboga por la eliminación de una paga extra a los pensionistas y a todos los funcionarios excepto a los empleados del sector sanitario y de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Además, propone la congelación del salarios o rentas de estos colectivos, frente a la subida del 0,9% que ha aprobado el Gobierno. Por ejemplo, el Reino Unido ha congelado el salario a sus funcionarios por respeto a todo el que está perdiendo su empleo y sufriendo la crisis.

-Eliminar el salario mínimo. Para superar la recesión e impulsar la productividad, la institución plantea suprimir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para facilitar la entrada en el mercado laboral de los colectivos con más dificultades de inserción.

Un salario mínimo elevado (respecto al salario medio de la economía) puede entorpecer la contratación de los trabajadores menos productivos o con menor formación, a la par que puede puede suponer un coste demasiado alto para las pequeñas empresas que ya se encuentren una situación financiera delicada. Un mercado laboral sin salario mínimo puede favorecer la contratación, el dinamismo en el mercado de trabajo, un aumento de la tasa de empleo y una caída del paro. Por el contrario, también puede generar mayores desigualdades salariales.

-Ayudas a las empresas (pago a proveedores). El IJM cree en una crisis como la que enfrentamos, en la que se necesita dotar mecanismos de liquidez a las empresas y agentes económicos, de nada sirve que las administraciones públicas sigan incumpliendo los plazos legales para saldar la deuda comercial (genera incertidumbre y nuevas deudas para las empresas).

"Con cientos de miles de pequeñas empresas ahogadas por la caída de la facturación, creemos que hay que pedir un pequeño esfuerzo al Estado y a sus organismos. Por eso, proponemos saldar de forma inmediata los importes pendientes de pagos a proveedores y acortar los períodos medios de pago desde el sector público al privado. Una vez que una factura sea aceptada y validada, la administración responsable de su pago tendrá 30 días para abonarla (quizás se podría ampliar algo el plazo para pequeñas administraciones locales)", según señala el documento.

-Ayudas a las empresas (financiación). A corto plazo y para inyectar liquidez en la economía es necesario acelerar el pago de las deudas pendientes de las administraciones públicas con sus proveedores, y conceder avales para líneas de crédito equivalentes a tres meses de la facturación de 2019 a todas las empresas y autónomos que lo soliciten.

Esta propuesta, explica, se llevaría a cabo en colaboración con el sistema financiero y el Estado avalaría entre un 15% y un 25% de las líneas de crédito aprobadas por las entidades.

-Atenuar la carga fiscal de las empresas. El instituto propone, además, aplazar hasta 2023 todas las obligaciones tributarias del primer y segundo trimestre de 2021, incluidas las cotizaciones sociales, a las empresas que lo soliciten.

-Otro tipo de confinamientos. El IJM plantea como alternativa a los confinamientos generalizados un sistema híbrido que permita seguir funcionando a la economía, pero que proteja a la vez a los sectores de la población más vulnerables. Para ello pide blindar a los grupos de la población que son más débiles ante la incidencia del virus, pero reducir las restricciones para el resto de la población, ya que estas asfixian la economía y los ingresos de familias y empresas.

-Reducir el gasto público superfluo. Para evitar un aumento excesivo del déficit y de la deuda pública deben implementarse de forma inmediata las medidas de ajuste coherentes con el programa de auditoría de gasto (spending review) que realizó la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal y que detectó grandes ineficiencias. España pierde miles de millones de euros todos los años por un sistema subvenciones poco eficiente y con muchos agujeros.

-Revolución fiscal. Otro de los puntos débiles de la economía española es el sistema fiscal. Funcas reveló en un informe reciente que muchas de las desgravaciones y beneficios fiscales del sistema tributario español no cumplen con el fin para el que fueron concebidos. Al final, España tiene unos tipos impositivos marginales elevados que no se reflejan en la recaudación. 

Desde el IJM piden una rebaja de impuestos (IRPF y Sociedades) y la simplificación del sistema. Una buena parte de los países de nuestro entorno están apostando por reducciones del IVA y de otros impuestos para estimular la demanda, España no ha tomado ninguna medida en este sentido, más bien se ha hecho todo lo contrario, con subidas de impuestos que han entrado en vigor este 2021. 

-Uso de los fondos europeos. La institución realiza una doble propuesta: acometer rebajas puntuales de impuestos en 2021 y 2022 financiadas con el dinero de la UE, y destinar los recursos a provisionar un fondo que cubra las pérdidas derivadas de los avales a empresas. Los expertos del IJM critican que el dinero de los fondos se vaya a usar para planificar la economía y ayudar a grandes empresas, lo que puede generar una enorme red clientelar que dependa del Gobierno.

-Facilitar el rescate de desempleo y planes de pensiones. El IJM pide reducir las trabas para que se pueda capitalizar la prestación por desempleo (recibir el paro de una vez). También sería positivo permitir el rescate de los planes de pensiones (muchos españoles tienen un patrimonio importante inmovilizado que no pueden recibir hasta su jubilación) "sin tener que pasar por la caja de Hacienda o al menos permitir el aplazamiento del pago de la deuda fiscal".

comentarios89WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 89

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
amilcarbarsa
A Favor
En Contra

Desde luego todos estos especímenes que predican las restricciones para los demás, tienen un nombre que no puedo poner aquí. A esos los haría pasar el resto de su vida con 400 euros o nada a ver si seguían opinando lo mismo. ¡¡sinvergüenzas y ladrones!!

Puntuación 7
#75
Al médico del Nº 25
A Favor
En Contra

Curándome por obra del Espíritu Santo llevo desde que empezó la pandemia. Los médicos te atienden por teléfono tarde y mal. Eso sí, el resto de profesionales están donde tienen que estar a pesar de todo. Me recuerda a las madres de los militares que se manifestaban porque a sus hijos les mandaban a "zonas de conflicto"... si te parece enviamos a los charcuteros. Pues por el estilo. Soy funcionario de prisiones y ahí hemos estado. Por cierto, los días complicados en mi trabajo, cuando nos jugamos la vida, lo hacemos y punto que para eso elegimos ser lo que somos y para eso nos pagan.

Puntuación 5
#76
REGINO PARADINAS
A Favor
En Contra

Además, en casi todos los convenios sectoriales del pequeño comercio hay que pagar en nómina al trabajador una paga anual de beneficio que tiene consolidada. Esto actualmente es anacrónico e inaudito. Es posible que deje de ser obligatorio por ley realizar este pago, por favor...

Puntuación -5
#77
Joe78
A Favor
En Contra

Los sueldos brutos de los funcionarios van desde los 14800 a los 29000€. Los sueldos de los cargos públicos (y sus asesores) en muchos ayuntamientos, CCAA y estatales, van de los 80000 a los 120000€. Ese es el problema.

Quitar las extras a los funcionarios, sería una injusticia, y hundiría aun mas la economía de millones de familias.

Puntuación 7
#78
Usuario validado en Google+
Javier
A Favor
En Contra

Los que proponen las medidas liberales tienen un único calificativo: SINVERGÜENZAS!!

Puntuación 4
#79
Néstor
A Favor
En Contra

¿ Solo quitar la extra a los funcionarios, y reducir no? Como podemos tener más de tres millones de funcionarios con la que esta cayendo...

Puntuación 1
#80
Frío en invierno
A Favor
En Contra

Lo primero que tienen que hacer y aconsejar todas estos inteligentes es: rebajar ministerios y cargos públicos, tanto en Gobierno Central y Autonomías, y no cobrar pensiones sin cotizar con los años correspondientes, como el resto de los trabajadores. Y otras muchas cosas más...

Puntuación 6
#81
JonS
A Favor
En Contra

Las gilipolleces de siempre de la derecha ultraliberal, reducir gastos de pensiones, salarios públicos (eso sí, jamás a las fuerzas represivas que se encargan de mantener el status-quo, a esos, a los de la porra y la pistola, todo lo contrario, subirles el sueldo, jajajaja !!!). A este programa se adherirán cuatro iluminadas como Carmen y poco más. Por suerte, hay 10 millones de pensionistas que, a poco espabilados que sean con su voto, cerrarán inmediatamente el paso a estas propuestas absurdas e injustas. Los impuestos deben subir en este Estado al nivel adecuado europeo que les corresponden y las pensiones, parte integrante fundamental del Estado de Bienestar deben mantenerse y, en su caso, incrementarse.

Puntuación 0
#82
Yo propongo
A Favor
En Contra

Una más y mejor:

- Fusilarlos 4 veces tras 1 semana de torturas evitando que se desmayen. Incautar sus bienes, y los de todos sus familiares y allegados, testaferros y sociedades en que participen.

Puntuación -2
#83
JonS
A Favor
En Contra

Por supuesto entre las “brillantes medidas” de esta sarta de ultraderechistas, buenos amigos de Trump y de sus recetas económicas, estos de esta asociación Juan de Mariana, jamás se ve ni una sola medida encaminada a castigar fiscalmente a las grandes fortunas, los grandes patrimonios, los consejeros del Ibex 35, etc. Bajar impuestos, sí, sobre todo en IRPF a los que más ganan. Cuanto menos redistribución fiscal mejor, subir el índice de Gini del Estado español. No tienen que jurar quiénes les financian. Por suerte los jubilados (y otros colectivos) no son idiotas y sabrán apoyar con su voto sus intereses. “Follow the money ....”, se dive en estos casos.

Puntuación 0
#84
jajajaja
A Favor
En Contra

De dónde se habrá escapado esta Carmen...

Puntuación 1
#85
Joana
A Favor
En Contra

Medica, contraje el COVID en marzo. Me jubilé por edad en julio. Mi carrera ha sido un contrarreloj para poder pagar mis gastos, casada con otro medico que ha trabajado durante 35 años a 60 Km del hogar, durante mas de 20 años con contratos anuales, la sanidad publica no convocaba oposiciones. Sueldos justísimos, pasábamos envidia de nuestros amigos que decidieron emigrar a Francia, Reino Unido incluso a Africa. Ahora ¿quieren quitarnos la paga extra de la pensión? España es un pais pobre, sobre todo por la pobreza mental de sus gobernantes. ¿Como es posible que una de las despensas de Europa, con un suelo fértil, que no deberiamos depender de nadie para mantenernos sea pobre...? Cuando pienso en la Rusias que no dan ni para patatas, en Alemania que si pones un huerto te sale todo aguado... Que pena señores, qué pena!!!

¿ En qué están pensando estos gobernantes?

Puntuación 3
#86
Carlos
A Favor
En Contra

Es increíble que se publique esto en un medio de comunicación medianamente serio.

Puntuación -1
#87
Cabezon
A Favor
En Contra

Todas estas recetas nos han llevado en los últimos 40 a las mayores desigualdades del reparto de la renta, que es uno de los principales motivos de la desafeccion de buena parte de la poblacion de la democracia liberal...de ahí el éxito de los Salvapatrias a los que nos están arrojando estos neoliberales, ellos nunca pierden, como ya se vio en Chile allá por los 70

Puntuación 4
#88
JonS
A Favor
En Contra

#79

Estoy (muy) de acuerdo que estos de este Instituto Juan de Mariana son unos sinvergüenzas, pero en el fondo no hay que tomárselo con ellos en forma personal. Estos economistas están ahí y dicen lo que dicen porque alguien les paga para que lo digan. Eso Instituto no vive del aire, sus sueldos salen de algún sitio y los que les financian para que digan lo que dicen son los Bancos, las empresas del Ibex 35, etc. En definitiva, los empresarios, la derecha político-económica, la CEOE, etc. Esos son la mano que mece la cuna, y estos de este Instituto son meros muñecos movidos por los ventrículos que están detrás. Los ya citados. Esos son los mayores sinvergüenzas.

Puntuación 1
#89