Economía

España gasta cada año en incentivos fiscales el equivalente al 50% de las ayudas que llegarán de la UE

  • Funcas ve el coste fiscal por los planes de pensiones "sobrevalorado"
  • El IRPF, IVA y Sociedades suman 77.000 millones en desgravaciones
Fuente: Dreamstime.
Madrid.

Los incentivos fiscales en España están en el punto de mira después de que la Airef recogiese recientemente que hasta 35.000 millones de euros que se destinan cada año a estas desgravaciones podrían estar cayendo en saco roto o no cumpliendo con el fin para el que fueron concebidos. Ahora bien, estos son una parte de las ventajas tributarias que ofrece nuestro país y que según Funcas se elevará el próximo año hasta los 77.000 millones de euros entre el IRPF, el IVA y Sociedades. Una cifra nada desdeñable que supone una cifra equivalente al 6,5 puntos porcentuales del PIB y a la mitad de las ayudas que se espera reciba nuestro país del Fondo de Reconstrucción de la Unión Europea.

Cabe recordar que España se espera que reciba de este paquete extraordinario de ayudas europeas, previsto para relanzar la economía de los países más afectados por la pandemia, unos 140.000 millones de euros. De los cuales, la mitad, unos 70.000 millones, se espera que sean en forma de transferencias directas no reembolsables. No en vano, la comparativa se ciñe al aspecto macroeconómico del coste de esta partida presupuestaria, toda vez que estas ayudas están condicionadas a su inversión directa en economía productiva, es decir, proyectos empresariales. Sin embargo, con esta cifra sobre la mesa, parecen justificarse algunas de las prebendas de países como Holanda y lo conocidos como frugales para dar laxitud a este fondo de recuperación económica.

De este modo, según un artículo recogido en el último número de Cuadernos de Información Económica, publicación editada por Funcas, en el que José Félix Sanz y Desiderio Romero apuntan que el coste recaudatorio asociado a los "numerosos" beneficios fiscales existentes en el IRPF, el IVA y el impuesto sobre Sociedades, suponen el 85% del total. Para los autores, estas cifras sugieren que, con cargo a estos beneficios fiscales, España podría financiar una reforma fiscal encaminada a conseguir un sistema "más eficiente y más simple", consiguiendo una mayor recaudación.

En este sentido, según Funcas, el total de gastos fiscales en el IRPF de 2017 ascendió a 27.704 millones de euros, de los que 19.683 millones se instrumentaron en la base imponible, 3.231 millones en la base liquidable y los 5.445 millones restantes en deducciones en la cuota, por lo que el grueso de beneficios fiscales se estructura en la base imponible del impuesto (71,05%).

En el IRPF destacan los beneficios fiscales asociados a los rendimientos del trabajo, al tratamiento del ahorro y del capital inmobiliario y, en menor medida, a los sistemas de previsión social y otras deducciones en cuota. Asimismo, señala Funcas que el coste recaudatorio imputado habitualmente a los planes de pensiones está "sobrevalorado significativamente" al no tenerse en cuenta la fiscalidad soportada por las prestaciones en el momento de ser percibidas.

"El verdadero coste recaudatorio de los planes de pensiones debe determinarse por la diferencia entre los ahorros fiscales generados al partícipe en la aportación (1.809 millones) y el valor presente de los impuestos que se pagarán cuando se reciba la prestación (1.559 millones), por lo que el coste recaudatorio efectivo es de 250 millones.

En cuanto al IVA, los beneficios fiscales generados por los tipos reducidos del IVA suponen 29.597 millones de euros, de los cuales un 30% están generados por bases gravadas a tipo superreducido y el 70% restante a tipo reducido. En este sentido, se detecta que podría conseguirse una recaudación próxima a la existente actualmente con un tipo único próximo al 10% si se eliminasen las exenciones. Según Funcas, las exenciones dan lugar a una pérdida potencial de recaudación de cerca de 18.000 millones, mientras que los tipos reducidos y superreducidos suponen beneficios fiscales por importe de más de 29.000 millones de euros.

Bonificación empresarial

Por último, sobre Sociedades los autores aclaran que hay una ausencia de microdatos de las declaraciones del impuesto sobre sociedades, pero conforme a la estadística de la Agencia Tributaria los beneficios fiscales generados por bonificaciones y deducciones en cuota fueron en 20178 de 2.099 millones de euros.

En detalle, el montante de los beneficios fiscales generados por la existencia de bonificaciones es de 250,5 millones, de los que el 57,4% se correspondieron a la bonificación de los beneficios obtenidos por la prestación de servicios locales. Por su parte, el montante de beneficios generados por las deducciones al empleo es de 1.818 millones.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A
A Favor
En Contra

Es otra forma de decir a los mismos. Los únicos que pueden actuar en la economía son los que ganan dinero y esos son los que han recibido las ayudas directas, ahora no pagan impuestos. Cambiar las palabras no anula la violencia usada y continuada.

Puntuación -2
#1
Sjuxudhebbd
A Favor
En Contra

"Dilapidan", no "lapidan", pedazo de analfab*etos.

Y luego hablan de la generación mejor preparada. País de analfabestias es lo que es.

Puntuación 8
#2
Carmen
A Favor
En Contra

Pues en este caso dilapidar tampoco, se dilapida lo que hay, no lo que no hay por culpa de bonificar etc etc. Hay tanta tontería con las bonificaciones y demás que seguro que si las quitan todas y bajan varios puntos las tarifas de los impuestos, aún saldrían ganando las arcas del Estado.

Puntuación 5
#3