Economía

Lagarde advierte de que "nos enfrentamos a una recuperación desigual y parcial"

  • "La UE no debe perder el tiempo, el acuerdo debe ser rápido y ambicioso"
  • Vuelve a incidir en que el PEPP seguirá activo hasta junio de 2021
  • "No vemos ninguna razón para cambiar ahora mismos el sistema de tramos"

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, ha reconocido en rueda de prensa que la zona euro se enfrenta a una recuperación económica "significativa, pero desigual y parcial". Además, Lagarde ha asegurado que se está produciendo un fuerte incremento de la 'holgura' en la economía, es decir, que una parte notable de los factores de producción (trabajo, capital y tierra) están ociosos, lo que aleja al PIB de su potencial y la inflación de su objetivo. Por ello, aunque la recuperación económica ya ha empezado, aún se necesita una política monetaria muy expansiva que apoye y solidifique el crecimiento económico, para que las cicatrices en la economía sean lo más pequeñas posibles.

Lagarde: "En nombre de la flexibilidad, para que el programa sea eficiente y proporcionado, tenemos que desviarnos como ha pasado con Italia, Portugal, un poco con Alemania, mientras que nos hemos quedado por debajo de la clave de capital en Francia, pero la flexibilidad es la clave principal que diferencia al PEPP de otros programas de compras"

"La información recibida desde nuestra última reunión de política monetaria a principios de junio muestra una reanudación de la actividad económica de la zona del euro, aunque el nivel de actividad sigue muy por debajo de los niveles que prevalecían antes de la pandemia de coronavirus (covid-19) y las perspectivas siguen siendo muy inciertas", ha declarado la francesa.

"Tanto los indicadores de alta frecuencia como los de encuestas tocaron fondo en abril y mostraron una recuperación significativa, aunque desigual y parcial, en mayo y junio, junto con la contención continua del virus y la relajación asociada de las medidas de contención", ha señalado Lagarde. Desigual porque unos países están superando la crisis mucho mejor y más rápido que otros, pero también porque unos sectores está recuperando los niveles de actividad mucho más rápido que otros. Por ejemplo, el turismo y la hostelería podrían tardar mucho más tiempo en recuperar los niveles previos de actividad a la pandemia.

"La recuperación se encuentra en sus primeras etapas y sigue siendo desigual en todos los sectores y jurisdicciones. Después de disminuir un 3,6% (el PIB), trimestre a trimestre, en el primer trimestre de 2020, se espera que el PIB real de la zona del euro se contraiga aún más en el segundo trimestre", sostiene la presidenta del BCE.

Es cierto que han surgido signos de una recuperación en el consumo, mientras que también ha habido un repunte significativo en la producción industrial. Pero "al mismo tiempo, las condiciones moderadas del mercado laboral y el ahorro de precaución de los hogares están afectando el gasto del consumidor. Las débiles perspectivas comerciales y la alta incertidumbre están frenando la inversión, mientras que la debilidad de la economía mundial está obstaculizando la demanda externa de bienes y servicios de la zona del euro", ha reconocido la abogada francesa durante su discurso.

La debilidad del mercado laboral y la caída de los ingresos reales, junto a la incertidumbre excepcionalmente elevada sobre la evolución de la pandemia y las perspectivas económicas, continúan afectando el gasto del consumidor y la inversión empresarial. "La inflación general se está reduciendo por los precios más bajos de la energía y se espera que las presiones de los precios sigan siendo muy bajas debido a la fuerte caída en el crecimiento del PIB real y el aumento significativo asociado en la holgura económica", ha explicado Lagarde durante el discurso.

La flexibilidad del PEPP

Además, la presidenta del BCE ha querido destacar la flexibilidad del programa de compras contra la pandemia. Este programa, aunque tiene un tamaño de 1,350 billones, puede usarse de forma flexible: las compras pueden variar cada semana o mes, no tienen que seguir un ritmo mensual como el resto de programas de compras. Por otro lado, se puede usar para evitar la fragmentación financiera en la zona euro, por lo que si hay tensión en la deuda italiana, el BCE puede comprar más bonos italianos de forma temporal para que la política monetaria se transmita de la misma forma en todas las jurisdicciones. 

"En nombre de la flexibilidad, para que el programa sea eficiente y proporcionado, tenemos que desviarnos como ha pasado con Italia, Portugal, un poco con Alemania, mientras que nos hemos quedado por debajo en Francia, pero la flexibilidad es la clave principal que diferencia al PEPP de otros programas de compras, aunque la convergencia tendrán lugar en algún momento, ahora estamos aprovechando la flexibilidad", ha destacado Lagarde.

En cuanto al fondo de recuperación que negocian los países para la zona euro, Lagarde ha señalado con resignación que "las cosas en Bruselas llevan tiempo y mucho esfuerzo, los lideres políticos deberían enviar una señal clara al mundo, al mercado, no se puede perder el tiempo". La aprobación de este fondo está encontrando la oposición frontal de países como Holanda, una de las economías más importante de la Unión Europea. 

Este fondo contará con una parte importante de subvenciones a fondo perdido que irán a parar a los países que más lo necesiten. Por otro lado, también se concederán créditos blandos que deberán ser devueltos. Lagarde ha insistido en que el paquete final "debe aprobarse rápido y ser ambicioso", el tiempo es clave para que la recuperación no sea desigual y genere mayores divergencias en la UE. 

Una parada técnica

En cuanto la parte técnica de la reunión, el Banco Central Europeo se ha tomado un descanso temporal. Tras unos meses muy convulsos por la crisis causada por el covid-19, el BCE ha dejado intactos los tipos de interés: el de depósito (donde los bancos aparcan su liquidez) en el -0,5%, el principal en el 0% y el de facilidad marginal de crédito en el 0,25%. Tampoco ha aportado más información sobre el programa de compras contra la pandemia (PEPP), que seguirá activo hasta junio de 2021. Finalmente, el instituto monetario ha mantenido sin cambios el sistema de tramos que calcula las reservas de las banca que están penalizadas al -0,5%. Lagarde ha explicado "que ahora mismo no ven ninguna razón para cambiar este multiplicador, pero cuando sea necesario se podrá modificar".

"Tanto las autoridades fiscales como las monetarias siguen lidiando con la recesión. Aún así, el BCE probablemente ha hecho lo suficiente el mes pasado para tomarse un respiro en su reunión del Consejo de Gobierno este jueves", asegura Gilles Moëc, economista jefe de Axa.

En las últimas dos semanas algunos miembros del Consejo han mencionado la posibilidad de que el banco central no tenga que gastar todo lo que ha previsto desde el comienzo de la crisis, algo que parece muy complejo de comunicar sin generar grandes turbulencias. En este aspecto, Lagarde solo ha incidido en la flexibilidad del PEPP, lo que da gran margen al banco central para modificar las compras o desviarse de las claves de capital para adquirir más deuda de los países bajo presión.

comentariosforum8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 8
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

tro
A Favor
En Contra

Lo que debería de hacer este gobierno en lugar de penalizar la jubilación es que el tiempo que perdimos de mili obligatoria contabilice como tiempo cotizado, aunque sea con la base mínima, a la seguridad social, de cara a la jubilación. Ya que para eso fuimos obligados a perder un año o más de nuestra vida, que lo podíamos haber utilizado para trabajar, y por lo tanto cotizar y aumentar nuestra futura pensión. Hagamos una campaña entre todos los afectados y creemos una plataforma, y manifestaciones para que esto se lleve al congreso, y si este mensaje lo lee algún político que influya para que se haga realidad. Si esto no se lleva a cabo sería una injusticia.

Puntuación 3
#1
A Favor
En Contra

Aquí los mismos haciendo lo mismo que en febrero y cometiendo los mismos errores, no se puede ser más HDLGP e miserable.

Y le vuelven a votar, que banda de borregos perroflautas progres apesebrados.

En tres meses os vais y nos vamos a enterar de lo que es una crisis económica y con el imbecil mayor al frente.

Puntuación 6
#2
Carmen
A Favor
En Contra

Tenéis dos tipos a sueldo de Soros que van a dinamitar el Euro rechazando las condiciones del rescate de España y sacándola del Euro y de la UE, son Sanchinflas y el Chepas, no los subestiméis, tienen además todo el dinero de Irán y de la nar o dictadura de Venezuela.

Puntuación 5
#3
fede
A Favor
En Contra

Lagarde y sus compinches no van a tener problemas de recuperación.

Puntuación 4
#4
A Favor
En Contra

Exorcizo te,

per Deum vivum, per Deum verum, per Deum sanctum,

immundissime spiritus, inimice fidei,

hostis humáni generis, mortis adductor,

pater mendácii, malórum radix,

seductor hóminum, excitátor dolórum.

Adiúro te, maledicte draco,

in nómine Dómini nostri Iesu Christi

eradicáre et effugáre ab hoc plásmate Dei.

Ipse Christus tibi imperat,

qui te de supérnis caelórum

in inferióra terrae demérgi praecépit.

Ipse Christus tibi imperat,

qui mari, ventis et tempestaibus imperávit.

Ipse Christus tibi imperat,

aeternum Dei Verbum caro factum,

qui pro salúte géneris nostri,

tua invidia pérditi

humiliávit semetipsum

factus oboediens usque ad mortem.

Illum métue,

qui in Isaac immolátus est,

in Ioseph venúmdatus,

in agno occisus,

in hómine crucifixus,

deinde inférni triumphátor fuit.

Da locum Christo,

in quo nihil invenisti de opéribus tuis.

Humiliáre sub poténti manu Dei;

contremisce et éffuge

invocáto a nobis sancto nómine Iesu,

quem inferi tremunt,

cui Virtútes caelórum et Potestátes

ac Dominatiónes subiéctae sunt,

quem Chérubim et Séraphim

indeféssis vócibus láudant dicéntes:

Sanctus, Sanctus, Sanctus Dóminus Deus Sábaoth,....

Recéde, ergo,

in nómine Patris + et Filii + et Spiritus + Sancti:

da locum Spiritui Sancto,

per hoc signum sanctae Crucis

Iesu Christi Dómini nostri,

qui vivit et regnat in saecula saeculórum.

Amen.

Puntuación 1
#5
Bko
A Favor
En Contra

La anterior ya lo fue, en un año el PIB se recupero pero una década después todavía había el doble de paro. Desigualdad entre empresario y trabajador. Pero el brazo armado de la economía, la LEY no fue discriminatorias permitiendo el paso del parado a empresario. En este toda la fuerza de la LEY se da al empresario anterior (ayudas por la recesión sólo a empresas antiguas) impidiendo el paso de parado a empresario serán dos décadas de desigualdad.

Puntuación -2
#6
Silverio A.
A Favor
En Contra

No señora Lagarde. Debería decir que vamos a actuar para dificultar la recuperación de algunos países: España.

Si quieren el mismo ritmo de recuperación para todos, eliminen de Europa los paraísos fiscales y las ventajas que supone para algunos territorios. Ya sucedió en la crisis anterior que hubo naciones de primera y de cuarta.

Puntuación -1
#7
A Favor
En Contra

Esa lagarta no está a la altura de Mario Draqqi

Puntuación 1
#8