Motor

Los coches con las pantallas táctiles más grandes, ¡hasta 49 pulgadas!

Hubo una época en la que la revolución del estética en el mundo del automóvil estaba en las líneas exteriores. Los diseñadores trabajaban a conciencia para definir carrocerías con una personalidad bien marcada, capaz de establecer diferencias claras entre marcas. No sucede hoy lo mismo. Vistos desde fuera, los coches resultan muy homogéneos en muchos casos (no hablemos ya de los modelos que pertenecen a una misma marca, que responden en ocasiones a la idea de 'mismo zapato en diferentes tallas', hasta el punto de dibujar un panorama poco creativo y hasta aburrido.

Sin embargo, sí estamos viviendo una revolución en el diseño interior. Cuando un modelo cambia de generación, muy probablemente sea conservador en sus modificaciones exteriores, pero rompedor en la definición de su habitáculo. Y si hay un elemento protagonista y común a todos los coches que hemos ido viendo llegar en los últimos años -parece que seguirá siendo así durante largo tiempo- es precisamente la pantalla. O, más bien, deberíamos escribirlo en mayúsculas, ya que no sólo ocupa un lugar destacado en el coche y sirve como elemento central de control, sino que además ha ido adquiriendo unas proporciones tales que ya casi parecen tablets integradas entre el salpicadero y la consola.

Todos los fabricantes diseñan sus coches así, dándole protagonismo a esas grandes pantallas. Pero, ¿es realmente cómodo? Cierto es que mirar la información en un monitor grande facilita la legibilidad y hace que la asimilación de contenidos sea más cómoda. Sin embargo, pueden llegar a convertirse en elementos de distracción. Entre otras cosas porque cada vez son más táctiles y tienen menos botones, lo que obliga a llevar la vista y el dedo a la pantalla más tiempo del aconsejable si se quiere garantizar la seguridad al volante.

Uno no es consciente a veces de la cantidad de metros que se recorren conduciendo mientras se cambia la temperatura del climatizador, se enlaza el teléfono al sistema bluetooth o se modifican otros parámetros del sistema de información y entretenimiento del coche. Pero son muchos. Más de lo que uno imagina. En carretera es fácil recorrer varias decenas o hasta cientos de metros circulando totalmente abstraídos de la conducción; y en ciudad, aunque la distancia recorrida es menor dada la velocidad, puede llegar a ser más crucial aún dado que los imprevistos son constantes.

Las pantallas forman parte del ecosistema moderno. Es un hecho. Son un símbolo de tecnología y, nos guste o no, están aquí para quedarse. Las hay de todos los tipos y colores, con diferentes formatos, distintas en su capacidad de reacción a las órdenes táctiles. En este artículo, sin embargo, ponemos el foco en el tamaño casi de forma exclusiva. Hacemos un repaso a las pantallas más grandes de los coches actuales. Muchos ya están a la venta, alguno está por llegar y, casi todos, son modelos muy recientes. ¿Quieres sentirte en tu coche como en el salón de casa, televisor incluido? Toma nota.

1. Byton M Byte

Tamaño de pantalla: 49 pulgadas

El fabricante chino llega este mismo año con una apuesta SUV que, sin duda, captará la atención de cualquiera que se asome a su interior. Este modelo eléctrico de diseño moderno esconde en su habitáculo la pantalla más grande del mundo en un coche de serie. Tal y como suena. Ni Tesla ni nada. Lo que plantea esta compañía asiática es un tremendo monitor de 49 pulgadas de formato horizontal que recorre el coche de lado a lado, entre los dos pilares A, justo entre el salpicadero y el parabrisas.

¿Genialidad o exageración? Sobre el papel no deja de ser una apuesta curiosa, pero habrá que ver cómo es de funcional una vez en marcha. La cosa no queda aquí: por si no hubiera suficiente, existen otras cuatro pantallas 'de apoyo', una en el centro del volante, otra en el túnel central y otras dos en los asientos para los pasajeros de la fila posterior.

El Byton M Byte es un SUV eléctrico con una autonomía de entre 400 y 520 kilómetros, con nivel 3 de conducción autónoma y conectividad 5G. La producción empieza en China a finales de 2019 y tendrá un precio estimado -en EEUU- de 45.000 dólares.

2. Tesla Model S

Tamaño de pantalla: 17 pulgadas

Al Model S hay que reconocerle varios méritos: entre ellos, el hecho de haber sido la primera berlina dio visibilidad en las calles a la tecnología eléctrica; también hay que reconocerle su capaz de mantenerse joven con el paso del tiempo. A su edad ya debería estar a punto de cambiar de generación según los ciclos de vida actuales, sin embargo, su diseño sigue siendo actual y mantiene todavía hoy la pantalla más grande del mercado hasta que llegue el modelo chino que citamos arriba a bajarlo del trono.

Su pantalla vertical no solo es grande y ha contribuido a acercar el concepto de tablet al mundo del coche, sino que se integra en un entorno tan limpio y sencillo que lleva el minimalismo a un nuevo nivel. A Elon Musk se le podrá criticar por una serie de cosas, pero no deja de ser cierto su carácter pionero. Y este es un claro ejemplo.

3. Volkswagen Touareg

Tamaño de pantalla: 15 pulgadas

Para quien escribe estas líneas, el VW Touareg ha sido una de las grandes sorpresas de este año pasado. Y no solamente porque ha demostrado ser un gran producto a la altura de los mejores modelos premium de su segmento, sino por esa pantalla que recibe al conductor nada más abrir la puerta como si de un enorme televisor se tratara. En términos objetivos es muy grande, tanto que uno no se lo espera. Son 15 pulgadas de manejo puramente táctil, que sirven para presentar la información con total desahogo. Por mérito propio, el VW Touareg sube al podio de este peculiar listado.

4. Tesla Model 3

Tamaño de pantalla: 15 pulgadas

El hermano pequeño del Model S es el Tesla Model 3, una berlina de dimensiones más contenidas (que no pequeña), que acaba de aterrizar en el mercado bajo la premisa de convertirse en el 'Tesla del pueblo'. Su precio de partida aún no llega a ser especialmente contenido, pero sí es el modelo más barato de la marca en este momento. A su sistema de impulsión eléctrico le suma una autonomía elevada, de más de 500 km según WLTP (listado de los coches eléctricos con mayor autonomía WLTP del mercado) y unas prestaciones generosas.

5. BMW X7

Tamaño de pantalla: 12,3 pulgadas

Recién salido del horno, el BMW X7 es la apuesta de la marca alemana en la categoría de los SUV de lujo de grandes dimensiones. En este caso, son 5,15 metros de coche para rivalizar con modelos de la talla del Range Rover LWB (batalla extendida) o el Mercedes-Benz GLS. La calidad, como en los últimos productos de la marca, está a un nivel muy elevado. Especialmente en el interior. Y es aquí donde entra en juego la nueva pantalla del sistema de infoentretenimiento, que queda perfectamente ubicada en la consola central. Mide 12,3 pulgadas, que es una medida muy típica que encontramos en muchos modelos, tanto de marcas premium como generalistas.

6. Lexus ES 300h

Tamaño de pantalla: 12,3 pulgadas

El Lexus ES es un modelo desconocido en Europa pero en realidad tiene casi tantos años como la propia marca. Este coche fue lanzado en Japón junto al Lexus LS en pleno despertar de Lexus, casi a punto de empezar la década de los 90. Esta berlina llega ahora a nuestro mercado para sustituir al Lexus GS, y lo hace con un as en la manga: su precio es más contenido. Pero, ojo, que esto no quiere decir que sea un modelo menos apetecible. De hecho, cuenta con los mismo ajustes y materiales de sus hermanos de gama (son soberbios) y con una calidad de rodadura a la altura de los mejores del segmento de las berlinas premium.

Presidiendo la consola central está su pantalla de 12,3 pulgadas en formato apaisado, de fácil lectura, buenos gráficos y enmarcada en una estructura de acertado diseño. El Lexus ES se vende en España con el motor híbrido 300h. Los flujos de energía y otros detalles del sistema de impulsión son parte de la información que se proyecta en la pantalla.

7. Peugeot 508

Tamaño de pantalla: 12,3 pulgadas

Sin duda, el Peugeot 508 ha sido una de las grandes sorpresas que nos ha dejado el segmento de las berlinas generalistas en los últimos tiempos. Su puesta en escena, tanto por dentro como por fuera, es rompedora y deja bien claro que es posible huir de estereotipos y lanzar al mercado una apuesta de diseño agresiva, arriesgada y diferente. Elementos como el i-cockpit marcan su personalidad. Pero también su pantalla tiene mucho que decir. Con 12,3 pulgadas, es más grande que la de sus rivales directos y se mete de lleno en terreno de berlina premium. La disposición de la consola, del túnel central y de la botonera que maneja la mayoría de funciones terminan por redondear esa parte frontal que preside la pantalla del sistema de infotainment.

8. Hyundai Nexo

Tamaño de pantalla: 12,3 pulgadas

En Hyundai tienen claro que el futuro de los coches eléctricos pasa por el hidrógeno. Aunque todavía parece pronto para afirmar esto, lo cierto es que el Nexo tiene el honor de ser el primer eléctrico con pila de combustible -de fabricación en serie- que se vende en nuestro mercado. Y en su interior, como buen representante de la era más tecnológica, figura una pantalla de 12,3 pulgadas unida a otra de 7 pulgadas, que juntas le dan al salpicadero un aire muy Mercedes por aquello de unir dos displays en formato horizontal. Aquí se muestra toda la información relativa al infotainment y también todo lo que tiene que ver con el sistema de impulsión de este eléctrico que, por cierto, es el que mayor autonomía ofrece del parque actual que está a la venta en España.

9. DS7 Crossback

Tamaño de pantalla: 12 pulgadas

Empezó como una línea de lujo derivada de algunos Citroën y ha acabado siendo una marca independiente dentro del grupo PSA. Su primer producto creado 'ad hoc' ha sido precisamente el DS7 Crossback, una suerte de SUV de tamaño medio que tiene en su diseño creativo la mejor de las armas para seducir a ese cliente que va en busca de un coche distinto, con personalidad. En ese enrono distintivo que se dibuja en el habitáculo encaja a la perfección una pantalla de 12 pulgadas que se integra entre elementos analógicos y digitales.

10. Porsche Macan

Tamaño de pantalla: 11 pulgadas

Acaba de ponerse al día con un restyling que afecta más a la parte de dentro que a la de fuera. Este todocamino que es referente en deportividad y que mutará en eléctrico 100% en su próxima generación, ha dado espacio a una nueva pantalla de 11 pulgadas muy horizontal que, si bien no es la más grande del segmento, sí ofrece muy buenos gráficos y forma parte de un sistema de entretenimiento muy bien trabajado, que funciona de forma sencilla y certera. En este sentido, la firma alemana se sitúa siempre a la vanguardia.

11. Mercedes-Benz Clase A

Tamaño de pantalla: 10,25 pulgadas

Si algo llamó la atención en el nuevo Clase A cuando salió a la palestra, fue precisamente ese salpicadero estilo Clase E, con doble pantalla que dejaba atrás (y aún lo hace) al resto de compactos premium y no premium. Quizá porque no estamos acostumbrados a ver semejante despliegue en un coche de dimensiones contenidas, este interior del Clase A que es pura pantalla se convierte en un auténtico referente que no tardarán en copiar sus competidores.

12. Seat Tarraco

Tamaño de pantalla: 10,25 pulgadas de serie

El SUV más grande de Seat, que se asienta sobre la plataforma MQB extendida y puede tener hasta 7 plazas, es una apuesta segura para los que buscan una buena relación calidad-precio en un todocamino capaz y bien hecho. Buenas maneras sobre el asfalto, motores de última generación y un sistema de conectividad a la última, en el que entra en juego una pantalla de 10,25 pulgadas como parte de la dotación de serie en toda la gama.

13. Audi e-tron

Tamaño de pantalla: 10,1 pulgadas

El Audi e-tron es el primer coche totalmente eléctrico de producción en serie de Audi. Ya está a la venta y no será el único en su especie, ya que marca el punto de partida de una saga Audi completamente electrificada. Pero el e-tron no sólo destaca por esto. También lo hace por sus múltiples pantallas interiores. La de la consola central, que es la que nos ocupa, no es especialmente grande para tratarse de un vehículo de última hornada. Pero si tenemos en cuenta que a ese display de 10,1 pulgadas se suman una pantalla en la instrumentación (12,3 pulgadas), otra pantalla en el túnel central (8,6 pulgadas) y otras dos pantallas en los extremos del frontal para proyectar las imágenes de los retrovisores virtuales, entonces la cosa cambia.

14. Range Rover Evoque

Tamaño de pantalla: 10 pulgadas

Algo parecido sucede con el Range Rover Evoque, que hereda la puesta en escena del Velar e integra una consola central con dos pantallas, más otra pantalla para la instrumentación. Las tres forman un conjunto muy agradable a la vista, funcional y con una amplia superficie. De todos los sistema de infotainment, el de los Range Rover de última hornada probablemente sea el que mejor presentación visual ofrece, con unos gráficos y unas estructuras de menú lógicas y bien organizadas.

15. Renault Clio

Tamaño de pantalla: 9,3 pulgadas

Y en el último lugar de esta lista, pero a mucha honra, el Renault Clio de última generación llega con una pantalla opcional en formato vertical, que es el preferido por los franceses. Tiene 9,3 pulgadas, que es mucho para un coche del segmento B y de marca generalista. Es casi el tamaño de las pantallas de coches grandes y premium, así que merece un reconocimiento. Su sistema operativo Easy Link es compatible con Apple Car Play y Android Auto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
En portada Ver más noticias