Declaración de la renta

Cómo afrontar la Renta 2020-2021 con dos pagadores: obligaciones, si sale a pagar o no, leyendas urbanas...

  • Van a ser uno de los grandes protagonistas de la Campaña de este año
  • Trabajadores en Erte, pluriempleados, con cambio de trabajo...algunos casos
  • Su principal problema, las retenciones a la baja aplicadas durante 2020
Foto: Dreamstime.
Madrid

Si por algo se caracteriza la Campaña de la Renta 2020-2021 es por la gran influencia de los trabajadores en Erte. Todos estos contribuyentes forman parte del grupo con dos (o más pagadores), sobre el cual se ha escrito todo tipo de información y que necesita más ayuda que otros años para poder realizar la declaración conforme a las reglas de Hacienda.

El hecho de tener dos pagadores es clave desde el primer momento de afrontar la declaración. De hecho, es uno de los supuestos que hacen obligatoria la presentación de dicha declaración: todos aquellos trabajadores que hayan tenido dos o más trabajadores siempre que a partir del segundo se le haya pagado más de 1.500 euros estarán obligados a presentarla si sus ingresos superan los 14.000 euros.

En este supuesto están los trabajadores en Erte, que han recibido del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) las cantidades correspondientes a los meses en dicho expediente de regulación de empleo, por lo que han cobrado del Estado y de su empresa. También estarían los trabajadores que hayan recibido el Ingreso Mínimo Vital (IMV), que es compatible con ingresos laborales, aunque los beneficiarios de esta prestación están obligados a presentarla en todos los casos.

Y, por supuesto, eclipsados por el gran problema laboral derivado de la pandemia de coronavirus, también se incluyen en estos supuestos todos aquellos contribuyentes que compaginen dos o más trabajos (a media jornada, de fin de semana...) y que, debido a esta condición, siempre han tenido que hacer la declaración de la Renta si superaban los 14.000 euros de ingresos anuales.

También los trabajadores que hayan cambiado de trabajo durante 2020 y que lleguen a esos límites de 1.500 euros por segundo pagador y más de 14.000 euros en total o si, estando en el paro, hemos encontrado trabajo en el periodo impositivo y superamos los límites enunciados.

¿Me sale la Renta a pagar si tengo dos pagadores?

Si estás en estos casos, tienes muchas más posibilidades de que la declaración te salga a pagar. El caso más significativo es el de los trabajadores en Erte, que se ven afectados porque las prestaciones del SEPE tienen retenciones son muy bajas o incluso nulas, tal y como explica el propio organismo en su página web. Esto también aplica a los trabajadores en paro, y existe una solución, pedir al SEPE que cambie esas retenciones y subirlas, algo que ya recomendó en su momento el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) con el objetivo de aminorar esa carga fiscal en la declaración. 

Al no haber cotizado todo lo que se debería, estas cantidades se van acumulando y hay que devolverlas todas de golpe cuando presentamos la declaración. Esa es la razón por la que esta declaración nos sale a pagar.

También le puede suceder a los trabajadores con dos empleos o los que han cambiado de trabajo durante el año, ya que la dinámica habitual de las empresas es aplicar retenciones considerando que son la única firma que emplea al trabajador. Esto puede conllevar desajustes en las retenciones que provoquen un resultado negativo en la Renta.

Para solucionarlo, lo recomendable es pedir al departamento de Recursos Humanos que se aumenten estas retenciones. De esta forma se puede reducir el susto al que nos exponemos en la declaración.

¿Las personas con dos pagadores pagan más impuestos?

Obviamente no. Sea el resultado que sea, la Agencia Tributaria solo retiene lo que ha de retener. No se les cobra más a las personas que tienen dos o más pagadores ni nada parecido: simplemente estas personas tienen más posibilidades, por sus circunstancias, de que tengan una incorrecta aplicación de las retenciones.

Esto no suele suceder en los trabajadores que tienen un único pagador, ya que en esos casos es mucho más sencillo ajustar las retenciones. Nada más lejos de los bulos y las teorías conspiranoicas con fines políticos.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
aitor.lh
A Favor
En Contra

El problema es cuándo una persona recibe 21.000 de un pagador y no ha de declarar y otra recibe 19.000 entre un trabajo y el paro y entonces ha de declarar y pagar.

Puntuación 13
#1
Nicaso
A Favor
En Contra

Lo que se ha escrito todo tipo de desinformación sobre este tema. Las retenciones están ajustadas a lo que cada pagador paga y no a la cantidad total pagada cuando hay un pagador único. Todo esto son ganas de armar bulla y de no ajustarse a un hecho que está establecido desde la intemerata.

Puntuación -3
#2