Redactora especializada en Transportes. Dirijo elEconomista Movilidad y Transporte.

Banco Santander quiere hacerse con la totalidad de las acciones de su filial en México. La entidad que encabeza Ana Botín lanzó este mismo martes una opa (operación pública de adquisición) sobre el 3,7% del capital de esta parte del negocio que no controla. Así lo comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a través de un documento en el que señala que lo hará de forma simultánea en Estados Unidos y México.

"Los impúdicos beneficios" de la banca y el "capitalismo despiadado" que denunció la semana pasada Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, y que de forma más laxa también manifestaron otros miembros del Gobierno de coalición chocaron contra las palabras de los principales ejecutivos de las entidades financieras españolas que durante toda la semana denunciaron que el incremento de resultados "todavía dejaba la rentabilidad por debajo del coste de capital". Una vez que todos los grandes bancos han presentado sus números de 2022 queda patente que el último año ha supuesto una mejora de la rentabilidad -medida a través del RoTE, rentabilidad sobre activos tangibles, que resta del total los recursos del fondo de comercio, los bonos convertibles y las acciones preferentes-, si bien esta todavía no ha alcanzado el coste de capital en ninguno de los casos y llegan a suponer hasta nueve puntos de diferencia en grupos concretos. Estos datos cobran especial relevancia si se tiene en cuenta que el impuesto que deberá empezar a pagarse esta misma semana por parte de las entidades financieras se basa en los "beneficios extraordinarios" del negocio bancario en España que se habrían conseguido en el último año.

La gran banca española selló 2022 con récord de beneficios, sin atisbo del temido repunte de la morosidad y con un empuje del 13% de los ingresos vinculados a la actividad con clientes. Los seis bancos cotizados (Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Unicaja) reportaron 21.050 millones de euros, que baten en un 26,38% los 16.656 cosechados el año previo y superan en un 6,18% los 19.823 millones estimados por el consenso de Bloomberg.

"No hay mejor evidencia que los números, somos de los mercados más competitivos en hipotecas. España es uno de los países más atractivos en precios de hipotecas con un tipo medio del 2,91% que se compara con el bono a diez años, que está 60 puntos básicos por encima, a 3,50%". Así valoraba a Ana Botín, presidenta de Banco Santander, la propuesta de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, de congelar las hipotecas. "Si se compara con Alemania, el Gobierno pagaba a 2,5 y las hipotecas a 3,51", apuntó.

Santander cerró 2022 con unos beneficios atribuidos récord de 9.605 millones de euros, un 18% más que en 2021. Esta mejora se debe, entre otras cosas, a la mejora de los ingresos y los márgenes. Además, las cuentas reflejan un empujón de su división de banca de inversión, Santander CIB, remando en sentido contrario al sector. Así lo ha notificado la propia entidad a la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) este mismo jueves.

El banco privado suizo Mirabaud se refuerza en España con cinco fichajes en las últimas semanas. La entidad se ha quedado con profesionales de Mutuactivos, Deutsche Bank y CaixaBank que se incorporarán a sus oficinas de Madrid y Valencia. 

Unicaja presentó ayer unos beneficios a cierre de 2022 de 260 millones de euros, una cifra un 89% superior a la del año anterior, pero que no le sirvió para evitar que el valor se tiñese de rojo en bolsa y cerrase la sesión perdiendo un 9,48%, hasta los 1,13 euros por acción. Y es que pese a la mejora de todos sus márgenes, las cifras presentadas se quedaron por debajo de lo esperado por el consenso de analistas. Además, la entidad financiera resultante de la fusión de la antigua Unicaja y Liberbank ha realizado una provisión de casi 50 millones de euros tomando como referencia un escenario "estresado al máximo", según explicaron desde el banco en la llamada con analistas que se produjo tras presentar resultados, que contempla una inflación del 10% para 2022 -cerró en el 5,7%- y del 8% para 2023. Todo ello pese a que, según afirmaron, "todavía no hemos visto deterioro alguno".

Banco Sabadell incorporará 115 empleados a su red de oficinas. La entidad de origen catalán pone así en marcha la segunda edición del programa de captación de talento joven, Banking Sales Programme, una iniciativa que tiene como objetivo incorporar, a partir de abril, a nuevos directores de Negocio de Crecimiento (DNEGC) en Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Murcia, señala la entidad en un comunicado.