Actualidad

Muere Wolfgang Schäuble, ministro alemán de Finanzas durante la crisis del euro

Madridicon-related

El exministro de Finanzas alemán Wolfgang Schäuble, una de las figuras más relevantes durante la crisis de la eurozona vivida entre 2010 y 2012, ha fallecido a los 81 años de edad, según ha informado este miércoles su familia a la agencia de noticias DPA. Fue el 'Doctor No' durante la crisis del euro de 2012 y el némisis del entonces ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, en el último rescate a Grecia.

Schäuble fue una de las figuras más reconocibles del Gobierno de Angela Merkel, si bien su último cargo en la primera línea fue el de presidente del Bundestag (la Cámara Baja del parlamento), entre 2017 y 2021, señala Europa Press.

Biografía y carrera política

Schäuble, nacido en 1942 en Friburgo, en el estado federado de Baden-Würrtemberg (sur), está considerado uno de los políticos más destacados de la Unión Cristianodemócrata (CDU), de la que comenzó a ser miembro en 1965. Marcó durante décadas la política federal y fue el diputado más veterano del Bundestag (Parlamento), donde obtuvo su primer escaño en 1972.

Desde los años 80 ocupó cargos en el Gobierno federal, como el de jefe de la Cancillería y el de ministro de Asuntos Especiales, entre 1984 y 1989, y de titular del Interior, entre 1989 y 1991, durante la era de Helmut Kohl, función en la que negoció con la extinta República Democrática Alemana (RDA) el tratado de reunificación de Alemania.

En 1990 fue víctima de un atentado en un mitin electoral de la CDU de su distrito que hizo temer por su vida. Schäuble quedó paralítico y en silla de ruedas, señala Efe.

Entre 1991 y 2000 fue líder del grupo parlamentario del bloque conservador, formado por la CDU y la Unión Socialcristiana (CSU) bávara en el Bundestag y también fue líder de su partido entre 1998 y 2000.

Una de las caras más visibles del equipo de Merkel

En el Gobierno de Merkel volvió a desempeñarse como ministro del Interior entre 2005 y 2009 y ministro de Finanzas entre 2009 y 2017; en esta función se dio a conocer más allá de las fronteras de Alemania durante la crisis del euro.

Después de las elecciones generales de 2017 fue elegido presidente del Bundestag, el segundo cargo más alto de Estado, después del de canciller. Se retiró de todos los órganos de Gobierno tras la derrota del bloque conservador en las elecciones general de 2021 y pasó a ser simplemente diputado.

Schäuble se fue retirando de la escena pública para pasar más tiempo con su familia (deja cuatro hijos y cuatro nietos), sobre todo después de que su esposa, Ingeborg, sufriera el pasado verano una grave caída en bicicleta.

"La historia le juzgará con dureza"

El líder de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), Friedrich Merz, ha sido uno de los primeros en reaccionar a la muerte del exministro en redes sociales, expresando su "tristeza" por la noticia. "He perdido al mejor amigo y consejero que he tenido en política. Mis pensamientos están con su familia, especialmente con su esposa, Ingeborg", ha declarado.

Schäuble fue una de las principales caras visibles de la crisis del euro de 2012. El que fue ministro de Finanzas germano gestionó con mano de hierro los rescates a España, Portugal e Irlanda. Pero fue especialmente duro con Grecia y su tercer rescate. Los enfrentamientos con su entonces homólogo heleno, Yanis Varoufakis, en 2015, dejaron ríos de tinta.

"La historia le juzgará con dureza, pero no más duramente que aquellos que sucumbieron a sus políticas destructivas", ha afirmado Varoufakis en una publicación este miércoles en su cuenta en la red social X. "Wolfgang Schäuble personificó el apoyo político (mediante una austeridad violenta y la destrucción de las instituciones democráticas) a una Unión Monetaria en la que él mismo no creía", ha señalado el economista griego.

En este sentido, para Varoufakis, quien fue su antagonista principal durante su etapa como ministro de Finanzas de Grecia en 2015 "personificó la contradicción explosiva que dio origen a la crisis del euro y las políticas (inevitablemente fallidas) para abordarla que condujeron, por un lado, al empobrecimiento de Grecia y, por el otro, a la actual desindustrialización de Alemania y el resto de Europa".

También ha reaccionado a la noticia del fallecimiento de Schäuble el que fue su homólogo de España durante la crisis del euro, el ahora vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos. En un escueto comunicado remitido a los medios por la institución monetaria, destaca que ambos se encontraron "en innumerables Eurogrupos, Ecofines, y reuniones internacionales" cuando estaban en los Ejecutivos alemán y español, respectivamente.

"Muchas de estas reuniones tuvieron lugar durante crisis intensas, y fueron largas y complejas. Wolfgang siempre las enfrentó con gran honestidad intelectual y un firme compromiso con el proyecto europeo", asegura De Guindos.

"Estoy convencido de que una de sus mayores satisfacciones en los últimos tiempos ha sido comprobar el buen comportamiento de las economías griega, portuguesa, irlandesa y chipriota, reflejado en su estabilidad fiscal y la contención de las primas de riesgo, así como la solvencia alcanzada por el sistema bancario español", continúa el vicepresidente del BCE, quien precisamente tuvo que negociar con Schäuble el rescate de la banca. "Aguanta, España no es Uganda", animó en junio de 2012 el presidente de este país, Mariano Rajoy, a De Guindos a través de un SMS ante la inclemencia de Schäuble, entre otros, según informó entonces El Mundo.

"Europa ha perdido a un servidor público de primer nivel. Descanse en paz", concluye el comunicado de Luis de Guindos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud