Vivienda - Inmobiliario

Qué pasará con el precio de la vivienda en 2024

  • La vivienda se encarecerá un 1% a cierre de 2023
  • Las transacciones bajarán un 14% este año en curso y un 7% en 2024

Será en 2024 cuando el precio de vivienda muestre signos de agotamiento y baje un 2%. Es la última previsión firmada por Bankinter, que vaticina que el descenso será moderado y coyuntural. "Los precios deberían tender a estancarse e incluso podrían caer ligeramente el próximo año. Si bien, de producirse dicha corrección será coyuntural por el entorno de tipos elevados", dice el último informe de la entidad sobre el sector inmobiliario.

Los precios de las casas volverán a la senda del crecimiento en 2025, con un aumento del 1% por un euríbor más moderado, ratios de accesibilidad en medias históricas, oferta y demanda equilibradas y financiación hipotecaria más prudente.

Por el momento, la entidad constata que los precios están aguantando "sorprendentemente bien" en 2023 a pesar de la desaceleración económica, el fuerte incremento de costes de financiación y el descenso de las operaciones de compraventa. De hecho, Bankinter ha revisado al alza su estimación para este año en curso. Ahora pronostica un incremento del 1%, frente al descenso del 3% previsto anteriormente.

¿A qué se debe esa resistencia de precios? El principal motivo se encuentra en el mercado laboral, con una sólida creación de empleo y salarios. Además, destaca que es una tendencia generalizada a nivel global y que no sólo ocurre en España. Cita como ejemplo a Estados Unidos donde los precios de vivienda no caerán en 2023. La misma tendencia se produce en buena parte de Europa, con dos excepciones: Alemania y Reino Unido, aunque por circunstancias locales.

En cuanta a las transacciones, la entidad sí que prevé recortes y mantiene la previsión de caída del 14% en 2023 y del 7% para 2024. No obstante, recuera que las transacciones alcanzaron niveles "máximos" de los últimos 15 años, por lo que la reducción en la compra venta de vivienda supondría volver a la media histórica de 500.000 transacciones al año. "Consideramos que este nivel es sostenible a medio plazo y debería repartirse en unas 100.000 transacciones de vivienda nueva y 400.000 de segunda mano", apuntan.

Más allá de la vivienda, el informe de Bankinter también apunta que se está incrementando la rentabilidad exigida a los activos inmobiliarios, por lo que solamente los activos con capacidad de subida de rentas lograrán evitar rebajas significativas de valoraciones de activos.

En este caso, los activos logísticos, centros de datos y relacionados con la salud, como las residencia de la tercera edad y hospitales, son señalados por el banco español como los activos con mayor capacidad de subida.

Por el lado contrario, las oficinas y centros comerciales son aquellos en los que la capacidad de subida de renta es "muy limitada" y que, por tanto, seguirán ajustando a la baja sus valoraciones, según el banco.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud