Vivienda - Inmobiliario

El 22% de las compraventas de vivienda en España las firman extranjeros, sobre todo latinoamericanos

  • Casi el 90% adquiere la vivienda como residencia propia, sólo el 11% la alquila
  • Perfil del inversor extranjero: de latinoamérica y en busca de una primera residencia
  • Pese a los cambios en el sector inmobiliario, no se espera una caída del precio
Benidorm. Foto: iStock

El inmobiliario español está en proceso de cambio y no solo por la moderación de las compraventas de vivienda. El perfil del inversor está cambiando y ya más del 20% de quienes adquieren una vivienda en España son extranjeros, especialmente latinoamericanos, y buscan una primera residencia.

El inmobiliario español ha iniciado un periodo de moderación impulsado por unos tipos de interés en el 4,5% -en un intento del Banco Central Europeo (BCE) por controlar la inflación- y una incertidumbre económica global auspiciada por la guerra en Ucrania, y ahora también en Israel. El cambio de tendencia se deja notar tanto la compraventa de vivienda como en la firma de hipotecas (disparadas ambas un año atrás), estadísticas que llevan seis meses pisando el freno. Pero además de esta coyuntura general, el sector está experimentando un cambio en el perfil del inversor.

Latinoamericano y en busca de primera residencia

La XVI edición del Barómetro Inmobiliario, 'El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios' que elabora UCI (entidad especialista en financiación sostenible) aborda por primera vez un perfil que cada vez gana más peso en el sector, el del comprador extranjero. Según el estudio, ya supone el 22% del total de operaciones de compraventa que se tramitan en las agencias inmobiliarias.

La mayor parte de esta inversión procede de latinoamérica (19%), con una gran distancia sobre Gran Bretaña (13%), Marruecos (11%), Alemania (10%) y Rumanía (8%). Del total de compradores extranjeros, un 46% son no residentes.

Según los agentes consultados para la elaboración del informe, el 68% adquiere una vivienda para residir habitualmente, el 21% como segunda vivienda y el 11% con el objetivo de ponerla en alquiler. En este contexto, el piso es la tipología más demandada (60%), seguido de los apartamentos o estudios (21%) y de la vivienda unifamiliar (19%).

Las zonas costeras se mantienen a la cabeza como las preferidas por este inversor, pero no solo valoran la ubicación. Según el barómetro, la proximidad a servicios es el aspecto más valorado para el 28%, el 25% busca tener espacios verdes cerca y el 18% valora, sobre todo, la cercanía de la playa. En la lista de preferencias siguen que sea vivienda de obra nueva (10%), que tenga buena calificación energética (5%) y que esté cerca del aeropuerto, aunque esto ya es solo requisito fundamental para el 3% de los inversores extranjeros.

La moderación del sector no se contagiará a los precios

Los profesionales del sector encuestados en el barómetro expresan dudas en cuanto al comportamiento del inmobiliario. Para la mayoría (52%) en el primer semestre aumentaron, o al menos se estabilizaron, el número de vendedores, pero un 48% considera que se redujo. En cuanto a las previsiones hasta final de año, el 66% apunta a que el número de vendedores se mantendrá estable -si no aumentará- y un 58% cree que el comportamiento de los compradores será el contrario y el volumen descenderá.

¿Y los precios? No seguirán la tendencia a la baja del volumen de operaciones y seguirán resistiéndose a caer en los próximos meses. Ya el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó un aumento del 2,1% respecto al primer trimestre del año pese a la moderación en la compraventa. Aún así, hay un 44% de los profesionales que cree que los precios podrían disminuir de forma moderada hasta final de año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud