Vivienda - Inmobiliario

Los ricos eligen Málaga y desatan una guerra de precios por las viviendas de lujo

  • La provincia acapara el 34% de la bolsa de vivienda de lujo nacional
  • Marbella alcanza precios de 7.000 euros por m2
Marbella focaliza el interés de los compradores.

Málaga adelanta a Baleares y lidera el mercado inmobiliario del lujo en España.

La provincia malagueña se ha situado a la cabeza en nuestro país en el mercado inmobiliario premium, acaparando el 34% de la bolsa de vivienda de lujo nacional, superando a Baleares con el 33% y muy por delante de otras plazas como Madrid (10%) y Barcelona (6%), según los datos que maneja Juan Alfonso Navas Mesa, director del negocio inmobiliario en Andalucía Oriental CaixaBank.

"El atractivo de la zona va en auge. Es muy rico y muy diverso, y en el sector del lujo cada vez aglutina más nacionalidades, tanto de Europa como de otros lugares del mundo, como Estados Unidos, Canadá, México o Venezuela. La tendencia es claramente alcista", apunta Navas Mesa.

El apetito del comprador en esta provincia es tal que los expertos aseguran que se está dando una auténtica guerra de precios en este comienzo de curso. En este sentido, Kristina Szekely, CEO de Kristina Szekely International Realty, asegura que "existe una gran demanda de compra sobre todo en zonas de primera línea, siendo los activos más demandados por el comprador aquellos que, además de destacar por su arquitectura y calidad de sus materiales e instalaciones, cuenta con servicios adicionales. Desde portería con seguridad, cafetería, piscina interior, gimnasio, pista de tenis o campo de golf. Cuando compran un chalet o apartamento de lujo les gusta estar con otros al lado del mismo nivel".

Pero sin duda, algo en lo que coinciden todos los expertos es que lo más importante es la seguridad en la zona, es el valor que más interesa.

El apetito del comprado ha llevado a Marbella a situarse a la cabeza con precios superiores a los 7.000 euros por m2. Además, la subida de los costes de construcción, coste del suelo y tasas hacen inviables proyectos de vivienda asequible menor a 2.000 euros por m2. "Sin duda la administración pública tiene un papel clave aquí para que pueda generarse vivienda asequible, liberalizando suelo y abordando su promoción con colaboración público privada", apunta Sergio Espadero, director de consultoría de Grupo Tecnitasa.

¿Cuáles son los factores atractivos para invertir en lujo?

Según el presidente de la Asociación de Constructores y Promotoras (ACP) Málaga, Juan Manuel Rosillo, "se ha producido en estos últimos años un cambio de perfil del comprador tras la pandemia, se busca otra tipología con zonas comunes, más seguridad y más privativas".

Además, añade que la gran oportunidad es la demanda tan consistente y permanente que existe. "Málaga se ha transformado en estos años, en el caso de Marbella y Málaga capital no tenían mucho interés pero todo el contexto cultural, social y lúdico está gustando y se apuesta por invertir en vivienda", señala.

Por otro lado, en un mercado residencial de lujo como el malagueño, las denominadas Branded Residences juegan un importante papel. Según Espadero, "suponen una evolución del producto más allá del activo inmobiliario, completándolo como experiencia y añadiendo valor adicional al aportar servicios adicionales y el diseño y posicionamiento de la marca asociada Además, permite al comprador obtener ingresos adicionales si quisiera explotarlo en arrendamiento cuando no lo vaya a usar".

"Este activo está siendo de gran importancia en España, desarrollándose con marcas como Dolce Gabana", añade Juan Antonio Mora, CEO de Jamsa.

El perfil del comprador extranjero

En la actualidad hay mucho cliente procedente del extranjero. Por un lado están los británicos, que antes del Brexit representaban el 60% y ahora un 15%. Por otro, está el comprador procedente de los países del Este, "que no exigen mucho porque no están acostumbrado a viajar tanto, pero le gustan los espacios más grandes", explica Szekely.

Finalmente están los compradores de los países escandinavos, "que desean todo lo moderno en el lujo; y belgas y holandeses que son buenos clientes con sus gustos", apunta la experta.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud