Política

El Gobierno decreta el estado de alarma en Madrid, con efecto inmediato y las mismas medidas sanitarias ordenadas

  • El estado de alarma dará cobertura a las mismas medidas durante 15 días
  • Alcalá de Henares sale del grupo de municipios confinados tras bajar su incidencia
  • Interior ha desplegado a 7.000 policías para controlar las salidas de Madrid

"La paciencia tiene un límite. No hay más ciego que el que no quiere ver, hay que tomar medidas para proteger la salud de los madrileños". Así ha justificado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la decisión tomada este viernes en el Consejo de Ministros extraordinario, que ha aprobado el estado de alarma en Madrid con efecto inmediato y recogiendo las mismas medidas sanitarias que ya estuvieron en vigor una semana. Tendrá una vigencia de 15 días. El propio Sánchez ha comunicado a Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, su decisión de aprobar el estado de alarma ante su negativa a recuperar las medidas sanitarias aprobadas hace una semana para diez municipios de la región, y que implicaban confinamientos perimetrales de los mismos y una vuelta a la Fase 1 de la desescalada. El Gobierno coincide en que la situación sanitaria de Madrid es de extrema gravedad, y las medidas por las que abogaba Ayuso eran demasiado laxas, muy alejadas de las que están implementando París, Londres o Berlín. | EN DIRECTO: todos los detalles sobre la evolución de la pandemia

La declaración del estado de alarma para restablecer en Madrid las restricciones a la movilidad tiene efecto inmediato desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado a las 16:50 horas. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado que el estado de alarma se ha aprobado para "dar cobertura jurídica" durante 15 días a las mismas medidas aprobadas el pasado 30 de septiembre y que han estado en vigor hasta ayer, momento en que no las ratificó el TSJM. "Las normas para la Comunidad de Madrid serán las mismas que estaban en vigor ayer, ni una más ni una menos, y tendrán la cobertura del estado de alarma", ha insistido Illa tras el Consejo de Ministros.

"No hay solo brotes en Madrid, hay transmisión comunitaria. Eso es indiscutible", ha alertado el ministro, quien ha acusado a continuación a la presidenta de Madrid de "no hacer nada". 

Estas medidas incluyen restricciones a la movilidad en las entradas y salidas de los nueve municipios confinados, salvo con excepciones por motivos laborales, sanitarios, educativos o de fuerza mayor, además de aforos limitados y horarios restringidos en la hostelería. La única novedad es que los confinamientos perimetrales y las restricciones se reducen ahora a nueve municipios, incluida la capital de Madrid. Alcalá de Henares ha quedado fuera debido a la bajada de la incidencia acumulada de casos sobre el corte de 500 casos por 100.000 habitantes que determinó Sanidad. Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Parla, Torrejón de Ardoz, Getafe, Leganés y Móstoles mantendrán, junto con Madrid capital, las medidas que ya estaban en vigor hasta ayer. 

El ministro ha destacado la importancia de impedir una salida masiva de los madrileños con motivo de las vacaciones del Puente del Pilar, para lo que se publicará de inmediato el decreto de estado de alarma, que restringirá la movilidad. 

En este sentido, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha ordenado el despliegue de 7.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil "para garantizar el cumplimiento a estas medidas y proteger la salud de los ciudadanos y ayudar al personal sanitario en esta tarea" . Se ejecutarán controles en las salidas viarias de Madrid y de los otros nueve municipios confinados. 

Marlaska ha reiterado que, pese a la restricción de la movilidad, los derechos fundamentales no quedan anulados por el estado de alarma. "El Estado de Derecho está absolutamente vigente, lo importante es cumplir la ley", ha puntualizado. 

La llamada de Sánchez a Ayuso

En la conversación que han mantenido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, pasado el mediodía, el jefe del Ejecutivo le ha trasladado que hay que proteger la salud pública ya y que procedería a aprobar el estado de alarma. No obstante, han acordado que en los próximos 15 días los equipos seguirán hablando de los escenarios.

La vicepresidenta primera Carmen Calvo, que ha presidido la reunión del Consejo de Ministros, se ha puesto en contacto con Aguado para comunicarle que acababa de arrancar el Consejo de ministros y que la Presidenta no había llamado al Presidente para comunicarle su decisión en el plazo que le había dado hasta las 12 de la mañana. 

A última hora del jueves, Sánchez se puso en contacto con la presidenta de Madrid para comunicarle que le daba tres opciones para gestionar la pandemia en la región: o recuperaba las restricciones decididas hace una semana en el Consejo Interterritorial -quedaban confinados diez municipios madrileños, incluida la capital, con limitaciones de aforo y movimientos- o declaraba conjuntamente el estado de alarma con el Gobierno. De no aceptar ninguna de estas opciones antes del inicio del Consejo de Ministros extraordinario de este viernes, el Ejecutivo decretaría de modo unilateral el estado de alarma en Madrid.

La presidenta de Madrid, junto a su equipo de gobierno, ha estado desde primera hora de la mañana reunida ultimando una nueva orden de medidas que plantea como alternativa a las tres opciones de Pedro Sánchez. Su vicepresidente, Ignacio Aguado, optaba por la primera vía del Gobierno, incorporar las restricciones aprobadas hace una semana a través de una ley autonómica para que puedan ser ratificadas por los jueces. 

Ayuso ha llamado pasado el mediodía a Pedro Sánchez para ofrecerle negociar su propuesta, ya vencido el plazo que le dio el presidente del Gobierno para recuperar las restricciones antes de decretar el estado de alarma. La última propuesta de la Comunidad de Madrid insistía en realizar confinamientos perimetrales por áreas básicas de salud, que ampliarían a 52 zonas del territorio. 

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado este viernes la decisión definitiva de la región para doblegar la curva y pasa por mantener los confinamientos selectivos en las zonas de mayor transmisibilidad del virus, bajando el criterio de incidencia acumulada de 1.000 a 750 casos por cada 100.000 habitantes.

"Todos los indicadores responden a este modelo de control de zonas básicas de salud", ha indicado Escudero en rueda de prensa. Eso sí, varía el criterio de aplicación a zonas de 750 casos por cada 100.000 habitantes por lo que las restricciones se ampliarían a 51 áreas. "Va a ser difícil entender que se aplique un estado de alarma", ha dicho Escudero en un mensaje al Gobierno central.

El movimiento de presión de Sánchez sobre Ayuso vino determinado por la decisión judicial del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que tumbó este jueves las medidas de restricción impuestas por Sanidad en la Comunidad de Madrid alegando motivos de forma legal. La decisión judicial fue interpretada por Ayuso como un triunfo político y, tras la misma, propuso diálogo al Gobierno para pactar nuevas restricciones para Madrid, insistiendo en sus medidas de aplicación por zonas básicas de salud.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud