Política

Albert Rivera, ante la campaña más compleja de Ciudadanos por el alto riesgo de fuga de sus votantes a PSOE o PP

  • Las previsiones no son optimistas para Cs: los sondeos le hunden
  • Rivera se centrará en desacreditar a Sánchez y tender la mano al PP
  • La estrategia deberá tener en cuanta el riesgo de trasvase de votantes
Albert Rivera e Inés Arrimadas. Foto: Efe

En Ciudadanos creen que de momento no hay trasvase de sus votantes a otras formaciones pero sí reconocen riesgo en la abstención y en los indecisos que miran hacia PSOE y PP, las dos vías de escape que valoran quienes dudan de un partido que acaba de pasar una grave crisis interna.

Para evitar la estampida, basarán su campaña electoral en el rechazo de Pedro Sánchez a su oferta "de Estado" de última hora y buscará la alianza con su otro 'enemigo', tendiendo la mano a Pablo Casado pero sin ceder la distancia que aun les separa de cara a las urnas.

La jugada comprende una doble vertiente: por un lado, Albert Rivera vuelve a enterrar la posibilidad de un Gobierno PSOE-Cs que siempre ha agradado a una sección amplia de ambos electorados y que había resucitado con la oferta de abstención y por otro, reaviva la unión a las derechas, un giro que supuso la salida de miembros de renombre y que ahora se enmarca en el intento del PP de sacar adelante la coalición España Suma a la que de momento no ceden

Las previsiones no son optimistas para Ciudadanos. Los sondeos prevén una caída considerable de apoyos por lo que la estrategia requiere pies de plomo. El primer paso dado ha sido el recrudecimiento de un discurso que Rivera había rebajado tras abrirse a abstenerse en una posible investidura de Pedro Sánchez; ahora el líder de Cs ha dejado atrás el sorpresivo giro tras meses de veto y vuelve a centrarse en retratar al equipo socialista como culpable único de la repetición electoral.

"Sánchez ha renunciado al constitucionalismo", sentenció el miércoles en una rueda de prensa al referirse a la respuesta de Sánchez a la propuesta de las tres condiciones, "una tomadura de pelo". Según Rivera, Sánchez rechazó cerrar la puerta a una subida de los impuestos, romper el pacto con un partido nacionalista (Geroa Bai-PNV) y Podemos en Navarra, planificar la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y descartar posibles indultos ante una condena de los presos del procés, cuya sentencia se espera para octubre. 

El partido intentará desinflar al PSOE y mantenerse a flote reforzando la idea de que Sánchez es incapaz de llegar a acuerdos, no solo con ellos sino también con Unidas Podemos tras meses de negociaciones.

De este discurso también intentará sacar rédito en el flanco del PP, ahora "socio preferente" a quien prometió llamar tras el 10-N para formar Gobierno "en un mes", pero con el que tiene que debe mantener cierta lejanía, consciente de del riesgo de huida en este sentido.

Que Rivera no quiera ceder sus siglas a España Suma se explica desde el riesgo que comporta diluirse entre los partidos de más a la derecha. Los daños a su marca podrían ser irreparables y perdería a favor de los socialistas al electorado que aún prefiere la alianza PSOE-Cs.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum12
forum Comentarios 12
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

yomismo
A Favor
En Contra

Espero y deseo que después de las nuevas elecciones no le de una cagalera como la que, por desgracia, sufrió este verano

Puntuación 9
#1
Choni
A Favor
En Contra

Rivera, ibas bien, yo os votaba pero empezaron los bandazos, los folloneros y con un solo punto en el programa (155) y yo me fuí

Puntuación 22
#2
KLO
A Favor
En Contra

Volver a bipartidismo que tanto gusta a los medios, es volver a la corrupción, a los pactos con los nacionalistas, el despifarro de recursos públicos, el desprecio a la constitución, etc.un suma y sigue y aqui no ha pasado nada. Volver a repetir los errores del pasado es lo peor de lo peor.

Puntuación 2
#3
AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

DESPUES DE VER DURANTE VARIOS AÑOS A ESTOS APRENDICES DE VENDEDORES DE ENCICLOPEDIAS QUE NOS VENDIAN SU "NUEVA POLITICA"; Y QUE AUN ESTAMOS EXPECTANTES EN VER QUE SIGNIFICAN ESAS PALABRAS.

UNO SE EMPIEZA A PREGUNTAR LA UTILIDAD DE VOTAR A ESTAS "MARCAS BLANCAS" QUE EN NADA SE DIFERENCIAN DEL PRODUCTO ORIGINAL.

ME TEMO QUE SE LA VAN A PEGAR POR NO SABER HACER POLITICA . . . . NI NUEVA NI ANTIGUA.

Puntuación 12
#4
Al final un NIÑATO
A Favor
En Contra

Has podido ser el partido que siempre gobierne , moderando y controlando a PP y a PSOE. Pero por capricho de niñato te vas a hundir y quedaras igual que Podemos

Puntuación 22
#5
inmaduro
A Favor
En Contra

Un jovenzuelo inmaduro, es lo que ha demostrado ser Albert.

Con su nueva política, sus bandazos y tonterías está en puertas de llevarse un gran fracaso en las próximas elecciones.

Se le van gente de la dirección y lo más preocupante afiliados de base.

Puntuación 19
#6
Usuario validado en elEconomista.es
jupiter2
A Favor
En Contra

No se puede hacer campaña para conseguir el voto de la derecha y luego negarse en rotundo a negociar con la derecha. En estas elecciones vais a pagar por tantos complejos y tanta incoherencia.

Puntuación 10
#7
Malú
A Favor
En Contra

Cuando el 10N pierda un montón de votos espero dimita y deje paso a otras personas más sensatas, menos peliculeras.

Claro que siempre tiene una salida laboral llevando las maletas de Malú.

Puntuación 5
#8
Vacilón
A Favor
En Contra

Las granjas y corrales están exuberantes por acoger monta-pollos.

Puntuación 3
#9
Usuario validado en elEconomista.es
TUTUT�
A Favor
En Contra

Me parece que a Alberto Rivera Díaz y a Pablo Igleasias les están moviendo sus sillas. Son perfectamente reemplazables aunque el último tiene un buen pico de oro pero no para todos los votantes.

Puntuación 6
#10
PEKA
A Favor
En Contra

Cuando se produzca la próxima debacle, el próximo 10N, tendrá que abandonar lo poco que queda del partido.

El precio que está pagando por su acusada inmadurez, y su falta de criterio definido.

Puntuación 2
#11
Pedro
A Favor
En Contra

Yo te he votado, payaso.

Puntuación 0
#12