Opinión

Mensaje de Lagarde a Calviño: "No vas a tener para pagarme"

  • El presidente es un manirroto, dispuesto a gastar sin límites
Calviño, sorprendida por la factura de los tipos que porta Lagarde, una 'paloma' en el BCE. Imagen: PV.

Sánchez se ha apuntado un gran éxito con la organización de la cumbre de la OTAN esta semana en Madrid. Ahora se entiende el giro copernicano en política exterior, acercándose a Marruecos y alejándose de Argelia, fiel aliado de Rusia. Estaban en juego la supervivencia de las bases de Morón y de Rota en suelo español y la defensa de Ceuta y Melilla, además de la fiabilidad de España como socio de la Alianza Atlántica.

Pero una vez acabadas las celebraciones y apagadas las luces de neón, toca volver a la cruda realidad. El Gobierno tiene un problema monumental, aunque se empeñe en negarlo: no le salen los números por ninguna parte. El presidente es un manirroto, dispuesto a gastar sin límites con tal de obtener sus objetivos electorales. Y Calviño y Montero son, luego, las encargadas de enmendar las cuentas. Pero llega un momento en que los agujeros son imposibles de tapar.

El sábado pasado convocó un consejo de ministros urgente donde anunció un plan de 9.000 millones para combatir la inflación, acompañado de un discurso populista con un impuesto a petroleras y eléctricas. El denominado "poder económico", al que acusó de intentar derribar su Gobierno "a través de las terminales políticas y mediáticas". ¡Tremendo! Ve conspiraciones contra él por todas partes. Más preocupado por la derrota en Andalucía que por la economía de los españoles, comienza a sufrir alucinaciones, como un náufrago perdido en el desierto.

El paquete de medidas volvió a quedarse obsoleto antes de nacer, como ya ocurrió con la excepción ibérica. La inflación alcanzó el 10,2% en junio, pese a que hace tan sólo unos meses el Gobierno aseguraba que iba a ser pasajera. El alza de precios absorbió de golpe el efecto de iniciativas para combatirla, como el cheque de doscientos euros, que costó una bronca entre Podemos y la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El final de la pandemia y la mejora del desempleo reducirán, sin duda, el dinero destinado a esos fines y la inflación incrementa la recaudación tributaria. Pero no hay dinero suficiente en el mundo para corregir los precios a golpe de talonario y por decreto ley, en lugar de acompañar las medidas con reformas y recortes del gasto.

¿Y ahora qué hará?, ¿poner otros 9.000 millones? La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, calcula en un punto del PIB el incremento del déficit por las medidas contra la guerra. El Presupuesto para el próximo año (en el supuesto de que se apruebe) ha quedado ya superado sólo con los entre 12.000 y 15.000 millones adicionales, que costará subir las pensiones como la inflación, según el margen de maniobra que maneja la AIReF para 2023, si el Gobierno quiere cumplir con la regla de gasto de la Unión Europea.

Pero a esta suma habría que añadir 6.000 millones en alzas salariales para que los funcionarios mantengan su poder adquisitivo y los mil millones anuales, prometidos en gasto de defensa en la cumbre de la OTAN para alcanzar el 2% del PIB.

Al Gobierno se le desmorona su historia de cuento de hadas sobre la economía. Ni la creación de empleo ni el crecimiento del PIB se comportan como preveía. Así lo señaló el Instituto Nacional de Estadística, cuando corrigió a la baja del 0,3 al 0,2% el crecimiento del primer trimestre.

El Gobierno considera que las mejoras del empleo (la población activa rebasó los 20 millones) y las cifras récord en recaudación fiscal no se reflejan en la recuperación del PIB y culpa al INE por ello. Desde el Instituto de estadística nacional se alega que una parte de los ingresos fiscales se explica por la inflación. Aunque aumente el gasto, en realidad se compra menos.

Además, hay sectores como el turismo que no se han recuperado por completo y aún hay un millón de trabajadores entre Ertes y autónomos inactivos. Asimismo, el consumo, el principal motor de la demanda interna, sufre una grave desaceleración ante el temor de que la economía se congele este invierno.

En cuanto al empleo, las horas de trabajo están por debajo del año pasado, lo que quiere decir que gran parte es parcial o precario y los Ertes han aflorado empleo ilegal, que ya existía, para poder cobrar los subsidios.

Pero desde el Ministerio de Economía que dirige la vicepresidenta Nadia Calviño no lo ven así. Sobre todo, están preocupados con la productividad (un menor crecimiento con más empleo reduce la productividad), por los reproches que reciben desde Europa. Estamos a la cola de los 27, prácticamente sin incrementos en la última década.

La reacción del Ministerio de Economía fue provocar la salida del presidente del INE, Juan Manuel Rodríguez Poo. Aunque él alega razones personales para marcharse, tanto Escrivá como Montero se habían mostrado quejosos con su gestión.

Sea cierta o no la presión sobre el máximo responsable del Instituto estadístico, su marcha llega en un mal momento, porque se produce tras la revisión a la baja de los datos económicos y transmite la impresión de que se quiere corregir la tendencia cambiando la metodología. Calviño propone introducir, al parecer, un medidor diario del PIB que atemperaría el descenso de la productividad.

Lo peor es que el cese del presidente del INE coincide en el tiempo con los juegos malabares desde la presidencia de Indra para hacerse con el control de la compañía. La apertura de un expediente por presunta concertación con el fondo Amber de Joseph Oughourlian, presidente de Prisa, rezuma sabor a pucherazo oficial para someter a los elementos críticos. Aunque creo que el expediente se resolverá sin sanción, porque la CNMV no tiene potestad para espiar las comunicaciones de los implicados.

El Gobierno trata de imponer a toda costa su discurso económico, pese a haber tenido que corregirlo varias veces seguidas. En vez de estar preocupados por el qué dirán, pensando en el ciclo electoral, debería prestar más atención a la política monetaria.

Los fuegos de artificio y los oropeles de la cumbre de la OTAN han distraído la atención de Sánchez y Calviño de otra cita importante celebrada esta semana en la histórica ciudad lusa de Sintra. En ese incomparable marco al borde del Mediterráneo, los banqueros centrales se conjuraron como caballeros medievales en el uso de todas sus armas hasta domar la salvaje inflación.

Tanto los presidentes de la Reserva Federal, Jérome Powell, como la del BCE, Christine Lagarde, señalaron que harán "lo que sea necesario" para que los precios retomen la senda del 2%. Lagarde mostró su preocupación porque la inflación desborda el marco de la energía y los alimentos frescos y está trasladándose a los salarios, lo que puede provocar una espiral difícil de domesticar. En España, la tasa subyacente quedó en el 5,5%, seis décimas por encima del mes precedente, lo que muestra que la inflación también se extiende al resto de la economía.

La batalla que libran dentro del BCE los halcones y las palomas empieza a decantarse en favor de los primeros, a juzgar por el tono cada vez más contundente empleado por su presidenta. La única manera de contener los precios será con subidas de los tipos de interés agresivas, al igual que está haciendo Estados Unidos.

La economía española es junta a la italiana de las más vulnerables de Europa ante un alza del precio del dinero por el elevado endeudamiento. Lagarde confirmó en Sintra que el BCE trabaja en una herramienta de compra de bonos de los países del Sur, para evitar una ruptura en dos de los mercados de deuda (fragmentación). Pero la adquisición de deuda deberá tener un efecto neutro, es decir, que será compensada con la venta de bonos de otros miembros, por ejemplo Alemania, que pedirán compensaciones.

Sánchez y Calviño deberían repasar el discurso de Lagarde: "El nuevo instrumento deberá contener suficientes salvaguardas para preservar el impulso de los estados miembros hacia una política fiscal sólida". En román paladino, el BCE exigirá ajustes fiscales y presupuestarios a los beneficiarios. Se acabó el chollo del plan de emergencia de compra de deuda puesto en marcha durante la pandemia.

Los destellos de la cumbre de la OTAN deslumbran a nuestros dirigentes. Queda mucho camino por andar y el billete para transitar hasta 2024 sale muy caro. Con la inflación desbocada y el Presupuesto desbordado, no quedará más remedio que ajustarse el cinturón cuando los tipos escalen.

comentarios22WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 22

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ebenezer
A Favor
En Contra

Muy buen articulo que describe con claridad nuestra situación actual.

Vienen años muy difíciles, yo pienso que con default del Reino de España.

Puntuación 64
#1
Todo pasa por subir tipos rápido y mucho
A Favor
En Contra

Se está hablando y hablando y aún estamos con dinero a tipo cero.La inacción es lo que acaba con la gacela cuando llega el león de la inflación...

Puntuación 72
#2
Jose
A Favor
En Contra

Sintra al borde del Mediterráneo?? Pues vaya...

Puntuación 35
#3
Crisis imparable
A Favor
En Contra

Buen artículo.

Los tiempos de los cuentos de hadas y de los unicornios llegan a su fin. Muchos sabemos, o nos tememos, que no se va a hacer nada a tiempo. Son burócratas. Nos meterán de lleno en otra crisis sin tomar ninguna medida de contención del gasto público, y sin ningún plan realista para salir de esta crisis.

Toca prepararse para cuando salten por los aires todas las previsiones y se tenga que improvisar, como siempre en este país, tarde y mal.

La inflación, la estanflación, la crisis, el incremento de precios, la crisis energética, la contención en el consumo, la recesión o incluso una depresión económica nos acechan como un león a una gacela ajena a que va a ser devorada.

Cuando todo esto explote, y explotará, no lo duden, el que no esté preparado, sea lo grande o pequeño que sea, lo va a pasar francamente mal. Toca hacer los deberes y afilar mucho el lápiz. No esperen nada de los políticos. El que no se prepare por su cuenta para un escenario muy dificil, lo lamentará.

Se terminó lo políticamente correcto y los discursos vacíos. Llegan muchas facturas que pagar y adivinen a quienes nos tocará pagarlas.

Puntuación 55
#4
ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

LA CALVIÑO ES UNA HIJA DE MASÓN, UNA INÚTIL Y UNA SOBERBIA

ADEMÁS DE UN SACO DE MIE RDA

PERO MÁS CULPA TIENEN AÚN LOS RET RASADOS QUE VOTAN A SU PARTIDO

Puntuación 50
#5
Lagarde y Guindos dimisión o cese inmediato
A Favor
En Contra

Los tipos de interés de la zona euro tenían que estar ya en el 15% y están en el CERO.

Lagarde está arruinando a todos los europeos y devaluando el euro.

Cuando el euro se devalúa la factura energética y la gasolina suben, porque el petróleo se paga en dólares.

Lagarde nos está enterrando en inflación a propósito. Hay que cesarla o forzar su dimisión.

Puntuación 47
#6
A Favor
En Contra

Sin duda Sánchez pasará a la historia como dl peor gobierno de la historia y las ministris y ministritis igual, en lo económico, pero también en la bolsa de pobreza y aniquilamiento de servicios públicos. Sanidad, o educación nunca había ido tan mal

Puntuación 48
#7
Paco
A Favor
En Contra

Norrrrrrrmal en la España de los funcionarios y gobiernos compuestos por funcionarios, aquí de lo que se trata es crear empleo público para aumentar el voto fácil y seguro, ignorando que lo que crea riqueza en en un país es la empresa privada que es por la que se reconoce en el exterior por su fortaleza, tranquilidad y seguridad a una nación.

Puntuación 60
#8
Xinlu
A Favor
En Contra

La politica del despilfarraSOE... despues les toca a otros recortar... que a estos solo les importa la imagen y vivir de ella.... no se puede.

Puntuación 41
#9
A Favor
En Contra

A ver, Lagarde, Nadie Calviño se ha pasado al lado oscuro robando dinero público para su maridito, así que no cuentes con un comportamiento ético ni racional; no le sigas dando dinero, estáis financiando un golpe de Estado comunista en España.

Puntuación 35
#10
Usuario validado en elEconomista.es
pitpit
A Favor
En Contra

Estas obsesionado con este gobierno. Como se nota quien te paga el panfleto.

Puntuación -48
#11
manchego
A Favor
En Contra

con tal que salga Pedrito de Moncloa y nos exijan ajustes tenemos tocando los cojo..:

a los manifestantes de

-SANIDAD PUBLICA,

-ESCUELA publica

-jubilados

y ahora donde estais no veis que se esta derrumbando el pais como un castillo de naipes??

Puntuación 33
#12
jupar
A Favor
En Contra

mientras no se valore por méritos y el que da valor al PIB produciendo vamos a continuar por el mismo camino. El político sólo quiere maquillar las estadísticas para conseguir votos, es su trabajo, nada que tenga que ver con la realidad. ya perdimos todo lo ganado en las conquistas por lo mismo, y perderemos el control de este país pensando en que ya nos rescatarán.

Puntuación 25
#13
A Favor
En Contra

Lagarde, por favor puedes imprimir un poco más de Euros en papel?

Esque se me acabó el papel en WC.

Culito siempre limpio y fresco.

Puntuación 20
#14
Mucho bla bla pero los tipos al 0%
A Favor
En Contra

Increíble con la inflación nos están robando lo poco que teníamos...y los tipos al CERO.

Puntuación 32
#15
Noviembre
A Favor
En Contra

Si se suben tipos, quebramos. Si no se suben tipos quebramos, pero más lentamente. Yo creo que Lagarde, simplemente, ha elegido el camino más lento y agónico.

Puntuación 20
#16
!Vaya dos patas pa' un banco!
A Favor
En Contra

Mensaje de Lagarde a Calviño: "No vas a tener para pagarme".

Ni falta que hace, dirá Nada Calviño, esta "fiesta" la pagan los tontos de siempre. A mi plin, yo duermo en Pikolin.

Puntuación 26
#17
España caca
A Favor
En Contra

Yo a españa solo les deseo lo que tienen venezuela, cuba o Corea del Norte, miseria, mediocridad y falta de libertad. Socialismo o muerte.

Puntuación 7
#18
Perroflautas
A Favor
En Contra

La Calviña ha caído muy bajo al formar parte del "gobierno" de Pedo Sánchez y los perroflautas, que nos están arruinando...

Puntuación 16
#19
navegante,Prohibido arruinar España via impuestos y cualquier idea de los del progreso
A Favor
En Contra

Al 4, y 9, Ese escenario se lo va a comer con patatas la derecha cuando gobierne, que tendrá que recortar para pagar las deudas de un gobierno sin control en gastos y con el mayor número de funcionarios que jamás España ha tenido.

Puntuación 19
#20
Chinito mandarin
A Favor
En Contra

Ha llegado el granjero Amador alimentando a las gallinas del corral, y estas, se han alborotado.

¿Por qué no le pedís ayuda económica y militar a Ucrania vía solidaridad?. Si os falla, podéis poner el culo a los rusos, pero repleto de vaselina para mitigar el dolor.

A muchos, les ha dado bastante sol en la cabeza y les han saltados los plomos. Esa es la consecuencia de ser de derechas o ultraderecha.

Vallan preparando y lubricando, todos los agujeros, que esto, no ha hecho más que empezar.

Puntuación -10
#21
Pedo Sánchez dimisión
A Favor
En Contra

Pedo Sánchez lárgate ya! Dimite! Estás arruinándonos desgraciado!

Puntuación 6
#22