Opinión

Las cuentas del ministro Escrivá

José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social

Los españoles veníamos imaginando que las jubilaciones había que pagarlas con dinero. Escrivá, ministro de Seguridad Social y de otros asuntos –inclusión y migraciones- ha revelado el secreto de su reforma de las pensiones: o todos pagamos más o algunos cobrarán menos. Esta audacia, sintetizada así, en tan clara disyuntiva, no es cosa de cualquier mente o de cualquier equipo técnico. Porque no todo el mundo puede concebir con acierto una reforma financiera que consista en ese planteamiento: o me dais más dinero o voy a tener que pagaros menos. No extraña a nadie que el señor Escrivá sea economista. Así ya se puede. Conocedor de los secretos financieros, después de estudios y análisis, tras el esfuerzo de su gabinete y poniendo al servicio del país todos sus conocimientos, el ministro nos ha dicho algo que no podíamos ni siquiera imaginar: o se consigue más dinero o se va a cobrar menos.

Esto ya venía pasando en las fruterías y algunos autónomos lo tenían por seguro: o entraban más ingresos o no podrían pagar sus gastos. Pero que el mismo principio sea aplicable a la Seguridad Social no nos lo habían dicho nunca. La diferencia sustantiva entre un caso y otro es que el ministro, cuando no tiene dinero, anuncia que hay que darle más y hasta puede meter la mano en nuestros bolsillos, pero los autónomos y empresas y asalariados cuando no tienen dinero, es que no lo tienen. Y cierran. O no pagan. O no comen. La pura sencillez de esta tesis permite comprobarla hasta con un ábaco.

Habíamos pensado que un ministro de Seguridad Social y de otros asuntos venía al Gobierno a arreglar las cuentas de la protección social. Y más allá de eso, el ministro ha identificado el problema y ha resuelto el enigma: o hay más dinero o se va a cobrar menos. Nadie podrá negar que no tiene en esto razón el señor ministro. Queda claro. Es así. O se tiene más dinero para pagar o se cobrará menos. Hasta ahí ha llegado el análisis y la reforma del sistema de pensiones español y la sustancia de los técnicos del ministerio. La destilación científica que el ministro nos ofrece es, por tanto, incontestable y desde luego cierta: o hay más o hay menos.

Pero esa idea, que es completamente lógica, no quieren entenderla algunas personas empeñadas en que un ministro de Seguridad Social y de otros asuntos no está para enunciar fundamentos de aritmética ni para resolver restas. Y esas personas se quedan tan tranquilas al opinar así, como si las palabras del ministro no fueran la quintaesencia de la verdad, una noción –la verdad- que el Gobierno utiliza con la distancia y el cuidado con el que se maneja el uranio 235. El señor Escrivá ha declarado formalmente que la seguridad social es como un puesto de melones: mientras haya melones, ahí se va tirando. Sin otras preocupaciones ni reformas. Y cuando no hay, es que se han acabado. Y ya se verá entonces: o se ponen más melones o se comerán menos.

También ha dicho el señor ministro que, para sanear las cuentas del sistema de pensiones existe la opción de trabajar más tiempo. Otra disyuntiva que nos ofrece Escrivá. O se cobra menos o se trabaja más. Pero aquí no se puede estar de acuerdo porque eso no es una alternativa, sino la misma cosa. Trabajar más tiempo es cobrar menos pensión porque se cobrará durante menos tiempo. A menos que vivamos cada vez más, que parece el verdadero plan del ministro: mantenernos vivos durante años, con pensión constantemente reducida durante años y pagando constantemente más durante años hasta morir sin pensión alguna. Parece una imagen del infierno pero es la imagen de un país que en lugar de reformar para todos las pensiones y salvar el sistema de protección, prefirió cuidar los votos a cuidar las cuentas.

comentarios7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Barrunta Ranchos
A Favor
En Contra

Dicho con otras palabras, tras años y años de reuniones de la Comisión del Pacto de Toledo, con todos sus participantes cobrando dietas de asistencia, la conclusión del Ministro y todos sus técnicos es "lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible". No les da para más.

Puntuación 21
#1
Facior
A Favor
En Contra

Para descubrir esa solución no hace falta ni media neurona: "Para yo poder dar más dinero, que me den más dinero a mi. " !Genial!!!

Las amas de casa son más inteligentes y encuentran otra solución. Cuando sus hijos les piden más dinero, ellas se compran menos ropa o comen sardinas en lugar de lenguados.

Cualquier ama de casa haría de ministra con más lógica.

Puntuación 15
#2
A Favor
En Contra

Esto se soluciona en dos simples pasos.

1º Eliminar todo pago que no sea pagar la sanidad, las pensiones y el desempleo contributivo.

2º Eliminar todo tipo de rebajas en las cotizaciones a la seguridad social.

Todo lo no sea eso, si es que quiere mantenerlo el politico de turno que gobierne, tendria que salir de los presupuestos generales del estado.

Seguro que así le sobraria el dinero a la seguridad social.

Puntuación 5
#3
Alex
A Favor
En Contra

"Juan Carlos Arce

Miembro correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación"

Ahora está claro, solo un miembro correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, podría decir una choorada tan larga como está. Señor Juan Carlos Arce lo que se pretende hacer en ingresar más para no cobrar menos, y el buen hacer está en que medidas tomar para que sea justo, posible y beneficioso para la economía. No es tan simple como su planteamiento, su pensamiento quizás sí.

Puntuación -8
#4
Carmen
A Favor
En Contra

Es interesante que un señorito como el opina venga a mostrar el fondo del asunto... La gente prefiere la paga de la pensión muchos años antes que trabajar. No sería más decente y ético decir que mientras la salud y los empresarios lo permitan, hay que morir con las botas puestas?

Puntuación 2
#5
Los actuales pensionistas se comen las futuras pensiones
A Favor
En Contra

Los actuales pensionistas se comen las futuras pensiones.Habria que haber quitado las extras hace tiempo poro los políticos no quieren perder votos a sabiendas que en 10 años todos los pensionistas serán pobres...

Puntuación -1
#6
CHUCHI
A Favor
En Contra

Si no hay dinero no habrá dinero para nadie, por que se supone que un país es una única caja desde donde se distribuyen los diferentes gastos.

Por tanto si todos nos rebajamos lo que percibimos de forma solidaria y proporcional con lo que percibimos, pues adelante, ahora bien que dependiendo del asunto de que se trate en unos casos hay dinero y en otros no, no lo entiendo, si hay que apretarse el cinturón por que no hay dinero, primero se tendrá que ver que es prescindible y que es imprescindible y dentro de los prescindible hasta donde, pero todo el conjunto.

Habrá que pedir responsabilidades a los gestores y esas responsabilidades no se achacan solamente a sus organizaciones, que también, si no a personas concretas con sus patrimonios.

Si han dimensionado la administración como a ellos les ha convenido, manteniendo instituciones antiguas y creando nuevas, con infinidad de nuevos puestos directivos y competencias solapadas entre ellas, primero tendrían que revisar todos esos gastos, esos organigramas a gusto del consumidor, esos sueldos aprobados por ellos mismos, esos impuestos que cobra cada quien, esas puertas giratorias, en fin que, si quisieran, tienen una faena de unificación y racionalización, pero que no lo harán y, como siempre, se decantarán por lo más fácil y débil, los jubilados, por que somos mayores, hemos ahorrado algo, no tenemos muchos gastos, ............, y cuando sea la hora de votar nos contaran una de sentimientos, dedicación, colores,......, nuestra vida llena de sacrificios y lo mal que lo han hecho los otros, que eso nos pone a los jubilados y olvidamos el resto. Todos los partidos que llevan años y años, aunque sea alternándose en el poder, ya sean autonómicos o estatal que empiecen por regenerarse, mesurando la necesidad o no de instituciones prescindibles con todos los que han colocado y colocan, a mayor gloria y mejor recaudación, por que gastan mas de lo que ingresan. De dónde sale?.

Cómo nos pueden colar una y otra vez las lecciones de regeneración de algo que ni controlan, ni quieren, ni pueden controlar, es decir de su propia corrupción, en cualquier estructura, o lo que se ponga por delante.

Se acuerdan de la ventanilla única, pues vayan a hacer una gestión y tendrán que pasar por 25, y pagar el peaje en cada una.

Puntuación 0
#7