Bolsa, mercados y cotizaciones

La deuda italiana celebra el acuerdo presupuestario con Bruselas y la rentabilidad de los bonos baja a mínimos de tres meses

  • El Ftse italiano sube más de un 1% con el sector financiero a la cabeza
  • La CE confirma que el nuevo presupuesto de Italia evita las sanciones

La bolsa de Milán está viviendo una jornada de fuertes alzas y su índice selectivo, Ftse MIB, registra avances que superan el 1%. La prima de riesgo se ha relajado hasta los 256 puntos básicos, a niveles de septiembre, al caer la rentabilidad del bono a diez años al 2,8%. Todo ello después de que Italia llegase a un acuerdo con la Comisión Europea por su controvertido presupuesto para 2019. 

De esta manera, la deuda italiana deja atrás los meses de tensión de octubre y noviembre con la prima de riesgo apuntando a los 400 puntos básicos. El desafío italiano a Bruselas con los presupuestos ha durado casi tres meses en los que el Gobierno de coalición de la Liga y el Movimiento 5 Estrellas ha intentado colar en las cuentas de 2019, medidas como la renta básica o rebajar impuestos, elevando el déficit al 2,4%.

Los inversores han acogido con optimismo el anuncio hecho ayer por fuentes gubernamentales que avanzaban que se había alcanzado un acuerdo "informal" y "verbal" con la Comisión Europea sobre los Presupuestos Generales italianos para 2019. Unas informaciones que hoy ha confirmado el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis. 

"Las negociaciones intensivas durante las últimas dos semanas han dado lugar a una solución para 2019. Esto nos permite evitar un procedimiento de déficit excesivo por el momento", aseguró Dombrovskis durante una rueda de prensa.

El Ejecutivo italiano rebajó recientemente su previsión de déficit para 2019 del 2,4 % del PIB al 2,04 %, y para cumplir con este ajuste ha recortado 4.000 millones de euros en los Presupuestos Generales, que aún tienen que ser aprobados en el Parlamento.

Tanto la rentabilidad como la deuda italiana están experimentando una fuerte mejora retrocediendo a niveles de septiembre

Tanto la rentabilidad como la deuda italiana están experimentando una fuerte mejora retrocediendo a niveles de septiembre. Los bancos son los principales beneficiados de esta situación. Banco Bpm gana un 3,97%; Intesa Sanpaolo, un 3,85%; Ubi Banca, un 3,81%; UniCredit, un 3,40%; Mediobanca, un 2,91%; Finecobank, un 2,69% y Bper Banca, un 2,45%.

En el mercado secundario de deuda, la prima de riesgo, que mide el diferencial entre el bono italiano a diez años y el alemán para el mismo período, se está moviendo en torno a los 256 puntos básicos, aunque ha llegado a bajar hasta 251, y la rentabilidad del bono a diez años ha descendido hasta el 2,809%.

Todo lo que sea una mejora de la deuda italiana mejora los rendimientos de los bancos en bolsa. Los balances italianos están cargados de deuda soberana que daña el capital de los bancos si está tensionada. En España, el sector financiero también tiene una elevada exposición al país transalpino a través de la deuda. El Ibex 35 es el segundo índice que más sube en la jornada de hoy gracias a los bancos. Banco Santander y BBVA suben más de un 1% con el resto del sector en verde.

A pesar de los avances entre Italia y Bruselas con los presupuestos, el país seguirá siendo uno de los focos de inestabilidad para 2019. La situación política es inestable y cada vez toma más cuerpo unas elecciones anticipadas a la vista de las encuestas que le dan a la Liga votos suficientes para formar Gobierno en solitario. 

Pese al acuerdo con Bruselas, Italia tendrá dificultades para refinanciar su deuda

Para complicar las cosas, Italia es una de la grandes economías del euro con más problemas. El PIB italiano entró en el tercer trimestre en terreno negativo por primera vez en cuatro años. Y las medidas presupuestarias no incluyen un recorte sustancial de la deuda, que supera el 130% del PIB, la más elevada de la zona euro, solo por detrás de Grecia.

Los síntomas sobre la sostenibilidad de la deuda son preocupantes con cada vez menos demanda en las subastas públicas y con el BCE dejando de ser un colchón para los países al terminar este mes el programa de compra de deuda

"Los primeros meses de 2019 serán difíciles para Italia desde una perspectiva de la financiación", según los analistas de UniCredit. "Si el estado de ánimo sigue siendo optimista, es probable que la venta de deuda sea más suave, pero el estado de ánimo del mercado puede cambiar muy rápido, lo que significa que es probable que la volatilidad se mantenga elevada".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin