Bolsa, mercados y cotizaciones

China devalúa otra vez el yuan y anticipa una nueva guerra de divisas

  • El banco central chino ha vuelto a devaluar hoy su divisa, un 1,62% adicional
  • Las bolsas europeas y materias primas retroceden con fuerza, el euro sube

El Banco Popular de China ha vuelto a rebajar hoy en un 1,62% el tipo de cambio de referencia del yuan frente al dólar apenas un día después de haber devaluado la moneda china en un 1,9% frente al 'billete verde'. El desplome de la bolsa y la delicada salud del sector exportador ha llevado a Pekín a engordar la lista de medidas defensivas para intentar apuntalar la economía china. Fuentes involucradas en política monetaria señalaron a Reuters que hay presión para una devaluación del 10%. De momento, los bancos estatales tienen la obligación de vender de dólares para intentar estabilizar a la divisa local. 

De esta manera, China da un paso hacia delante para hacer su divisa un poco más flexible, al tiempo que abre la puerta a un nuevo régimen cambiario. Pero los temores surgen ante la posibilidad de que se produzca una nueva guerra de divisas, es decir, que otros paises emergentes luchen por devaluar sus monedas en pro de la competitividad, como ya ocurrió con la crisis de las divisas de 2014.

El anuncio se produce una semana después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pospusiera hasta 2016 la decisión de incluir al yuan dentro de su cesta de divisas, uno de los principales objetivos de las autoridades chinas. Cinco claves para entender el movimiento.

Efectos inmediatos 

Los efectos de esta maniobra, ya descontada por muchos, apenas se dejaron sentir en la bolsa china. El Shanghai Composite, su índice de referencia, cayó hoy un 1,06%, hasta los 3.886 puntos. Asimismo, las firmas estatales han sido suspendidas de cotización a la espera de que el Gobierno presente su reforma para estas compañías.

Mayor parece el impacto en los mercados financieros a nivel global. Tras las caídas de la víspera, las bolsas del Viejo Continente retoman los descensos. En la mayoría de plazas europeos, los retrocesos llegan a alcanzar el 2%. Los sectores más perjudicados en Europa son el automovilístico y el de recursos básicos.

En el mercado de divisas, el euro toca máximos de un mes en su cruce con el dólar ante la posibilidad de que EEUU retrase la esperada subida de los tipos de interés. Un yuan más débil podría tener repercusiones en la divisa estadounidense, que podría encarecerse aún más, y hundir las presiones inflacionistas.

La sacudida también se deja sentir en el mercado de renta fija, con compras del bono estadounidense a 10 años. La rentabilidad del T-Note descendió ayer hasta el 2,12% (una bajada de rentabilidad implica una subida en el precio). Por su parte, el rendimiento del bund alemán bajó hasta el 0,63%; y la del español hasta el 1,93%.

Anthony Doyle, director de inversiones del área de renta fija de M&G Investments, señala: "Es probable que cualquier intento de depreciar el yuan frente al dólar acarree un efecto ligeramente alcista para los bonos estadounidenses, lo que provocaría que los rendimientos fueran menores". No obstante, a menos que se vea una depreciación sostenida en las próximas semanas, "parece improbable que esta medida tenga un gran impacto en la demanda de bonos estadounidenses a corto plazo", añade el experto. 

Descenso de los precios de las materias primas

El mercado de materias primas tiembla ante el temor de que China, el mayor importador de materias primas del mundo, reduzca el ritmo de compras. Así, ayer se produjo una caída generalizada en las commodities. El Bloomberg Commoditie Index, la cesta de commodities que pondera Bloomberg cayó un 1,7%, su mayor descenso en un mes. Los precios del petróleo también retrocedieron con fuerza. 

El inesperado movimento de las autoridades chinas ha desatado los rumores sobre un posible cambio de planes en la subida de tipos por parte de la Fed.

"La devaluación de China es mínima y no retrasará el inicio de las subidas, pero la fortaleza del dólar condicionará la senda de subidas y la hará más gradualistas", señala José Carlos Diez, profesor de Economía de la Universidad de Alcalá, que explica: "Una apreciación del 5% del dólar tiene los mismos efectos sobre el empleo y la inflación que una subida de tipos de 25 puntos básicos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud