Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex 35 no se despega de los 10.100 puntos que separan al índice de ver nuevos máximos en 2023

  • El EuroStoxx no consigue anotar un alza superior al 20% en la recta final
  • La bolsa europea se anota subidas inferiores al 0,2%
Parqué de la bolsa de Madrid
Madridicon-related

Nueva sesión con subidas entre las principales plazas europeas, aunque los avances apenas logran acercarse al 0,2% en índices como el EuroStoxx 50 que no se despega de los 4.540 puntos. La referencia para el parqué del Viejo Continente acusa la baja negociación por ser la última semana del año sin que aparezcan nuevos alicientes macroeconómicos que justifiquen una corrección o un nuevo impulso alcista antes de pasar al 2024. También sube el Ibex 35 en estos primeros minutos de cotización aunque el tímido ascenso del 0,1% dificulta que el selectivo pueda separarse de los 10.100 puntos y mucho menos recuperar los máximos del año vistos en los 10.300.

Mientras en la sesión asiática el Nikkei japonés daba un paso atrás inferior al 0,5%, la bolsa china registró alzas superiores al 2,5% con el Csi Shanghái Shenzhen anotando su mejor sesión desde junio. Esto puede animar a la bolsa europea en el paso a 2024 con el EuroStoxx 50 a menos de un 0,8% de alcanzar en el conjunto del año una subida superior al 20%.

El Ibex 35 transitó el 2023 con bastante independencia respecto al resto de índices europeos. La mayor parte del año contó con el apoyo de las entidades financieras y el entorno de tipos de interés alto que marcaron el ritmo de un índice bancarizado. No obstante, en la recta final del año el Ibex 35 se ha movido más en la sintonía de sus pares y aunque sube en el año un 23% que solo supera la referencia italiana, el Ftse Mib avanza un 28%, lo cierto es que está a mitad de camino entre su soporte y su resistencia.

El asesor de Ecotrader, Joan Cabrero, señaló el máximo alcanzado este año en los 1.300 puntos la resistencia a batir antes de enfrentarse a nuevas alzas. Pero esta barrera está siendo un obstáculo que no ha conseguido superar el selectivo español que no se despega de los 10.100 puntos en los que cotiza actualmente. "Que el Ibex 35 haya aliviado la sobrecompra con movimientos laterales, consumiendo tiempo, es de todo menos un signo de debilidad. La consolidación podría llevar al índice a los 9.970 puntos pero me sorprendería una caída superior", explicó Cabrero.

Los dos últimos meses del año fueron una anomalía en el mercado de deuda soberana en un 2023 marcado por la volatilidad y los bruscos incrementos de rentabilidad ante cada evento o incertidumbre acontecido en el año. Pero si el bono alemán a diez años estuvo a punto de alcanzar el 3% de retorno cede desde entonces más de 110 puntos básicos hasta el 1,89% actual. Por precio (movimiento inverso al de la rentabilidad) un inversor habría ganado un 8% con el giro de la deuda alemana en los dos últimos meses.

El viaje de la deuda estadounidense ha sido igual de turbulento, aunque en su caso la referencia con vencimiento a diez años se sitúa casi en el punto de partida del 2023. El T-Note a diez años está de nuevo sobre el 3,8% y la deuda a dos años en el 4,2%.

Mientras en el mercado de materias primas las fuentes energéticas registran los mayores saltos sobre el parqué en estas jornadas. El gas europeo llegó a repuntar más de un 5% ante la incertidumbre en torno al Mar Rojo que amenaza con detener el tráfico marítimo por este punto crucial para el transporte global.

Por su parte la onza de oro se cambia por 2.086 dólares, su referencia más alta nunca antes registrada. El metal precioso que sirve tradicionalmente como refugio para los inversores avanza en el año un 14% como consecuencia del cambio que se espera en la política monetaria de Estados Unidos. Y es que la expectativa de un dólar más débil en los próximos meses provoca el éxodo del mercado hacia otros activos como el oro dentro del mercado de materias primas.

Salvo catástrofe de última hora, el oro anotará en 2023 su primer año al alza desde 2020 aunque su revalorización se quedará por debajo de la anotada ese año, por encima del 25%. Además, el consenso de mercado que recoge Bloomberg considera que al cierre del 2024, con las bajadas de tipos que se esperan en el próximo ejercicio, el oro tendrá motivos para alcanzar los 2.155 dólares por onza.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud