Bolsa, mercados y cotizaciones

EEUU inunda el mercado de petróleo con un histórico récord de producción y acaba con el sueño de la OPEP 

Este 2023 estaba llamado a ser el año de la vuelta del petróleo a unos precios históricamente altos. La guerra en Ucrania sigue viva, surge un nuevo conflicto en Oriente Medio y se recrudecen los interminables recortes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Todo ello prometía generar una tormenta perfecta sobre la oferta de crudo global. Sin embargo, un invitado 'indeseado', con varios acompañantes, se ha colado en lo que prometía ser una fiesta para la OPEP y el crudo. EEUU está inundando el mercado con su petróleo, convirtiendo en pesadilla el año de ensueño para el cártel del 'oro negro'.

Las últimas cifras publicadas por el Departamento de Energía del país (EIA) revelan que la producción de crudo en EEUU ha alcanzado nuevos máximos históricos, pese al duro discurso de Joe Biden contra esta industria y los obstáculos que ha impuesto el Gobierno Federal. EEUU está produciendo más de 13 millones de barriles de crudo (solo petróleo crudo, no se tienen en cuenta derivados) cada día, superando el récord marcado en 2019. Ese año, la producción tocó la cota de los 13 millones, pero este lo ha superado con creces, poniendo mucha tierra de por medio con Rusia (produce 9,9 millones de barriles diarios) y Arabia Saudí (8,97 millones de barriles diarios), según los últimos datos.

EEUU petróleo producción récord
EEUU produce la mayor cantidad de petróleo de su historia

No se puede decir que la irrupción de EEUU sea una sorpresa. Este país lleva años siendo el mayor productor de crudo del mundo. Sin embargo, pocos habrían apostado a que EEUU lograría destrozar los récords anteriores de producción de petróleo tras los mensajes hostiles del presidente Joe Biden contra la industria petrolera de EEUU. Pese a todo, la fuerte subida del precio del crudo desde el comienzo de la guerra de Ucrania ha generado los incentivos necesarios para que los productores de Texas, Dakota del Norte... se estén arremangando para producir cantidades históricas y aguar las expectativas de la OPEP. Además, gran parte del crudo americano está acumulándose en los puertos de Europa, el principal cliente de EEUU, según la EIA.

El petróleo Brent se aleja de los 80 dólares

Pese a los últimos recortes anunciados por el cártel (la OPEP y Rusia), el petróleo Brent, de referencia en Europa, cotiza lejos de los 80 dólares por barril, mientras que el West Texas, de referencia en EEUU, lucha por mantenerse en los 70 dólares por barril. La producción de crudo en América del Norte (EEUU, Canadá y México) representa ya casi el 20% de toda la oferta mundial. También está subiendo con fuerza en América en general.

La producción de crudo de EEUU en septiembre aumentó hasta alcanzar un nuevo récord mensual de 13,24 millones de barriles por día, ayudada por un gran incremento en Dakota del Norte, hogar del shale oil o petróleo de esquisto de la formación de Bakken, según revelan los datos del Departamento de Energía de EEUU.

La producción de crudo aumentó un 1,7%, el mayor incremento desde marzo, según muestran los últimos datos. En Dakota del Norte, el tercer estado con mayor producción de petróleo, la producción se disparó un 6,5%, hasta los 1,3 millones de bpd en septiembre, la más alta desde marzo de 2020.

Extracción de petróleo eficiente

No solo eso, lo más sorprendente, si cabe, es que toda esta avalancha de crudo americano se está generando con un aumento notable de la eficiencia. Las plataformas activas y de perforación han caído hasta las 501 en octubre de 2023, frente a 623 en diciembre de 2022. Aunque parezca contradictorio, la producción ha seguido aumentando ante las mejoras en la extracción de crudo de los pozos ya abiertos, explican desde la agencia Reuters.

La industria del fracking está viviendo un segundo boom, concentrando toda su inversión y plataformas en un menor número de pozos y formaciones. Las empresas de esta industria están apuntando mejor para asegurarse un tiro certero: ahora solo están explotando las zonas más prometedoras, realizando perforaciones verticales y laterales mucho más largas (técnicas de extracción de crudo).

Las secciones horizontales (una perforación relativamente novedosa) más largas garantizan que cada pozo esté en contacto con más roca del yacimiento y puedan traer más petróleo a la superficie, lo que aumenta la productividad por pozo. Esta mayor eficiencia ha mantenido la producción estadounidense en una tendencia.

Con todo, las empresas independientes de exploración y producción (E&P) de petróleo han cambiado radicalmente respecto a 2014-2016. No solo generan efectivo, sino que recompensan a los accionistas con dividendos y recompras constantes. Estas empresas de exploración y producción insisten en que no están retrocediendo en términos financieros al aumentar la producción, según recoge el Financial Times en una opinión. "La geopolítica simplemente les ha permitido llenar un vacío en el mercado", aseguran desde el FT.

La producción de shale oil de la cuenca de Bakken ha aumentado mucho más de lo esperado este año, asegura Francisco Blanch, jefe de investigación global de materias primas y derivados de BofA. "Me ha sorprendido que áreas como el Bakken se hayan recuperado con tanta fuerza", señalaba Blanch en una entrevista realizada por Reuters. "El crecimiento no ha sido sólo una historia de la Cuenca Pérmica (como ocurría en el pasado). Estamos viendo que muchas cuencas de petróleo esquisto que estaban estancadas están experimentando un resurgimiento".

La pesadilla de la OPEP

La situación no es sencilla para la OPEP, que busca una oferta de crudo tensa y unos precios más elevados. "Es cierto que hay demasiada oferta. La producción de petróleo crudo de EEUU en septiembre alcanzó un nuevo récord mensual, impulsada por la reactivación de la cuenca de Bakken", comentan desde JP Morgan en un informe de diciembre. El Brent cotiza lejos de los 80 dólares, mientras que las posiciones largas netas en el petróleo de los inversores han caído a mínimos desde 2012.

No solo eso, "Brasil también registró una producción récord de petróleo en septiembre, extrayendo 3,7 millones de barriles diarios, lo que supone un aumento cercano al 17% respecto al mismo mes del año pasado", aseguran desde el banco de inversión.

Por otro lado, se encuentra la ya célebre Guyana. Esta pequeña economía no producía petróleo en 2016. Sin embargo, en los últimos meses, la producción de este país de 800.000 habitantes podría estar muy cerca de promediar los 400.000 barriles diarios. A ello hay que sumarle la política de algunos miembros de la OPEP como Nigeria, que en lugar de recortar están aumentando su producción.

Para más inri, "el exceso de oferta podría seguir incrementándose. El petróleo crudo almacenado en el agua (en el mar) tiende a incrementarse a un ritmo promedio de 3 millones de barriles diarios durante los meses de invierno, para volver al mercado a principios de la primavera", sentencian los estrategas de JP Morgan.

De este modo, los recortes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) están siendo prácticamente esterilizados por los aumentos de producción en otros puntos del mundo. El barril de petróleo, en lugar de buscar máximos anuales, está acercándose cada vez más a mínimos de este año. Además, los recortes de la OPEP desembocan en una pérdida de cuota de mercado, al menos, en el corto plazo. La 'guerra' del petróleo está lejos de terminar, pero la batalla de este año la está ganando EEUU.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud