El petróleo se amontona en Europa ante la llegada masiva de buques rebosantes de crudo de EEUU y Guyana

Hace poco más de un mes, la narrativa dominante en el mercado aseguraba que había escasez de petróleo. Sin embargo, en cuestión de semanas se ha producido un giro de 180 grados que tiene su reflejo en la acumulación de inventarios de petróleo en los grandes 'hubs petroleros' del mundo, entre los que destaca Europa. A día de hoy, el problema de Europa es qué hacer con tanto petróleo. El crudo no ha parado de fluir desde EEUU o Guyana hacia el Viejo Continente, a la vez que el consumo se ha ido reduciendo ante la desaceleración económica de Europa. Ahora, el petróleo está por todas partes.

El mercado petrolero europeo enfrenta un exceso de oferta debido a la escasa demanda y a una afluencia de embarques provenientes de EEUU, según publican desde la agencia Bloomberg. Europa está siendo el mayor destino regional de las exportaciones de petróleo crudo de EEUU por volumen, con 1,75 millones barriles por día, según ha publicado recientemente la Agencia de la Energía de EEUU.

La agencia Bloomberg señala que además de los cargamentos de EEUU, también han aumentado los embarques desde Guyana y el Mar del Norte. A su vez, estos cargamentos están dificultando las ventas de crudo de Nigeria, uno de los principales proveedores del continente. A finales la semana pasada, más de dos quintas partes de los embarques de diciembre del país africano aún no se habían vendido.

Por ejemplo, la pequeña Guyana (un país de 800.000 habitantes) está enviando el 63% de todo el petróleo que exportó en los primeros seis meses de 2023 a Europa, con un ritmo diario promedio de 215.000 barriles por día, según datos de Refinitiv Eikon citados por Reuters.

Hay petróleo por todos lados

Aunque los recortes de producción de la OPEP han hecho daño, la producción de petróleo creciente en otras regiones parece estar compensando de forma notable la falta de crudo del cártel. A ello hay que añadir los descubrimientos de crudo en varias partes del mundo que están rebajando las expectativas de subidas de precios a medio plazo.

Estas exportaciones están llegando, sobre todo, a los Países Bajos (Rotterdam) y el Reino Unido. Muchas de estas compras de crudo se cerraron hace semanas o incluso meses. Si ahora Europa es incapaz de procesar y consumir tanto petróleo, tendrán que acumularlo.

La economía se frena

El deterioro del panorama económico en uno de los principales centros de consumo (Europa y Asia) del mundo se produce días antes de que la OPEP y sus aliados se reúnan para discutir qué hacer con su producción. El precio del crudo Brent, de referencia en Europa, ha caído más de un 15% desde sus máximos de finales de septiembre. No obstante, otros tipos de crudo (los más usados por las refinerías europeas) han sufrido un descenso aún mayor ante el exceso de oferta al que se enfrenta Europa.

La amplia disponibilidad de suministros se ha visto reflejada en la caída de los precios. El WTI Midland, que se ha convertido en un producto base para muchas refinerías europeas, ha descendido más de 1 dólar por barril en una semana. El crudo noruego Johan Sverdrup cotiza con un descuento que alcanza hasta los tres dólares con respecto a la referencia regional, el petróleo Brent, frente a la prima de más de 2 dólares de hace apenas un mes.

El exceso de oferta en el continente va a ser un dolor de cabeza para los productores de la OPEP+ (la OPEP más Rusia y sus aliados). La mayoría de los analistas esperan que Arabia Saudí y Rusia, líderes del grupo, mantengan los recortes de producción, y algunos estiman una pequeña probabilidad de que los aumenten, mientras intentan apuntalar el mercado tras la reciente caída de los precios.

Lo delicado del tema ha quedado de manifiesto este miércoles, cuando las reuniones previstas para este fin de semana en Viena por el cártel se pospusieron hasta final de mes, en medio del descontento saudí con los niveles de producción de otros miembros.

Según los datos de seguimiento de buques recopilados por Bloomberg, se espera que los envíos de crudo a Europa desde el Golfo de EEUU aumenten hasta los 1,95 millones de barriles diarios este mes, solo un peldaño por debajo del récord de 2,05 millones alcanzado en julio. Esos mismos datos señalaban que partir del 17 de noviembre, 52 superpetroleros iniciaban su ruta hacia EEUU para recoger petróleo y volver a distribuirlo, la cifra más alta en al menos seis años. La mayoría estaban vacíos, lo que sugiere que pretenden recoger cargamentos en EEUU que, probablemente, terminará una vez más en Europa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud