Bolsa, mercados y cotizaciones

La mitad de las firmas más puras de IA conseguirá beneficio neto en 2025

  • Solo la estadounidense Alteryx logrará ganancias en este ejercicio, de 72 millones de dólares 
  • Cerence y C3.ai dejarán atrás las pérdidas actuales durante los próximos ejercicios 
Madrid icon-related

El próximo 30 de noviembre se cumplirá el aniversario del lanzamiento al público de ChatGPT, una herramienta de Inteligencia Artificial que revolucionó el mercado. Desde entonces, empresas como Google o Microsoft han trabajado rápidamente para no quedarse atrás y lanzar sus propias herramientas que han visto la luz durante el transcurso de 2023: Google Bard y Bing AI. De las grandes tech, solo Apple se queda rezagada aunque informa de que también trabaja en su propia IA, más allá de la conocida Siri.

La aparición de ChatGPT llevó a la IA a lo más alto del mercado, produciendo una nueva revolución tecnológica en el que está siendo el gran año indiscutible de la tecnología. Así lo corrobora la importante subida que acumula el Nasdaq 100 en 2023, del 39%, y que le hace ser el índice más alcista de entre los principales mundiales. Lo confirman también las fuertes revalorizaciones que registran las firmas semiconductoras, a uno y otro lado del charco, con avances anuales que alcanzan el 220% en el caso de Nvidia, la gran protagonista.

Sin embargo, más allá de estos titanes tecnológicos, es de interés para los inversores conocer qué firmas cotizan en el mercado con un negocio de IA puro. Unas compañías para las que las estimaciones no son muy halagüeñas, ya que las pérdidas serán el común denominador en sus cuentas de resultados este ejercicio. No obstante, la mitad de ellas volverá a la senda del beneficio neto en 2025. Veritone, C3.ai, Cerence, Renalytix, Upstart, Alteryx son estas empresas, dedicadas al desarrollo de software de IA.

Los pronósticos apuntan que las pérdidas de la estadounidense C3.ai superarán en 2023 los 260 millones de dólares. En sus últimos resultados trimestrales conocidos, la firma anunciaba un crecimiento interanual a doble dígito de los ingresos, sin embargo, como explican desde JP Morgan "en relación a las ganancias netas, si bien nos sentimos alentados por el fuerte crecimiento secuencial de las suscripciones, lo que probablemente indique los primeros signos del consumo basado en un modelo de precios que se está afianzando y entendemos que Gen AI presenta una oportunidad, no vemos que las métricas de primera línea influyan materialmente al alza en este momento para justificar la mayor postura inversora. Como tal, nos mantenemos al margen valorando que la empresa navega por una transición de modelo de negocio en medio de una difícil contexto macro".

Será en 2025 cuando esta compañía regrese al beneficio neto, con unas ganancias de 42 millones. En bolsa, sus acciones se revalorizan un 133%, sin embargo, los expertos estiman que se han quedado sin potencial y recomiendan su venta.

Peores perspectivas da el mercado para la estadounidense Upstart para la que no esperan beneficios en los próximos ejercicios. Solo en este ejercicio, sus pérdidas superarán los 240 millones de euros, aunque es cierto que, según las previsiones, conseguirá reducir esta cifra casi un 90% hasta situarla en 30 millones en 2025. En bolsa, sus acciones también acumulan ganancias del 60%, pero sin posibilidad de avanzar más, según los analistas que recomiendan vender.

Las pérdidas de Cerence, Renalytix y Veritone no alcanzarán este año los 50 millones. Cerence, cuyo negocio reside en softwares de IA para vehículos conectados y autónomos, será la que más se acerque a esta cota, registrando pérdidas de 46 millones de dólares en 2023. Sin embargo, será de las primeras en revertir esta situación y los expertos auguran para ella un beneficio neto de 9 millones en 2024 que crecerá a 35 en 2025.

Por su parte, la también americana Veritone, la creadora del primer sistema operativo de inteligencia artificial del mundo, rondará un beneficio negativo de 37 millones de dólares en 2023, que conseguirá reducir a 3 millones para 2025. Esto no la salva de colgarse el cartel de venta. La inglesa Renalytix, que ofrece programas de inteligencia artificial para el diagnóstico in vitro de la enfermedad renal, presenta pérdidas de 38 millones de libras en 2023, que seguirán elevadas en 2025. Pese a ello, logra una de las únicas recomendaciones de compra. Los analistas esperan, además, que cuadruplique el valor de sus acciones en los próximos meses.

Los pronósticos solo son favorables con Alteryx, la única que presentará beneficio neto este ejercicio, de 72 millones de dólares. Unas ganancias que superarán los 120 millones en 2025. Por sus buenas perspectivas, los expertos aconsejan comprar sus acciones, a las que dan un potencial alcista del 33% de cara a los siguientes meses.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud