Bolsa, mercados y cotizaciones

La bolsa mira de reojo al bono americano: el Ibex 35 cede los 9.000 puntos por primera vez desde marzo

Las bolsas europeas se han contagiado de la volatilidad de los bonos en una jornada en la que el rendimiento del T-Note ha sobrepasado el 5%, algo que no sucedía desde 2007, para después relajarse 15 puntos básicos. En un principio, los principales índices del Viejo Continente se han teñido de rojo con la vista puesta en la referencia americana a diez años y, después, se han movido al son de las compras en la deuda. La jornada ha terminado mixta.

Durante buena parte de la negociación, el Ibex 35 ha cotizado bajo los 9.000 enteros, una cota que no perdía a cierre desde hace más de seis meses, cuando se produjo la crisis bancaria de marzo. El selectivo español ha logrado moderar sus pérdidas a medida que han entrado las compras en la deuda (y han caído sus rentabilidades), pero no ha evitado cerrar en negativo. Ha descendido un 0,37% hasta los 8.995,5 puntos. Es su cuarta sesión de caídas, con lo que pierde más de un 2,5% desde el pasado miércoles.

La renta variable vigila muy de cerca los intereses de la deuda -siendo la principal referencia la estadounidense con vencimiento a diez años (T-Note)- debido a que los tipos de interés de la deuda a largo plazo generan más restricción monetaria que los tipos de interés de la política monetaria. Por eso la presión en los bonos se está trasladando a las acciones.

Las caídas en la deuda de mayor duración (vencimientos a partir de la década) y el ascenso de sus retornos indican que los costes de financiación serán elevados a largo plazo y no solo en los meses venideros, como se creía al principio del ciclo restrictivo en Estados Unidos y Europa. La tesis de que los bancos centrales emprenderían recortes, incluso a finales de este ejercicio, se ha ido desvaneciendo y se ha sustituido por el pronóstico de que la actual restricción se extenderá en el tiempo. Aunque casi un tercio de los inversores espera que la Reserva Federal (Fed) mantenga la tasa de referencia en diciembre, una cuarta parte del mercado ve cabida para otro alza, según la herramienta CME FedWatch Tool. En ese caso, el techo de los tipos no se alcanzaría hasta los días previos a Navidad.

Fuera de casa, el EuroStoxx 50, que se ha movido durante buena parte de la jornada en terreno negativo y bajo los 4.000 puntos, ha logrado girarse. El índice continental ha ganado unas décimas, un 0,4%, sobre los 4.040 enteros. El Dax alemán ha dudado entre las compras y las ventas y ha finalizado prácticamente plano bajo los 14.800 puntos. Ambos índices han mejorado su cotizacion al son de los bonos.

Estos vaivenes se entienden si se mira la oscilación del retorno del bono estadounidense, que ha tocado el 5,01%, pero a cierre europeo bajaba al 4,86%. La diferencia es de 15 puntos básicos en apenas una sesión. En cuanto al rendimiento del bono alemán a diez años, el bund, este alcanzaba el 2,96% y al terminar la negociación europea descendía al 2,88%. El margen es de ocho puntos básicos.

También guiada por la renta fija estadounidense, Wall Street ha abierto con descensos y el S&P 500 bajaba de los 4.200 puntos. Sin embargo, el giro en los bonos se ha extendido a los principales índices neoyorquinos que, a cierre del Viejo Continente, cotizan en verde.

Análisis técnico

A nivel técnico, el Ibex 35 encuentra su primer soporte en los 8.967 puntos, aunque la correción puede profundizar hasta los 8.800 enteros, señala el estratega de Ecotrader, Joan Cabrero. Este último nivel sería óptimo para comprar en bolsa española.

En Europa, la corrección que nació en julio en el EuroStoxx 50 está acercando los niveles de compra en este índice. Al alcanzarse los 3.900/4.000 puntos es buen momento para entrar con vocación de medio plazo, apunta el estratega.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud