Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex 35 salva la semana pese al impuesto de Meloni y aleja el riesgo de ceder soportes

  • "El peligro de ver la cesión de soportes se ha alejado de manera considerable"
  • La bolsa china, la peor parada de la semana con un descenso del 2%
Las bolsas de Europa invitan al optimismo
Madridicon-related

El anuncio y posterior matización del impuesto a la banca propuesto por el Gobierno italiano de Giorgia Meloni ha sido el catalizador que ha marcado esta semana la evolución de unas bolsas europeas que, pese a todo, han logrado en los últimos días cerrar el hueco bajista que abrieron a la baja el pasado 2 de agosto. De hecho, el Ibex 35 termina la semana con un ascenso del 0,7% hasta los 9.434,3 puntos. Hoy ha terminado la jornada con un descenso del 0,7%. El Eurostoxx 50 termina cediendo un 0,3% en el saldo semanal, pese al fuerte descenso de hoy (-1,4%).

"El mercado continental ha dado refuerza la idea de que eventuales caídas son una simple consolidación del todo normal previa a mayores alzas", destaca Joan Cabrero, analista técnico y estratega de Ecotrader, quien asegura que los objetivos de los selectivos europeos se mantienen intactos pese a los últimos vaivenes, especialmente hoy en la mayoría de plazas europeas. Los descensos han superado el 1% en la jornada de hoy.

"El peligro de ver la cesión de soportes se ha alejado considerablemente en la semana y no hay que olvidar que estos soportes son la línea divisoria que separa un contexto consolidativo de uno correctivo, en el que el riesgo sería asistir a una caída de las bolsas europeas hacia los mínimos de marzo", destaca el experto.

Ahora, los mínimos de julio y de junio en los 9.100/9.170 puntos y los mínimos de mayo en los 8.967 puntos del Ibex parecen menos accesibles, igual que en Europa, los 4.200 puntos del EuroStoxx 50 y los 15.455 puntos del DAX 40 alemán. "Mientras estos soportes se mantengan en pie deben estar del todo tranquilos durante este mes de agosto", incide Cabrero quien ve la hipotética perforación de estas cotas como una "oportunidad magnífica para volver a comprar bolsa".

Donde ha sido menos tranquila la semana ha sido en Asia. Los números rojos han predominado de manera casi unánime en China, con el Shanghai Shenzhen CSI 300 Index como máximo exponente de los osos. El selectivo, de hecho, se anotó el viernes su sexta jornada consecutiva en negativo -octava de las últimas nueve-.

El balance semanal arroja pérdidas cercanas al 2,5% para el índice, que vive así una de sus semanas más bajistas desde el mes marzo y que se acerca de nuevo al nivel en el que inauguró 2023. El mal comportamiento de las empresas tecnológicas ha sido clave, así como el de las inmobiliarias, lastradas por la evolución de Country Garden, otrora el mayor promotor inmobiliario de China por ventas, que fue uno de los más bajistas de la semana ante su incapacidad de hacer frente al pago del cupón de varios de sus bonos por valor de más de 22 millones de dólares.

Pese a que ambos bonos, que vencen en febrero de 2026 y agosto de 2030 respectivamente, tienen períodos de gracia de 30 días (según informan desde Reuters), el mercado ha vuelto a revivir sus peores momentos con la crisis de la promotora inmobiliaria, que desarrolla y comercializa edificios residenciales.

Y es que, la sombra del incumplimiento de Evergrande sigue siendo muy alargada (ya han pasado dos años desde entonces), y analistas e inversores se han encargado de señalar en numerosas ocasiones los puntos débiles de una industria cuyas empresas siguen publicando enormes pérdidas dada la baja demanda.

El petróleo, ganador de la semana

En el mercado de materias primas la reducción de la oferta de petróleo por parte de la OPEP empieza a dar sus frutos, y los mercados ya están recogiendo el impacto de esta decisión, llevando al barril Brent, de referencia en Europa, a rebotar desde los mínimos que se vieron el pasado mes de junio.

Desde el día 12 de junio, cuando se tocaron los precios más bajos que se han visto desde 2021 (71,8 dólares), el barril ha subido ya más de un 22%, hasta los 88,1 dólares que llegó a tocar el jueves, muy cerca de los máximos del año en los 88,2 dólares del 23 de enero.

Por su parte en renta fija la semana se salda con apenas cambios respecto a los niveles del lunes tras los vaivenes vistos a lo largo de los últimos días. La severa subida de precios tras conocerse los primeros detalles del gravamen a los beneficios de las entidades financieras en Italia han sido corregidos en los días posteriores en las principales referencias a un década en Europa conforme se han ido matizando que el impuesto temporal tendrá un efecto limitado y que no podrá superar el 0,1% de los activos totales de los prestamistas. El Bund, cerraba la semana rindiendo un 2,58% mientras que el bono español a 10 años lo hacía en el 3,59%

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud