Bolsa, mercados y cotizaciones

Caso Ferrovial: cómo es posible cotizar en varias bolsas a la vez y qué consecuencias tiene

Ferrovial ha declarado su intención de trasladar su sede de España con el objetivo final de que sus acciones coticen en el mayor mercado de capitales del mundo, Wall Street. Para ello, acudirá a Países Bajos, que ya cuenta con un enlace con Estados Unidos. Pero, ¿realmente hace falta cotizar en Euronext para poder hacerlo en la Bolsa de Nueva York? Lo cierto es que nunca se ha intentado crear ese puente desde España, pero eso no quiere decir que no se pueda.

¿Qué es necesario para que las acciones de una empresa puedan cotizar en varios mercados?

Es imprescindible que estén conectadas dos entidades depositarias, que son las encargadas de llevar el registro contable de los títulos. Pensemos en un depositario como algo similar al registro de la propiedad. Los gestores de las bolsas pueden conectarse de forma directa, con sus propias entidades depositarias o recurrir a una tercera entidad que actúe como enlace. Si se quiere estar en más de dos bolsas -lo que se conoce como multi listing en lugar de un dual listing-, como es el objetivo final de Ferrovial, siempre tiene que haber un puente creado entre, al menos, dos de ellas para que se puedan intercambiar la información relacionada con las compras y ventas de acciones.

¿Por qué la bolsa española tiene conexiones con algunos países y con otros no?

Iberclear, el depositario central de la gestora de la bolsa española (BME), contará este año con enlaces directos con nueve mercados (Francia, Países Bajos, Alemania, Italia, Austria, Portugal, Argentina, Brasil y próximamente Bélgica) y tiene otros con depositarios externos como ocurre con Australia o Bulgaria. La elección de estos países es porque estos puentes se han creado por petición de empresas interesadas en tener acciones en varios mercados o para que puedan cotizar algunos productos de renta fija. No se crean esos puentes sin saber que hay una demanda. Hasta ahora BME y la New York Stock Exchange no han estado conectadas porque otras cotizadas españolas están allí presentes a través de ADR (American Depositary Receipt), un instrumento que no requiere interconectar a las bolsas, y nadie ha requerido hacerlo vía acciones.

¿Cómo se ha actuado en España en otras ocasiones?

Son las empresas u otros depositarios los que se han acercado a BME para solicitar que haya un enlace y a partir de ahí se han realizado ajustes técnicos para lograr esa conexión entre ambos, además de buscarse un respaldo jurídico que en el caso de Estados Unidos no debería suponer un freno. Así, diferentes fuentes consultadas indican que la clave para unir ambos mercados es que se puedan resolver las cuestiones técnicas que siempre aparecen.

¿Qué pasaría si no se logran arreglar los aspectos técnicos?

Las conexiones que tiene BME se han realizado hasta ahora a través de Iberclear o de una entidad enlace, pero no hay que olvidar que BME tiene, como es lógico, una conexión directa con Zurich ya que es parte del Grupo SIX desde que fue adquirida a mediados de 2020. El conglomerado suizo cuenta ya con un enlace directo de depositaría y registro con otros 50 países. Por lo que aquí existe otra segunda posible baza.

¿Qué supone para la empresa y para los accionistas?

Para Ferrovial y cualquier firma que cotice en más de una bolsa supone un coste. Pero para el accionista no debería tener impacto. Precisamente lo que hacen los dos depositarios es intercambiar información de forma que nunca haya dos acciones con dos dueños distintos. El número de acciones nunca varía si no hay ninguna ampliación de capital por parte de la compañía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud