Bolsa, mercados y cotizaciones

SIX toma el 100% de BME, que oficialmente queda excluida de cotización

Fotografía: Reuters.

La sociedad rectora de la Bolsa de Valores de Madrid, y sus homólogas de Bilbao y Barcelona han comunicado la exclusión oficial de negociación de Bolsas y Mercados Españoles (BME), una vez SIX ha concluido la liquidación de las operaciones de venta forzosa en el marco de la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) anunciada hace casi un año.

Así, quedan excluidas de bolsa 83,61 millones de acciones ordinarias de BME de 3 euros de valor nominal cada una de ellas, que representan un capital social admitido de 250,84 millones de euros, con efectos del 30 de septiembre de 2020, inclusive.

No obstante, BME lleva suspendida de cotización desde el pasado lunes 14 de septiembre, medida que precedía a su exclusión definitiva de bolsa tras catorce años desde su debut bursátil y que ha sido comunicada oficialmente este martes.

El grupo suizo SIX obtuvo el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para la suspensión de cotización de las acciones de BME, con el fin de poder ejecutar y liquidar de forma correcta la venta forzosa de la participación que aún no controlaba, que ascendía al 4,38%, después de que finalizara el plazo para que los accionistas se acogieran a su derecho de compra forzosa y no se alcanzara el 100%.

BME, el holding que agrupa a las bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, se estrenó el 14 de julio de 2006 como empresa cotizada en el propio parqué que controla. Su precio de salida fue de 31 euros, lo que suponía una valoración de 2.592 millones de euros. Catorce años después ha sido vendida por 32,98 euros por título, una vez descontados los dividendos, lo que supone una valoración de unos 2.800 millones de euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.