Bolsa, mercados y cotizaciones

Todavía son 'menos cuarto' para entrar en el ciclo según el reloj de la inversión

  • Los inversores no quieren perderse la recuperación de la economía y el retorno del mercado
  • La herramienta de inversión de Trevor Greetham señala que aún es pronto para aumentar el peso en compañías cíclicas
madridicon-related

Las últimas semanas se caracterizaron por la publicación de datos macroeconómicos que invitan a postergar la recuperación. Pero en cuanto sale un indicador favorable, la presión compradora irrumpe en el mercado con optimismo como si los inversores no quisieran llegar tarde ni a la menor de las subidas en bolsa. Aun así, el reloj de la inversión indica que la fase de recuperación todavía no se ha iniciado, por lo que aumentar posiciones en compañías cíclicas supone asumir cierto riesgo en la actualidad.

Según la herramienta de Royal London Asset Management, que calibra en qué activos y de qué tipo es aconsejable invertir según la situación del ciclo económico, el mundo se encuentra en la última fase de la reflación; donde se aprecia una mejora de la situación pero con los precios todavía altos (véase gráfico). Las cifras PMI mundiales no terminan de mostrar una lectura expansiva. No es para menos con los últimos datos de inflación vistos que van a forzar a los bancos centrales a llegar más lejos en sus políticas restrictivas. Y es que se aprecian recuperaciones muy tibias del crecimiento de PIB mundial con los nuevos techos de los tipos de interés que se esperan en Estados Unidos (en el 5,5%) y en la eurozona (en el 4% para la tasa de interés de depósito).

"Este entorno ha reducido cualquier incentivo para asumir riesgos. Ahora los mercados deben tomarse un respiro y esperamos una consolidación de los precios de la renta variable. Dado que el entorno macroeconómico sigue inclinándose hacia un crecimiento moderado que induce menores beneficios, seguimos sin esperar que el segmento cíclico obtenga mejores resultados y no vemos ningún catalizador importante para que esto cambie hasta la segunda mitad de 2023", según el responsable de estrategias en Julius Baer, Leonardo Pellandini.Recientemente hemos visto cómo los rendimientos de las empresas cíclicas europeas se desacoplaron de sus homólogas estadounidenses. A los niveles actuales, parece como si ya tuvieran en cuenta una fuerte recuperación económica, que aún no se ha manifestado en indicadores adelantados como los nuevos pedidos PMI", explicaron desde Julius Baer.

El analista de mercados de eToro, Javier Molina, considera que las empresas cíclicas son más volátiles y presentan más fluctuaciones en las ganancias -y en sus valoraciones- como consecuencia del ciclo económico. "Si pensamos que lo peor ha pasado y ahora vamos a ver una economía en recuperación, sí que pueden ser uno de los objetivos. Sin embargo, si la economía se desacelera o entra en recesión, que, en mi opinión es el escenario actual, estas empresas van a ser las que más sufran", según Molina. Además, marca la diferencia entre valores cíclicos europeos y norteamericanos. No es el único que hace distinciones por geografía dado que el gestor de fondos en Mainfirst, Adrian Daniel, también sesga por países. El experto considera que las políticas restrictivas de los bancos centrales no invitan a realizar "una apuesta decidida por las empresas cíclicas a nivel global" hasta que los índices Ifo o ISM muestren una mejora sostenida. Si acaso, apuntan desde Mainfirst, "deberían seleccionarse empresas cíclicas con mayor cuota de ingresos en Asia" dado que es más probable una aceleración del crecimiento en esta región.

"En previsión de una ralentización de la actividad y tras su buen comportamiento desde finales de septiembre, actualmente estamos reduciendo nuestra exposición a la renta variable, incluidos los valores cíclicos", puntualizó la gestora de fondos multiactivos en Edmond de Rothschild AM. "Vemos escasas oportunidades de obtener más rentabilidad, dado que las empresas se enfrentan a tipos de interés más altos, costes de los insumos más elevados, y podrían ver comprimirse su cartera de pedidos en los próximos trimestres. Algunas empresas pueden beneficiarse de la reapertura china, por lo que preferimos comprar valores chinos en lugar de valores cíclicos expuestos al gigante chino", señalaron desde la firma.

"Creemos que hay que ser selectivos, pero que sí hay ciertos sectores cíclicos que pueden ofrecer oportunidades actualmente", señalan desde el equipo de Schroders. "En el mercado europeo, por ejemplo, el sector de los bancos europeos podría obtener buenos resultados. Muchos bancos de la zona euro siguen teniendo valoraciones atractivas y la subida de los tipos de interés es positiva para la revisión de los préstamos. Está claro que una recesión aumentaría los créditos incobrables, pero si esa recesión es breve y/o superficial, el impacto negativo sería más limitado de lo que algunos podrían temer. Otros sectores cíclicos sensibles a la economía, como los bienes de equipo o los semiconductores, también podrían tener una evolución relativamente favorable en el mercado europeo, sobre todo si la recesión dura poco.", estiman desde la firma.

El atractivo de las cíclicas

Es probable que un inversor medio haya pasado en dos años de la liquidez y el ahorro que se produjo en la pandemia a valores enfocados en el crecimiento durante la reapertura y el fin de los confinamientos. Incluso, siguiendo las manecillas, se hayan tomado posiciones en activos defensivos o en deuda soberana (aunque el 2022 fuera un calvario para los perfiles más conservadores). Pero cuando los valores ligados a las telecomunicaciones, el sector de la salud o las compañías ligadas al consumo básico todavía tienen recorrido por delante en el mercado, según Bloomberg, las acciones más pegadas al ciclo ya protagonizaron su rally con los primeros signos de que se iba a esquivar la recesión en Europa y en Estados Unidos.

Ahora, sectores como el automovilístico ofrece un potencial de casi el 15% (10% en las fabricantes de coches del S&P 500 y 18% en las escuderías europeas dentro del Stoxx 600). Las compañías vinculadas al turismo, o a los viajes y pernoctas también ofrecen potencial a ambos lados del Atlántico y predominan las recomendaciones de compra. Pero sigue siendo en los valores tecnológicos donde más recorrido queda por delante para el mercado, según FactSet. Del centenar de valores del Nasdaq 100 más de dos terceras partes cuentan con un consejo de compra -y no tiene ningún valor en el que los expertos aconsejen cerrar posiciones como opción mayoritaria- mientras que el índice cuenta con un potencial superior al 20%.

Pero el reloj de la inversión de Royal London Asset Management no está sólo enfocado a la renta variable, sino a construir una cartera diversificada. Si se asume que el ciclo es totalmente radial ahora sería el momento de posicionarse en renta fija, principalmente en deuda soberana. Una decisión que estaría justificada por el aumento de las rentabilidades de las últimas sesiones y que llevo al bono estadounidense a diez años por encima del 4%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud