Bolsa, mercados y cotizaciones

Europa cancela el mercado bajista al rebotar más de un 20% desde mínimos

  • El alza del S&P 500 desde su suelo en 2022 no le permite replicar el logro del selectivo europeo
  • El declive del EuroStoxx 50 comenzó en marzo y ahora apunta a recuperar ese nivel en los 4.000
madrid

Hace ya un par de semanas que en los mercados se está comenzando a palpar un punto de inflexión. El catalizador fue el último dato de inflación en Estados Unidos en octubre, que al ser inferior al esperado, abría la puerta a una desaceleración del ritmo de subidas de tipos, primero al otro lado del Atlántico y luego a este.

Esto sirvió de impulso para las principales plazas mundiales, que acumulan un potente rebote en las dos últimas semanas. El EuroStoxx 50, de hecho, ya sube más de un 20% desde mínimos del año, lo que, conforme a la teoría, cancelaría el mercado bajista en el que se entró el pasado 3 de marzo tras perder un 20% desde los máximos de comienzos de enero.

Para los expertos de Capital Group se ha abierto un nuevo escenario en el mercado, "con un entorno más positivo para gestores activos frente a pasivos; el último mercado alcista estuvo dominado por compañías tecnológicas que hicieron su fortuna gracias a los activos digitales, lo que eclipsó el hecho de que no se puede construir una nueva economía sin los sectores más tradicionales". "No es que las compañías que priorizan el entorno digital vayan a desaparecer, pero creo que los inversores van a prestar una mayor atención a las materias primas y los fabricantes de activos físicos", concluyen.

Europa adelanta a EEUU

Al otro lado del charco, técnicamente, el mercado sigue siendo bajista ya que el S&P 500 solo se anota un 12% desde los mínimos del año. "Una forma de abordar el final del mercado bajista es medir lo que el mercado está valorando, y en este caso, en una economía donde no hay recesión, el S&P 500 suele caer alrededor de un 15% de media; cuando la hay, los descensos superan el 35%", exponen desde la gestora Evli Fund Management. "Por tanto, el mercado no está descontando una recesión ya que la caída máxima ha sido del 25%, aunque de cara al año que viene todavía hay mucha incertidumbre; este cambio de rumbo en el mercado bajista puede llegar cuando por fin la Fed indique que va a ralentizar el ritmo de subidas de tipos, momento en el que creemos que el mercado podría pasar a ser alcista", concluyen.

Desde el punto de vista técnico, los últimos ascensos han llevado al EuroStoxx 50 a estar cada vez más cerca de la fuerte resistencia de los 4.000/4.050 puntos, cuyo alcance es muy probable que frene el actual rebote que nació en los mínimos de octubre en los 3.250 puntos", explica Joan Cabrero, asesor de Ecotrader. "En ese rango de resistencia de los 4.000/4.050 puntos no me sorprendería que asistamos a algún tipo de consolidación más o menos profunda que sirva para disminuir una sobrecompra histórica, como demuestra el hecho de que en los últimos 20 años solamente en una ocasión se había visto algo similar", añade el experto. "A corto plazo, mientras el EuroStoxx consiga mantenerse sobre los 3.845 puntos, no podrá darse por finalizado el rebote de las últimas semanas; para nuevas compras lo ideal ya no es esperar a una caída a los 3.440/3.470 puntos si no que plantearía compras en un retroceso a la zona de los 3.500 puntos", concluye.

El EuroStoxx no fue el único selectivo del Viejo Continente que salió de territorio bajista al levantarse más de un 20% este año desde su suelo. El Dax alemán también hizo lo propio al cerrar ayer sobre los 14.427 puntos. El Cac 40 francés todavía no ha conseguido replicar la trayectoria de los dos anteriores. En el año aún se deja un 7% y su rebote acumula un 17,5% hasta el cierre de este miércoles.

No obstante, no todos los índices de referencia en la bolsa europea han llegado a perder más de un 20% en 2022 aunque eso no signifique que no se vieran desplomes a consecuencia de la situación macroeconómica y geopolítica. En este saco entra el Ibex 35 que si se aplica la teoría, lo máximo que ha llegado a perder este año ha sido un 18% desde finales de mayo a finales de septiembre (de máximo a mínimo del selectivo en 2022).

De hecho, el selectivo español es el índice más cercano a cambiar su signo al positivo, ya que necesita una subida adicional del 4,5% para superar los 8.713 puntos con los que arrancó este 2022 desfavorable para la renta variable. En el caso del EuroStoxx 50 el alza necesaria para ponerse en positivo es superior al 9%, que supone casi la mitad de lo que tiene que recorrer el principal índice de Wall Street para salvar el desplome visto en este ejercicio.

El que sí ha conseguido cambiar su signo ha sido el Ftse 100 londinense. El índice de referencia en el Reino Unido mantuvo otra trayectoria respecto a sus pares del continente este año y tampoco ha llegado a perder más de un 20% este año. Por contra, sube un 1,1% en 2022 siendo de los pocos, junto al Psi portugués, que se sitúan en verde al cierre de este miércoles.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

JUAN
A Favor
En Contra

Ya no es bajista. Señores pardillos, suban al tren!!!!

Puntuación 0
#1