Bolsa, mercados y cotizaciones

Un consejero ejecutivo del Ibex 35 cobra 60 veces más que un empleado

  • Por primera vez, las empresas tienen que revelar estas ratios a la CNMV
  • El regulador publica sus análisis de los informes anuales de las cotizadas
El parqué del Palacio de la Bolsa de Madrid. Foto: Alberto Martín.

Un consejero ejecutivo del Ibex 35 recibió en 2021, de media, una remuneración de 3,273 millones de euros. Es decir, se embolsó 60 veces más que un empleado medio, que percibió unos 55.000 euros. Así lo revelan los datos publicados ayer por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que desgranan como nunca se había hecho la realidad retributiva de las empresas españolas. Esos 3,27 millones de euros no incluyen los extraordinarios. La ratio consejero/empleado es considerablemente más baja -de 17 veces- entre las compañías no Ibex. En el conjunto de cotizadas del país se sitúa en 32 veces. Conozca el portal especializado elEconomista Inversión sostenible y ESG.

El regulador de los mercados hizo públicas este lunes las conclusiones extraídas tras analizar los informes anuales de remuneraciones de los consejeros de las sociedades cotizadas, así como los de gobierno corporativo -por sus siglas, Iarc e Iagc- correspondientes al ejercicio de 2021. 

En lo que respecta al Iarc, este ha sido el primer año en el que las sociedades han tenido que hacer comparaciones entre las retribuciones de los consejeros, los resultados consolidados y la remuneración media de los trabajadores. Desde el regulador advirtieron, en una nota a los medios, que en esas ratios existe "una elevada dispersión entre distintas sociedades, sectores o tamaños de compañía". Lea también: Siete grandes del Ibex 35 reciben en junta más de un 10% de votos en contra de sus remuneraciones.

En lo que se refiere a la brecha de género, las consejeras ejecutivas del Ibex 35 percibieron en 2021 una remuneración media de 1,8 millones de euros, un 44% más que sus homólogos varones. No es la primera vez que sucede; ya ocurrió en 2021, cuando ellas se embolsaron un 8% más. Sin embargo, en las sociedades no Ibex los hombres recibieron una remuneración media de 829.000 euros, un 40% más que las féminas (los dos años anteriores, esa diferencia a favor de los consejeros varones superó ampliamente el 100%). No hace falta esperar a la taxonomía para invertir en fondos 'sociales'.

Más presencia femenina

Los informes de gobierno corporativo, por su parte, mostraron que la presencia femenina casi salva los muebles. El Ibex 35 superó sin problemas la recomendación del Código de Buen Gobierno de la CNMV en cuanto a la presencia de mujeres en los consejos: se pedía al menos un 30%, y las empresas del índice de referencia alcanzaron un 34,2%. Esto no es novedad; ya se sabía desde el pasado mayo

Lo que sí es novedoso es el dato correspondiente al resto del mercado español. Las cotizadas no Ibex se quedaron al filo de cumplir con esta recomendación, al situarse el porcentaje de consejeras en el 29,3% (en 2020 fueron un 26,1%). No puede olvidarse que, de cara al ejercicio de 2022, la recomendación del regulador sube ya hasta el 40%. Desde la CNMV destacan que el aumento de consejeras fue más notorio entre las independientes.

En lo que respecta a la alta dirección, la CNMV no emite una recomendación específica, y esa menor presión se nota en las cifras: solo un 22% de los altos directivos de las compañías del Ibex, y apenas un 20% en el conjunto de cotizadas, son féminas

Entre los aspectos susceptibles de mejora en lo que respecta a las remuneraciones, señalaron fuentes del regulador que "sería conveniente que se ampliasen las explicaciones sobre la evaluación del grado de cumplimiento de los parámetros no financieros a los que están vinculada la retribución variable de los consejeros". 

También apuntaron que las remuneraciones medias de los consejeros se incrementaron el pasado año "tanto para los ejecutivos como para los no ejecutivos; la retribución de los consejos de administración aumentó un 13,2%, debido, entre otros motivos, a las retribuciones extraordinarias derivadas del cese de consejeros en una sociedad. Sin estas retribuciones extraordinarias, el incremento hubiera sido del 5,2%". Por otro lado, la participación media en las juntas de accionistas continuó subiendo: se situó en el 72,1%, según revelan los informes de gobierno corporativo de las firmas españolas. 

Un Código reformado en 2020

El ejercicio de 2021 ha sido el séptimo en que se ha aplicado el Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas de 2015 y el segundo tras las modificaciones introducidas por la revisión realizada en plena pandemia, en junio de 2020. 

La reforma del Código se asentó sobre cuatro pilares: la igualdad de género, una mayor relevancia de la información no financiera y la sostenibilidad, una mayor atención a los riesgos reputacionales y la introducción de aclaraciones sobre las remuneraciones a los consejeros. En total, en la reforma se introdujeron variaciones en 20 de las 64 recomendaciones que existían, después de recibir 40 escritos durante el periodo de consulta pública.

Las cuestiones retributivas no han hecho sino ganar protagonismo en los últimos años. La mirada de los inversores -cada vez más sesgada hacia los criterios ESG, es decir, ambientales, sociales y de gobernanza- escruta las remuneraciones. Y esto se ha notado con fuerza en la ya culminada temporada de juntas de 2022. De acuerdo con los datos de Georgeson, el apoyo medio a las políticas retributivas de las 35 del Ibex ascendió al 85,7%. Puede parecer un porcentaje alto, pero lo cierto es que no ha dejado de menguar en los últimos cinco años (en 2018 fue del 91%).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud