Bolsa, mercados y cotizaciones

Las tres poderosas razones de BlackRock para 'no comprar la caída' de las bolsas en los próximos 6-12 meses

  • Las valoraciones, los bancos centrales y los beneficios juegan en contra
Imagen: Dreamstime

La tentación existe. Las acciones estadounidenses han sufrido las mayores pérdidas en lo que va de año desde al menos la década de 1960 y los llamamientos a 'comprar la caída' (buy the dip en inglés) no han tardado en aparecer. Con el S&P 500 perdiendo más de un 21% este 2022 y el Nasdaq Compuesto dejándose más de un 30%, ambos ya metidos en mercado bajista, puede resultar atractivo entrar en algunos valores. Lo mismo sucede en Europa con un EuroStoxx 50 que ya pierde más de un 18% este año. Sin embargo, el escenario es de todo menos estable y voces versadas en la materia llaman a la reflexión y la pausa.

En su último comentario semanal, los analistas del BlackRock Investment Institute, vinculado a la mayor gestora de activos del mundo, dan tres poderosas razones por las que creen inadecuado 'comprar esta caída' y anuncian que se mantendrán neutrales con respecto a las acciones en un horizonte de seis a doce meses. La última sucesión de hechos ha reafirmado su postura: "El IPC de EEUU mostró una inflación persistentemente alta la semana pasada, mientras que el BCE anunció sus planes de poner fin a las compras de activos y llevar a cabo una rápida serie de subidas de tipos. Las acciones cayeron y los rendimientos subieron, mostrando que los mercados están preparados para ser halcones en los tipos".

La primera razón que esgrimen los expertos del equipo liderado por Wei Li es que los márgenes de beneficio han marchado al alza durante dos décadas y ahora aprecian riesgos crecientes a la baja. "Esperamos que la crisis energética afecte al crecimiento y que el aumento de los costes laborales perjudique a los beneficios. El problema es que las estimaciones de beneficios consensuadas no parecen reflejar esto. Por ejemplo, los analistas esperan que las empresas del S&P 500 aumenten sus beneficios un 10,5% este año, según datos de Refinitiv. En nuestra opinión, esto es demasiado optimista", señalan.

Coinciden los estrategas de Goldman Sachs, dirigidos por David J. Kostin, que a principios de semana afirmaban que las estimaciones de beneficios en EEUU siguen siendo demasiado elevadas y esperan que se revisen aún más a la baja. A pesar de la venta de este año en el S&P 500, "las valoraciones de la renta variable siguen estando lejos de estar deprimidas", señalaba Kostin en una nota. Los sorprendentes datos de inflación muestran "que la batalla de la Fed contra la inflación ha puesto un techo a las valoraciones de la renta variable".

La tesis de BlackRock es que las acciones podrían caer aún más si aumentan las presiones sobre los márgenes. "La caída de los costes, como la mano de obra, ha alimentado la expansión de los beneficios durante varias décadas. Hasta ahora, los costes laborales unitarios -los salarios que una empresa paga para producir una unidad de producto en relación con su precio de venta- no han aumentado mucho. Vemos subidas salariales reales, o ajustadas a la inflación, para atraer a la gente a trabajar. Eso es bueno para la economía, pero malo para los márgenes de las empresas", explican.

Las empresas han conseguido ampliar los márgenes a lo largo de los años mediante la automatización y otros medios, incluso en la pandemia. Ahora los retos se multiplican. "Vemos una disminución de la demanda de los consumidores a medida que se ralentiza el reinicio de la actividad económica. En nuestra opinión, esto reducirá la capacidad de las empresas para trasladar los mayores costes a los consumidores. También esperamos una rotación del gasto de los consumidores hacia los servicios y lejos de los bienes a medida que el mundo se normaliza, y vemos que esto ayuda a la economía más que la renta variable. Los servicios representan la mayor parte de la economía, mientras que los beneficios del S&P 500 se dividen por igual entre servicios y bienes", precisan estos analistas.

La segunda razón para no 'comprar la caída' es que, bajo su criterio, la renta variable no se ha abaratado tanto. ¿Por qué? "Las valoraciones no han mejorado realmente después de tener en cuenta unas perspectivas de beneficios más bajas y un ritmo más rápido de subidas de tipos. La perspectiva de unos tipos aún más altos está aumentando la tasa de descuento esperada. Los tipos de descuento más altos hacen que los flujos de caja futuros sean menos atractivos", indican. Esto suele afectar principalmente a las acciones de crecimiento como las tecnológicas.

El tercer motivo para no apretar el 'botón de compra' lo fundamentan en un riesgo creciente de que la Fed endurezca demasiado, o que los mercados crean que lo hará, al menos a corto plazo. "Los signos de inflación persistente, como el informe del IPC de la semana pasada, pueden alimentar este último riesgo. Todo esto es parte de la razón por la que ya nos volvimos tácticamente neutrales en la renta variable el mes pasado. Las acciones cayeron la semana pasada cerca de los mínimos del año. No vemos un repunte sostenido hasta que la Fed reconozca explícitamente los altos costes para el crecimiento y el empleo si sube demasiado los tipos. Eso sería para nosotros una señal para volver a ser positivos en la renta variable desde el punto de vista táctico", desarrollan.

Mirada a largo plazo

Desde BlackRock insisten en su previsión de que los bancos centrales van a acabar optando por convivir con la inflación en lugar de subir los tipos de interés hasta un nivel que destruya el crecimiento. Esto significa que la inflación se mantendrá probablemente por encima de los niveles anteriores a la crisis. También pronostican que la Fed subirá rápidamente los tipos y luego esperará a ver el impacto. La cuestión es cuándo se producirá este nuevo giro dovish. "Esta incertidumbre es la razón por la que somos tácticamente neutrales en cuanto a las acciones, pero sobreponderamos en un horizonte estratégico, o a más largo plazo. Creemos que la suma de las subidas de tipos será históricamente baja", concluyen.

Las perspectivas son también sombrías entre otras destacadas firmas de inversión. "La prima de riesgo de la renta variable no refleja los riesgos para el crecimiento, que están aumentando debido a la presión sobre los márgenes y a una demanda más débil a medida que el consumidor decide refugiarse", escribían el lunes en una nota los estrategas de Morgan Stanley dirigidos por Michael Wilson. La depresión del sentimiento del consumidor es un riesgo clave para el mercado de valores y la economía de EEUU, ya que la Reserva Federal está dispuesta a seguir luchando contra la creciente inflación con subidas de tipos, explicaban.

El propio Kostin señalaba hace unas semanas que veía a Wall Street sufriendo incluso evitándose el escenario de una recesión en EEUU. "El mejor escenario para la economía -y, eventualmente, para los precios de las acciones- probablemente implique un período continuado de rendimientos limitados del mercado de acciones", apuntaron sus estrategas de Goldman. "Los riesgos en torno a las valoraciones de la renta variable están sesgados a la baja incluso en nuestro escenario base, no recesivo".

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Yo esperaré a que vuelva Trump a ver si vuelve la paz al mundo y las cosas mejoran.

Puntuación 8
#1
Churchill
A Favor
En Contra

Esto hay que interpretarlo como un "no compréis vosotros que ya lo haremos nosotros comprando más barato".

Puntuación 13
#2
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Imaginen el GIGANTESCO tamaño, de tal ESTÚPIDA AFIRMACIÓN.

Ojo, la primera Gestora del Mundo, y se permite afirmar, que en nada menos que 16 meses, no va a comprar R.V.

O sea, según tal teoría, si los participes de los Fondos de Inversión, decidieran entrar en "tropel", en Fondos de R.V. BalckRock, no comprará ninguna acción de ningún tipo, y la pregunta viene por consiguiente.....¿Como piensa respaldar esas hipotéticas entradas?

Miren....Siempre que oigan a uno de estos que manejan el "cotarro", hagan siempre lo contrario de lo que ellos les digan a ustedes que hagan, así no fallarán nunca.

Puntuación 12
#3