Bolsa, mercados y cotizaciones

Wall Street pierde soportes y amenaza con caídas del 7% al entrar el S&P 500 en terreno bajista

  • La inflación en EEUU y la futura reunión de la Fed hunde al S&P 500 un 20% en 2022 y al Nasdaq 100 un 30%
  • Europa resiste sobre los 3.400 puntos del EuroStoxx gracias al sector bancario
Madrid

La sangría vista el viernes en las principales plazas bursátiles del mundo no se contuvo en la sesión de este lunes, que se caracterizó por otra jornada consecutiva de recortes en la renta variable, y activa todas las alarmas que amenazan con ver caídas adicionales hasta del 10% a este lado del Atlántico y del 7% en Wall Street.

Esto se debe en gran medida al último dato de inflación en Estados Unidos, que situó el IPC de mayo en el 8,6%, y a la actualización que realice la Reserva Federal de Estados Unidos de su cuadro macro al finalizar su encuentro del próximo miércoles, en el que también se anunciará una nueva subida de tipos de interés en el país.

El índice de referencia en Europa, el EuroStoxx 50, acumula un deterioro del 7% desde que comenzaron las ventas el jueves de la semana pasada y con Wall Street a media sesión, el ritmo de caídas se mantuvo en la línea. El S&P 500 se apuntaba pérdidas acumuladas del 7,6% en las tres últimas sesiones (con datos al cierre de los mercados europeos de este lunes) y el Nasdaq 100 retrocede otro 8,8% en el mismo periodo.

Así, con las pérdidas generalizadas en las bolsas de la eurozona y de Wall Street durante las tres últimas sesiones se han perforado soportes en los índices neoyorquinos mientras que el EuroStoxx y el Ibex 35 aguantan, por ahora, si se tiene en cuenta los niveles técnicos indicados por el asesor de Ecotrader, Joan Cabrero.

En Estados Unidos, el S&P 500 no solo ha vuelto a territorio bajista, sino que marcó el lunes niveles inferiores a los 3.810 puntos. Esto, según el experto de Ecotrader, abre la posibilidad de ver a este índice neoyorquino en los 3.500 puntos que "que corresponderían a un ajuste del 50% de toda la tendencia alcista que nació en los mínimos del Covid crash de marzo de 2020", según Cabrero. Para llegar a estos niveles el S&P 500 tendría que perder un 7,3% más de lo que ya lo ha hecho, pero alcanzar esta zona sería una oportunidad de tomar posiciones para el experto. De esta forma, Cabrero invitaría a aumentar la exposición en la bolsa americana de nuevo, "aprovechando la actual corrección del mercado que, en cuanto concluya, se retomará la tendencia alcista".

El S&P 500 se deja más de un 20% en 2022

No solo el Nasdaq 100 se encuentra en territorio bajista. Al cierre de los mercados europeos el S&P 500 cedía más de un 20% en el año con lo que el índice estaría reflejando mayor debilidad de la que se espera en una simple corrección. Sin embargo, tras estas caídas, el S&P 500 se ha abaratado, ya que ofrece un PER (veces que el beneficio de todos sus valores queda recogido en el precio de cotización de los mismos) de 16,5 veces frente a los 16,7 que ofrece el promedio de los últimos 20 años.

Misma suerte corre el Nasdaq 100 que ya pierde casi un 30% en el año y que ha traspasado los mínimos del 20 de mayo (los 11.493 puntos). Perdida esta referencia, la siguiente zona a vigilar según el análisis técnico de Cabrero serían los 10.000 y 10.600 puntos (que coincide con el nivel que marcó el índice tras la aparición de las primeras vacunas contra la Covid-19) allá hasta donde existe una zona de caída de más del 8%. De nuevo, este sería el punto para poner un pie dentro del índice tecnológico en un momento en el que sus valores se abaratan, según su PER (veces que el beneficio de los valores dentro del índice queda recogido en el precio de cotización de los mismos).

Fracaso en los 9.000 puntos

Del mismo modo que acontece en Wall Street, la tendencia bajista de los selectivos europeos viene condicionada por no haber logrado traspasar las resistencias que disipaban las dudas de ver una corrección en el mercado. Los niveles de cotización actuales refuerzan el planteamiento realizado desde Ecotrader de que el EuroStoxx 50 no pudo sobrepasar los 3.850 puntos (en el caso del Ibex 35 su referencia análoga estuvo en los 9.000 puntos) y, por ello, no podía descartarse un recorte hasta los niveles actuales.

Sin embargo, mientras que Wall Street se anota mayores caídas en las últimas fechas el EuroStoxx aguantó al cierre de ayer los 3.400 puntos, en parte gracias al sector bancario del Viejo Continente que aunque se vea afectado por la coyuntura actual, al cierre del lunes se mantuvo como el salvavidas de todo el selectivo. Así, frente al 7% de caída que presenta el S&P 500 hasta su siguiente zona de compra, el EuroStoxx podría caer otro 11% hasta los 3.100 puntos (zona en la que cotizaba el selectivo cuando empezó la vacunación contra el Covid).

Este entorno pesimista no escapó al Ibex 35 (que hasta que el BCE entró en escena con un discurso más agresivo para atajar la inflación en Europa mostraba mayor fortaleza que sus pares), que cerró la primera sesión de esta semana por debajo de los 8.183 puntos. De nuevo, como el índice de referencia en Europa, ayer consiguió mantener su soporte más próximo en los 8.130 puntos (está a medio punto porcentual de alcanzarlo) y tiene un 5% más hasta los 7.800, siguiente soporte marcado desde Ecotrader.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin