Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Fin de una era? El giro del BCE revoluciona el mercado de bonos y pone fin a los tipos negativos

  • Jan von Gerich: "La perspectiva de la política monetaria está cambiando rápido"
  • "Creo que de forma general los rendimientos de los bonos seguirán subiendo"
Christine Lagarde, presidenta del BCE.

El giro de la banca central está provocando a su vez un vuelco en los mercados. Tras años de tipos de interés negativos en casi toda la curva de los bonos soberanos europeos, esta situación ha comenzado a cambiar anunciando el fin de una era. La banca central está acelerando la vuelta a la normalidad ante la creciente fuerza de la inflación. Este giro entraña subidas de tipos y reducción de balances. De completarse con hechos, este movimiento de la banca central devolverá a toda la deuda soberana a los tipos de interés positivos más pronto que tarde.

Todos los bonos de referencia en la zona euro ya ofrecen un interés que se encuentra por encima del 0% por primera vez desde 2014. Esta tendencia se agudiza a medida que los inversores se preparan para el final de la política extremadamente acomodaticia en la zona euro. 

El interés de la deuda pública con vencimiento de al menos dos años es positiva en todo el bloque monetario, con los rendimientos a corto plazo impulsados ??al alza por los comentarios agresivos de los funcionarios del Banco Central Europeo.

Los inversores y traders están ahora valorando cuántos incrementos de los tipos de interés se podrán ver en 2022 en el bloque del euro, lo que llevará probablemente (al menos eso espera el mercado) a la tasa de depósito del BCE por encima de cero por primera vez desde 2012.

"La perspectiva de la política monetaria está cambiando rápidamente debido a la muy diferente perspectiva de inflación", asegura Jan von Gerich, estratega jefe de Nordea Bank en Helsinki. "Y aunque el mercado ya está valorando mucho al BCE, la dirección es clara. Así que creo que en el panorama general, los rendimientos seguirán subiendo".

La curva de tipos

Es otro hito simbólico para los inversores en Europa, donde los rendimientos bajo cero han sido una realidad en toda la curva durante casi una década. Los tipos negativos son algo extraordinario y raro en la historia moderna. Este fenómeno se produce cuando el precio de un bono es mayor que el interés y el capital que devolvería si se mantuviera hasta su vencimiento.

Los inversores han estado dispuestos durante años a aceptar este intercambio, dadas las políticas del BCE de tasas de depósito negativas y compra de bonos masivas para estimular la economía.

Muchos países, y especialmente los que tienen poca deuda y presentan una balanza por cuenta corriente muy positiva, han presentado unos tipos de interés negativos en su deuda bastante intensos. Por ejemplo, el índice de referencia finlandés a dos años ha sido el último en entrar en positivo, pero este viernes cotiza en el 0%. Los inversores siguen apostando por los bonos de corto plazo de los países más seguros. Por el contrario, otros países como Italia tiene incluso el bono a un año a punto de entrar en terreno positivo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud