Bolsa, mercados y cotizaciones

Las acciones compensarán "con creces" aunque la inflación suba un 20% en dos o tres años, según el profesor Jeremy Siegel

  • El reputado profesor de finanzas carga contra los bonos y el efectivo
El profesor Jeremy Siegel. Foto: Reuters

Si en los primeros compases de 2021 el temor a la inflación marcaba el terreno de juego de los mercados, los últimos datos indican que el repunte de los precios ya está aquí e irá a más. En esta tesitura, la mayoría de los inversores cavilan qué hacer con su dinero, pero el profesor Jeremy Siegel lo tiene claro: la renta variable seguirá mereciendo la pena aunque la inflación se incendie.

De hecho, según los cálculos del reputado profesor de finanzas de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania, la postura acomodaticia de la Reserva Federal frente a las crecientes presiones sobre los precios podría sentar las bases para que la inflación experimente un aumento acumulado de hasta el 20% en los próximos dos o tres años.

Pese a estos casi disparatados niveles en el horizonte y a evidencias como que la alta tasa de inflación interanual dada a conocer en EEUU la pasada semana sacudió inicialmente los mercados, Siegel argumentó durante una entrevista en CNBC que los inversores tendrán pocas alternativas a la renta variable y a otras coberturas tradicionales contra la inflación, dada la perspectiva de rendimientos reales negativos, o ajustados a la inflación, de la deuda pública.

"La historia -explicó el autor del célebre libro para inversores Stocks for the Long Run (traducido al castellano como Guía para invertir a largo plazo)- es que las acciones, además de compensar con creces la inflación, cuentan entre ellas con muchas que arrojan dividendos del 2%, 3%, 4% o 5%. Así que, ¿por qué optar por la renta fija? La diferencia es enorme. Y eso es lo que creo que va a seguir impulsando el dinero en el mercado, a pesar de los temores de que la Fed endurezca su política en el futuro". Apuntalando su tesis, Siegel no dudó en arrojar tierra sobre activos como los bonos o el efectivo dejando más que claro que tienen cero atractivo: "Son lo peor".

Siegel no dejó de reiterar su preocupación por que los estímulos monetarios y fiscales agresivos alimenten la inflación, después de haberse abierto camino en los activos financieros en el transcurso de la pandemia. Con la economía comenzando a reabrirse más plenamente, un fuerte aumento de la oferta monetaria se traducirá sin duda en un rápido aumento de los precios, constató.

En su exposición, Siegel no pudo evitar señalar a Jerome Powell como el presidente de la Fed "más dovish" de la historia al insistir en mantener una postura expansiva a medida que las presiones de la inflación aumentan. El "bache en el camino" para el mercado llegará cuando la Fed finalmente se dé cuenta de que tiene que reaccionar y comience a retroceder, vaticinó el profesor.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud