Bolsa, mercados y cotizaciones

Santander y BBVA acaparan el 72% del patrimonio en fondos sostenibles

  • La entidad que preside Ana Botín aglutina el 53% de la inversión en estos productos
  • CaixaBank, líder en la industria de fondos en España, se sitúa en tercer puesto
Logo de Santander en un edificio. Imagen: Getty

El universo de fondos que invierten en base a criterios ambientales, sociales o de gobernanza (ASG), que tanta atención ha atraído en el año de la pandemia, está principalmente en manos de dos entidades en España. En concreto, si nos fijamos solo en las gestoras de los grandes bancos, Santander y BBVA acaparan el 71,7% del patrimonio en este tipo de fondos, de acuerdo con los datos de Morningstar.

En esta criba se han tenido en cuenta, aparte de las gestoras de Santander y BBVA, a las de CaixaBank, Bankinter, Bankia, Sabadell, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank y Unicaja. Y se han incluido aquellos vehículos que, según recoge Morningstar, son sostenibles por mandato dentro de su documento legal. En total, 32 fondos que suman 8.233,2 millones de euros.

Solo Santander ya acapara más de la mitad del patrimonio: suma  4.389,6 millones de euros en fondos ASG, el 53,3% del total. La sigue, aunque de lejos, BBVA, con 1.515 millones de euros en fondos sostenibles, un 18,4% de la tarta. En tercera posición, con un 7,5% del patrimonio, encontramos a CaixaBank. Todas las demás se sitúan ya por debajo del 7%.

Este dominio del Santander y BBVA en fondos sostenibles contrasta con el liderazgo que ostenta la gestora de CaixaBank en la industria de fondos de inversión en España, con una cuota de mercado del 17,6%, según los últimos datos de Inverco, seguida por las gestoras del banco de Ana Botín y Carlos Torres, con un 16,5% y un 13,9% respectivamente. 

La importancia de que las gestoras de los bancos estén interesadas en los temas de sostenibilidad se refleja en el hecho de que la intención sea aplicar criterios ASG a todos sus productos, no solamente a aquellos con un mandato específico de inversión sostenible o responsable. Y esto dispararía el volumen patrimonial que se calificaría de esta forma. Además, implican un efecto arrastre del sector, que debe  implementar estrategias similares y lanzar nuevos productos. Ibercaja, por ejemplo, ya ha anunciado que el próximo año ampliará su gama de fondos sostenibles.

Esta tendencia la impulsará enormemente la normativa europea, un auténtico tsunami regulatorio. Está previsto que en marzo de 2021 entre en vigor el reglamento europeo de Divulgación Financiera Sostenible, que impondrá unos requisitos mínimos de divulgación de cara al cliente. En general, las novedades normativas que llegan desde la Comisión Europea impondrán un régimen más estricto para establecer qué es y qué no es sostenible, y guiará a la industria hacia una convergencia a nivel comunitario. De este modo, si un fondo sostenible español invierte en un fondo sostenible belga, por poner un ejemplo, ambos responderán a los mismos criterios.

Las mejores rentabilidades

Los fondos sostenibles más rentables en el año -según los datos de Morningstar hasta el día 3 de diciembre- no corresponden a ninguna de las dos grandes entidades. El que mejor retorno obtiene es el Ibercaja Megatrends A FI, que se anota un 16,5% en el año y un 4,9% anualizado a cinco años. Este producto invierte en renta variable global, en compañías de gran capitalización. Entre sus principales posiciones están las tecnológicas Sony y Microsoft, así como el proveedor de servicios de pago electrónico PayPal. 

En segundo lugar se sitúa el Bankinter Eficiencia Energética y Medioambiente R FI, que se revaloriza un 15% en el año y un 8,6% a un lustro. Invierte en compañías como Alphabet, Capgemini o Teleperformance. Por su parte, el Microbank Fondo Ecológico Estándar FI es un fondo de fondos sostenibles de terceros que se anota un 13,5% en 2020 y un 7,6% en los últimos cinco años. Estos tres productos también se sitúan entre los mejores del lustro.

Con un retorno acumulado del 10,3% en el año encontramos a otro fondo de fondos, el Sabadell Economía Verde Base FI, que está a punto de cumplir un año de vida (se lanzó en diciembre de 2019) y que se posiciona en vehículos con un sesgo climático, como el Amundi Funds - Global Ecology ESG M2 EUR (C).

Una tendencia aún residual

En cualquier caso, la inversión sostenible continúa siendo una gota en el océano de fondos en España. Lo puso de relieve Jorge Medina, técnico del departamento de supervisión de gestoras de la CNMV, en una jornada sobre sostenibilidad celebrada por este organismo el pasado 21 de octubre: el patrimonio que destinan las entidades españolas a fondos que incluyen criterios ASG en su política de inversión sigue representando -con datos hasta agosto de 2020- solo un 2,76% del patrimonio total. En número de fondos, un 3,41%. Estos datos siguen muy alejados de los de países tan avanzados como Suecia, donde el 48% de los fondos ya sigue criterios responsables.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin