Bolsa, mercados y cotizaciones

La banca volverá a dividendos de más allá del 4% con cargo a 2021 y del 7% en 2022

  • Santander y BBVA liderarán la retribución al accionista con pagos del 6%
  • El dividendo se reducirá a la mitad, pero será más rentable
Ana Botín, presidenta del Banco Santander.

La banca española se ha propuesto encontrar un catalizador a su cotización en mínimos históricos con la promesa de recuperar la retribución al accionista cuando Fráncfort levante la mano. De momento, el Banco Central Europeo (BCE) extendió la recomendación de no distribuir dividendos hasta el 1 de enero de 2021, medida que todos acatan en el sentido estricto de que no provoque una salida de caja. Banco Santander, eso sí, ha anunciado que aprobará en su junta de octubre una ampliación liberada de capital a repartir entre los inversores por un importe equivalente a 0,10 euros por acción con cargo a 2019. Consulte aquí el calendario de próximos dividendos de la bolsa española

El mercado tenía marcado en el calendario el mes de octubre como el momento en el que las entidades se pronunciarían sobre el futuro de sus pagos. Además del Santander, ya lo han hecho BBVA, CaixaBank -una vez absorbida Bankia- y Liberbank. Fuentes del sector aseguran que Unicaja lo hará próximamente y Bankinter no presenta ningún problema para seguir retribuyendo a sus accionistas. La duda reside en Banco Sabadell, según las previsiones de los expertos. El consejo de administración del banco se reunirá un día antes de que presente resultados trimestrales, cuya fecha prevista es el 23 de octubre.

Dividendos previstos para la banca española en 2020,2021 y 2022.
Dividendos previstos para la banca española en 2020,2021 y 2022.

La retribución al accionista alcanza, de media, una rentabilidad del 4,3% con cargo a 2021 y del 6,7% en 2022. Ahora bien, su importe será la mitad de lo fue con cargo a 2018 (considerando que la retribución en 2019 se ha visto alterada por la pandemia). En el caso de que las entidades decidieran distribuir una mínima parte del beneficio de este año, el retorno medio no alcanza el 1%, según las previsiones, con la salvedad de Banco Santander. Si se toma como referencia los 0,20 euros -0,10 del pago a cuenta del año pasado y los otros 0,10 de la ampliación liberada- este pago renta un 12,5% a los precios actuales.

La mayor rentabilidad

La entidad que preside Ana Botín abrió la veda esta semana y ha sido la más concreta hasta el momento sobre la futura retribución al accionista. Santander también aprobará el reparto de un dividendo de 10 céntimos en metálico con cargo a 2020, pagadero el año que viene. Este importe supone menos de la mitad de los dividendos abonados en 2017 y 2018, con 0,22 y 0,23 euros, respectivamente. De cara a 2021 y 2022, los analistas prevén que el pago de Santander se mantenga aún por debajo, en 10 y 14 céntimos, en cada caso, que rentan en la actualidad un 6,2% y 9,1%, considerando que los títulos de la entidad están en mínimos de 1992.

BBVA, por su parte, ha anunciado su intención de volver al dividendo en metálico "a partir de 2021". La entidad sí pagó la totalidad del dividendo con cargo a 2019, de 0,26 euros, y la previsión es que vuelva a retribuir con cargo a 2020, aunque de forma residual -3 céntimos por título-. Es de cara a 2021 cuando la rentabilidad de sus pagos se dispara hasta el 5,6%, considerando un pago de 0,12 euros, y roza el 8% en el dividendo previsto por los analistas de 17 céntimos brutos con cargo a las cuentas de 2022. Hay que tener en cuenta, como en el caso de toda la banca nacional, que su acción cotiza en mínimos -en su caso, de 1995-, lo que eleva significativamente la rentabilidad del dividendo; catalizador que el mercado no está recogiendo.

En el caso de CaixaBank, las previsiones aún están en barbecho a la espera de que se concrete la fusión con Bankia en tiempo y forma. La nueva cúpula de CaixaBank (nombre que mantendrá la entidad resultante) aspira a un dividendo del 30% del beneficio, siguiendo con la política de remuneración de la firma catalana y que los accionistas de Bankia parte de este dinero con cargo a los resultados de este año.

Más allá, el consenso prevé 9 céntimos de dividendo con cargo a 2021, año en el que, en principio, comenzarían a retribuir de nuevo, que renta un 4,6%. No obstante, este importe es la mitad que los 17 céntimos que abonó en 2018. De cara a 2022, la previsión es que aumente su retribución un 33%, hasta los 0,12 euros por acción.

Una vuelta con dudas

"El objetivo es retomar una política de remuneración atractiva, combinando programas de recompra de acciones con pagos en metálico", reconoció Liberbank este jueves, gracias a su exceso de capital (CET1 fully loaded del 14%). En cambio, los analistas no prevén dividendo con cargo a las cuentas de 2020, después de que el de 2019 haya sido cancelado. Sí contemplan que vuelva a distribuir un céntimo por acción a partir de 2021, que renta un 3,6%.

La gran duda cae sobre Banco Sabadell. No se espera retribución con cargo a 2020, después de que este año haya cancelado la mitad de su pago -de 0,04 euros-. Abonará, apunta el consenso, 1 céntimo con las cuentas de 2021, que rentan un 3% a los mínimos a los que cotiza.

Unicaja y Bankinter, los siguientes

No se han pronunciado sobre el futuro de su dividendo, pero la intención de Unicaja y de Bankinter es la de recuperarlo en cuanto sea posible. En ambos casos, los analistas creen que retribuirán ya con cargo a este ejercicio, aunque de manera residual. Unicaja contará con el pago más atractivo a partir de 2021, cuando se esperan 3 céntimos por acción y 4 céntimos en 2022, con rentabilidades del 4% y 6,3%. Bankinter volvería a retribuir en 2021 con 0,13 euros, un 55% menos que con cargo a 2019, que rentan un 3,4%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud