Bolsa, mercados y cotizaciones

El S&P 500 vuelve a las 'tablas' en 2020 pero la divisa le resta ya un 5% al inversor europeo

  • La incertidumbre presiona al dólar y al interés de la deuda de EEUU
  • Y lleva al oro a registrar nuevos máximos de los últimos años
  • Pero las bolsas prefieren agarrarse a los estímulos y suben

La incertidumbre latente presionó este lunes al dólar hasta llevar al euro a apreciarse ya un 5% en 2020, llegó a hundir el interés que se exige a la deuda de EEUU con vencimiento a 10 años por debajo del 0,6% -zona de mínimos históricos- y empujó al oro hasta un nuevo máximo de los últimos años, pero las bolsas prefirieron mirar para otro lado -el S&P 500 subió un 0,74%, el Dow Jones un 0,43% y el Nasdaq 100 un 1,67%-, y confiar en los estímulos fiscales que se aprobarán esta semana y en que la Fed mantenga el tono expansivo en la reunión de este miércoles.

Entre las razones para el optimismo de Wall Street se encuentran principalmente los avances de la vacuna de Moderna y la fortaleza de la tecnología, en plena temporada de resultados. Entre los motivos para el pesimismo, los ya conocidos: que EEUU es actualmente el epicentro de la pandemia de coronavirus y las tensiones de la primera potencia con China.

La semana aclarará su rumbo tras la reunión sobre política monetaria de la Reserva Federal (Fed), aunque las previsiones hablan de un mensaje que confirma que los tipos de interés bajos están aquí para quedarse. Quizá uno de los motivos técnicos que mantienen el apetito por el riesgo, es decir, por las bolsas.

Presión sobre el dólar

Con más de 4,23 millones de infecciones y una economía altamente dependiente del sector servicios, el dólar se correlaciona negativamente con la salud de la economía global. Una coyuntura que en estos momentos sopla a favor de Europa, Japón y China a expensas del impacto que pueda tener una posible segunda ola de casos. No obstante, buena parte de las métricas ya apuntaban a una sobrevaloración de la divisa estadounidense, que ahora no encuentran respaldo en los fundamentales.

"La reunión de esta semana del Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC) de la Fed abrirá un período comprendido entre agosto y mediados de septiembre en el que los mercados deberían fijar el precio de una política cada vez más moderada a través de tasas reales más bajas. Esto debería respaldar los activos de riesgo y pesar sobre el dólar estadounidense", determina Matthew Hornbach, estratega de Morgan Stanley.

El refugio del oro

Mientras la debilidad del dólar se materializa, "el oro se beneficia ante la búsqueda de refugio", destaca Stephen Innes, estratega jefe de mercados globales de AxiCorp, en una nota a sus clientes. Prueba de ello llegó el lunes con la onza tocando un nuevo récord en los 1.944 dólares, superando así los 1.921 dólares fijados en 2011. Este metal precioso acumula una rentabilidad del 27% en lo que llevamos de año y según los analistas de UBS llegará a alcanzar los 2.000 dólares antes de fin de año, impulsado por los bajos tipos, un dólar más débil y la tensión entre Estados Unidos y China.

Si bien los fundamentos son claramente bajistas para el dólar, la pregunta es si esto supondrá un cambio estructural para la divisa más allá del próximo año. De hecho, desde Nomura, su economista jefe, Robert Subbaraman, prevé ya una senda descendente en el dominio del billete verde a nivel global fomentado no solo por los déficits del país sino también por una mayor coordinación fiscal entre los miembros de la Unión Europea y el futuro impacto de las divisas digitales de los bancos centrales, lideradas especialmente por China.

Sin cambios técnicos

"No se podrá hablar de un techo temporal en los ascensos que se iniciaron en los mínimos de marzo en la tecnología mientras el Nasdaq 100 no cancele esta serie semanal alcista, para lo cual esta semana debería de perder al cierre niveles de 10.313 puntos", opina Joan Cabrero, asesor de Ecotrader

En cambio, respecto al Dow Jones, el analista técnico subraya su incapacidad para superar las resistencias que tiene en las 27.580 unidades, algo que es "de todo menos un signo de fortaleza".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin