Bolsa, mercados y cotizaciones

Wall Street vuelve a caer otro 2% y se aproxima a los niveles que pondrían punto final al rebote

  • El presidente de la Fed insiste en que el organismo no usará tasas negativas
  • La bolsa de Nueva York sufrió el martes caídas del 2% en sus índices
  • No obstante, el rebote de las últimas semanas sigue vivo, según análisis técnico

Las reticencias respecto la 'reapertura' de la economía de EEUU elevaron la incertidumbre entre los inversores. El Dow Jones cae un 2,17%, hasta los 23.247,97 puntos; el S&P 500 cede un 1,75%, hasta los 2.820 enteros, y el Nasdaq 100 registra un descenso del 1,23%, hasta los 9.000,08 puntos.

El soufflé parece que empieza a desinflarse en las bolsas mundiales. Ante una pandemia que sigue apretando, la confianza en volver pronto a la normalidad parece evaporarse. Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, ha admitido la gravedad de una crisis "sin precedentes" yha trasladado la responsabilidad de resolver la crisis económica a los legisladores y al presidente.

Previamente, Donald Trump arremetió de nuevo contra Pekín, al asegurar que un centenar de acuerdos comerciales con el gigante asiático "no serían suficientes" para compensar las pérdidas de lo que denominó "la Plaga de China", en referencia a la pandemia.

Esta semana, los senadores republicanos presentaron un proyecto de ley, que permitiría a Trump imponer sanciones a China si el Gobierno de Xi Jinping no da una "explicación completa" sobre el brote de coronavirus.

Uno de los asuntos que centraban más la atención en el discurso de Powell era su pronóstico respecto los tipos de interés. Actualmente están en la horquilla del 0%-0,25%, pero cada vez más analistas ven más probable que próximamente caigan a terreno negativo. Una posibilidad que ha vuelto a rechazar Powell.

"La opinión del Comité [de Mercados Abiertos (FOMC)] sobre las tasas negativas no ha cambiado y no es algo que estemos considerando", ha afirmado el presidente de la Reserva Federal.

La volatilidad implícita para dentro de treinta días supera de nuevo los 30 puntos, un nivel que señala un cierto grado de temor y elevada incertidumbre en el mercado. El indicador supera de nuevo los 36 puntos tras ascender desde los 27 puntos del lunes -que no se veían desde el 25 de febrero-, coincidiendo con las palabras de Powell.

El índice del miedo marcó mínimos del año en los 13,68 puntos de febrero y desde ahí se disparó un 500% hasta los 82,69 puntos, su mayor nivel desde que hay registros -superior incluso a la crisis financiera de 2008 y al estallido de la burbuja de las puntocom. Desde ese máximo, el indicador ha descendido casi un 60% y se aproxima más a los mínimos anuales.

Las subidas podrían estar llegando a su fin

Hace solo unos días que desde Goldman Sachs apuntaron que esperaban una caída del S&P 500 del 18% en los próximos tres meses. Hoy, el inversor David Tepper, fundador del fondo de cobertura Appaloosa Management, ha dicho que el mercado de valores actual es "quizás el segundo más sobrevalorado" que ha visto, por detrás incluso de la burbuja de las puntocom en 1999.

"El rebote sigue vivo", insiste un día más Joan Cabrero, asesor de Ecotrader. Según sus cálculos, el rebote de la renta variable norteamericana de las últimas semanas, que comenzó a mediados de marzo, no podrá darse por 'muerto' mientras los selectivos se mantengan por encima de sus soportes.

En el caso del Dow Jones, los niveles a vigilar 'por abajo' se encuentran en los 22.940 puntos y en el S&P 500 están en los 2.790 enteros. No obstante, el analista técnico recuerda que ambos índices "no han tenido la fuerza suficiente" para marcar nuevos máximos en el rebote, a diferencia del Nasdaq 100.

"Solamente los índices tecnológicos han conseguido marcar nuevos máximos y esto debe ser vigilado puesto que esto suele indicar que el rebote ya comienza a encontrar serias dificultades para seguir avanzando, lo cual podría ponernos sobre la pista de un inminente techo dentro del mismo", avisa el experto.

Los principales indicadores bursátiles de la Bolsa de Nueva York han caído un 2% por segundo día consecutivo. Si el S&P 500 pierde los 2.790 puntos (y está a poco más de un 0,5%) se daría por finiquitado el rebote que comenzó a finales de marzo tras la corrección, y el índice podría caer hasta otro 11%, hasta los 2.475 puntos, apunta Cabrero.

Por su parte, al Dow Jones le separaba todavía en torno a un 1,5% de su nivel de soporte.

El petróleo 'Brent' vuelve a caer por debajo de los 30 dólares

El precio de los futuros del Brent cae en torno a un 2,5% con respecto al martes y se sitúa en los 29 dólares por barril. En lo que va de ejercicio, pierde un 56%.

Por su parte, el precio de los futuros del West Texas cede un 1,5%, hasta los 25,4 dólares por barril y acumula un descenso del 58% desde enero.

La OPEP ha presentado su informe de mercado mensual y se extraen algunas conclusiones, como que la demanda mundial para 2020 se ha revisado en 2,2 millones de barriles diarios menos, hasta los 90,6 millones de barriles diarios desde los 92,8 millones que se anunciaron en el informe anterior, según informan desde Bloomberg.

En cuanto a la demanda, se prevé una caída interanual en 2020 de 9,07 milones de barriles diarios frente a los 6,85 millones de los que se hablaba en el informe previo. La demanda estimada del petróleo producido por los países de la OPEP en 2020 es de 24,3 millones de barriles diarios, sin apenas cambios con el dato anterior. Desde la organización esperan que, en conjunto, las naciones que integran la OPEP produjeron 30,4 millones de barriles diarios en abril, 1,8 millones más.

El oro retoma las subidas

El metal precioso sube un ligero 0,7% con respecto al martes y alcanza la cota de los 1.718 dólares por onza. En lo que va de año, la rentabilidad del oro está cerca del 13%. Este avance tiene lugar a raíz de los comentarios de Jerome Powell este miércoles, en los que ha señalado las consecuencias que tendrá la pandemia en la economía.

Por otro lado, el euro permanece sin cambios importantes en la zona de los 1,081 dólares, aunque retrocede un ligero 0,3% frente al billete estadounidense. El euro se deprecia un 3,6% desde enero frente al dólar.

El euro apenas se ha recuperado en los últimos días de la llamada de atención del Tribunal Constitucional de Alemania al Banco Central Europeo (BCE) de la semana pasada, que le dejó a un 1% de los mínimos de la crisis del coronavirus -los 1,068 dólares que registró el 20 de marzo-. Este suelo para el cruce de divisas no se veía desde principios de 2017.

La pandemia global ha vuelto a saltar la costuras de la unión monetaria y a evidenciar su debilidad, y ante cada incremento de la tensión el dinero prefiere el dólar. Una fragilidad que remarcan las peores previsiones de contracción de la actividad y un indicador poco consultado pero revelador: el diferencial entre los seguros de impago (los CDS) sobre Alemania y Estados Unidos se amplía y eso señala un billete verde más fuerte.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin